Compartir
Publicidad
Xiaomi Redmi 4X, análisis: autonomía envidiable a precio imbatible
Análisis

Xiaomi Redmi 4X, análisis: autonomía envidiable a precio imbatible

Publicidad
Publicidad

Xiaomi se ha hecho muy popular estos últimos años gracias a su política de fabricar smartphones con una relación calidad-precio prácticamente inmejorable. Quizás los teléfonos más llamativos de la compañía china sean los de gama alta, cuyo hardware es de lo más potente que existe y su precio es realmente bajo, pero su gama media y media-baja también es digna de mencionar.

Uno de esos smarphones de gama media-baja es el Xiaomi Redmi 4X que va a protagonizar este análisis. Se trata de un teléfono que, con el precio al que se vende, es difícil reprocharle demasiadas cosas, destacando en el apartado de la batería, pero que no está falto de fallos, como cualquier terminal que se precie.

Xiaomi Redmi 4X, especificaciones técnicas

Estamos ante un teléfono, sobre todo, económico, pero que tiene algunos puntos muy interesantes que le hará destacar sobre otros terminales de la competencia. En la siguiente tabla mostraremos cuáles son sus mejores características y cuales son las más flojas de este Xiaomi Redmi 4X.

Xiaomi Redmi 4X, especificaciones
Dimensiones físicas 139.2 x 70 x 8.7 mm mm
150 gr.
Pantalla 5 pulgadas
Resolución 1.280 x 720 píxeles, 294 ppp
Procesador Snapdragon 435
Octa-core 1,4 GHz
Procesador gráfico Adreno 505
RAM 2/3 GB
Memoria 16/32 GB + microSD hasta 256 GB
Versión Android 6.0 Marshmallow + MIUI 8
Conectividad Wi-Fi 802.11 b/g/n
GPS con soporte A-GPS
GLONASS
Bluetooth 4.2

LTE
Sensor de huellas
Radio FM
Sensor infrarrojos
Cámaras Trasera: 13 MP con apertura f/2.0 y PDAF
Frontal: 5 MP con apertura f/2.2
Batería Batería Li-Po, 4.100 mAh, no extraíble
Acceso a Google Play Sí, de serie
Precio 105€

Bien, si nos centramos en los datos puros y duros, vamos a empezar comprobando que estamos ante un teléfono compacto por su pantalla de 5 pulgadas, que viene con una suficiente resolución HD y usa tecnología IPS. Con estos primeros datos, la densidad de píxeles se queda en 294 ppp.

Si hablamos de su potencia, nos vamos a encontrar con un procesador Snapdragon 435, un octa-core a 1,4 GHz y la GPU Adreno 505. A este chip le acompañan 2/3 GB de RAM y 16/32 GB de almacenamiento ampliable con tarjetas microSD de hasta 256 GB. La versión que veremos en este análisis es la más humilde, de 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento.

El Xiaomi Redmi 4X es un smartphone de gama de entrada con unas especificaciones más que suficientes, aunque echamos de menos el NFC.

En el apartado de conectividad, este Redmi 4X va bastante bien servido al contar con LTE, GPS con GLONASS, Bluetooth 4.2, radio FM y hasta un sensor infrarrojos, pero se nos ha perdido por el camino el chip NFC. En este aspecto un usuario medio estará satisfecho, siempre que no esté acostumbrado a pagar con el móvil.

En cuanto a las cámaras, tenemos en la parte trasera un sensor de 13 MP con apertura f/2.0, PDAF y un flash LED, mientras que en el frontal tenemos una cámara de 5 MP con apertura f/2.2. Donde cualquier usuario estará satisfecho es en la batería, pues tiene una capacidad de 4.100 mAh, aunque no contamos con carga rápida.

Trio Capturas 1

Para el software nos toca apañarnos con Android 6.0 Marshmallow con su propia ROM, MIUI 8.0. Otro de los aspectos en los que destaca es en su precio, y es que sólo habrá que pagar unos 105€ Gearbest para hacerse con la versión más humilde de este terminal, el cual destaca por su tamaño de batería.

Como hemos visto en las especificaciones, podemos situar a este teléfono en la gama de entrada, dejando el espacio de la gama media a su hermano mayor, el Xiaomi Redmi Note 4X, con el que tiene en común la capacidad de la batería. Como nos tiene acostumbrados el fabricante chino, es un smartphone con una relación calidad-precio muy difícil de superar.

Un diseño nada fuera de lo común, pero muy cómodo en la mano

Img 0281

Salvo en contados terminales, como el innovador Mi Mix, Xiaomi no suele hacer smartphones que destaquen por el diseño, aunque tampoco puede decirse que sean teléfonos feos. Esto no cambia en el Redmi 4X, cuya parte trasera está fabricada en aluminio que da la sensación de estar bastante bien acabado, sobre todo si tenemos en cuenta su precio.

Vamos a empezar el respaso por su diseño en la parte delantera, donde encontramos su pantalla de 5 pulgadas ocupando la mayoría del espacio. Los biseles alrededor del panel están bien ajustados, aunque sin llegar a los niveles de un Galaxy S8. Si nos fijamos en el borde inferior, vemos que está bien aprovechado por la presencia de los botones capacitivos y un LED de notificaciones.

En cuanto a los botones capacitivos, la mala noticia es que no se retroiluminan, con lo que tendremos que adivinar cuál estamos tocando cuando no hay demasiada luz. Cuando hay una iluminanción abundante, los botones se ven sin problemas (en la versión en negro al menos). En la parte superior, como es habitual, tenemos el altavoz, sensores y cámara

Img 0273

Pasando a la parte trasera, podemos comprobar que el material elegido es el aluminio. En la parte superior de la espalda, pegados a la esquina superior derecha, tenemos la cámara y el flash LED, un poco más abajo y centrado, está el sensor de huellas y, en la mitad inferior, el logo del fabricante.

En cuanto a los bordes, en el superior el conector mini-jack, el micrófono de cancelación de ruido y un sensor de infrarrojos para utilizar el teléfono como mando a distancia. El borde inferior tiene el conector microUSB flanqueado por las rejillas correspondientes al altavoz y al micrófono.

En cuanto a los laterales, el izquierdo está limpio salvo por la bandeja para las tarjetas nanoSIM/microSIM y microSD. El lado derecho es donde se sitúan los botones de encendido y volumen, los cuales tienen un buen recorrido y no resultan duros ni blandos a la hora de pulsarlos.

El Xiaomi Redmi 4X no llama la atención físicamente hablando, aunque a la hora de agarrarlo, debido a su tamaño, es realmente cómodo.

Debido a su tamaño, el Redmi 4X es un teléfono muy cómodo a la hora de sostenerlo en la mano y llevarlo en el bolsillo. Debido a que no comete el error de otros fabricantes de poner unos marcos exagerados, puedes sujetar el móvil con una sóla mano y llegar a casi todas las áreas de la pantalla sin mucho problema (aunque siempre depende de lo largos que sean los dedos de cada uno).

En definitiva, no es un teléfono que vaya a atraer miradas, pero su tamaño hace que resulte realmente cómodo de llevar, pudiendo, en muchos casos, usarse con una sóla mano. Aunque el teléfono es resbaladizo, no llega a los niveles del Nubia M2 Lite y, de nuevo, al ser un terminal compacto, tendrás más seguridad a la hora de agarrarlo.

Una pantalla decente en todas las situaciones

Img 0286

La pantalla es el elemento que más miramos y a través del cual interactuamos con nuestro smartphone, por lo que los fabricantes están cuidando cada vez más este aspecto. Ahora, a la hora de juzgar la calidad de un panel, hay que mirar con más detalle, pues las diferencias suelen ser mínimas.

En el Xiaomi Redmi 4X nos encontramos con una pantalla de 5 pulgadas y resolución HD, que todavía resulta bastante adecuada. Si hablamos de la calidad de este panel IPS, tenemos que decir que, en general, se desenvuelve bastante bien, con un brillo más que decente y unos ángulos de visión muy buenos.

La pantalla del Xiaomi Redmi 4X se ve bastante bien, y en exteriores, a pesar de que los reflejos pueden jugar una mala pasada, la experiencia no es mala

Quizás donde más flaquea sea en exteriores, como casi todos los móviles de gama media-baja, pues los reflejos pueden hacer que la experiencia a la hora de ver contenido sea más bien regular. Si subes el brillo al máximo, incluso bajo la luz del sol, podrás ver relativamente bien lo que se muestra en la pantalla, siempre que, como hemos dicho, evites los reflejos.

En lo referente al táctil, su fluidez es bastante buena, con muy poco retraso en situaciones normales. La pantalla responde con bastante precisión a nuestros toques, aunque hemos notado que, muy de vez en cuando, le cuestra detectar cuando hacemos el gesto de pinza para hacer zoom.

Rendimiento suficiente y una autonomía de notable alto

Trio Capturas 2

Cuando hablamos de rendimiento en estos últimos tiempos, muchas veces damos por sentado que tendrá un buen nivel de fluidez, sobre todo gracias a la mejor optimización en el software y la evolución de los procesadores. Incluso en la gama de entrada, en la que se sitúa el Redmi 4X, es fácil encontrar terminales con una fluidez más que decente.

El cerebro de este teléfono es el Snapdragon 435, el más reciente de los procesadores de Qualcomm para la gama de entrada, Para gestionar la multitarea existen dos versiones, una con 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento y otra con 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, siendo el más humilde el que estamos analizando en este artículo.

En los primeros minutos de uso del Redmi 4X nos encontramos con algo más de lag del esperado, e incluso con un reinicio del launcher, aunque desde entonces no hemos vuelto a experimentar ninguno de estos problemas. En cuanto al día a día, se desenvuelve bien si hablamos de tareas sencillas como acceder a nuestro correo electrónico o aplicación de mensajería instantánea.

El rendimiento, en general, es bastante decente, es difícil que un usuario de este teléfono vaya a tener muchos problemas.

No obstante, lo limitado del hardware se hace notar en tareas un poco más complicadas, tales como la navegación a través de determinadas webs, e incluso lag ocasional a la hora de escribir con el teclado. El movimiento por los menús de ajustes y pantallas de inicio son bastante fluidos.

A la hora de ejecutar juegos notaremos una carga algo lenta, aunque una vez empiezas la experiencia es bastante pasable. En los títulos más exigentes, como es normal en este tipo de dispositivos, notaremos que los fps son bajos, e incluso puede que la experiencia sea poco fluida en general.

Algo no demasiado frecuente en móviles de su precio es que trae un sensor de huellas, que se sitúa en la parte trasera del dispositivo. Su funcionamiento es bueno, no es el más rápido, pero sí reconoce la huella de forma muy precisa. En ningún momento hemos notado que fallara o tardara más de la cuenta.

En la batería es donde encontramos el punto más fuerte de este teléfono, que con sus 4.100 mAh nos asegura una buena autonomía. En la práctica, gracias a que el procesador no es de alto rendimiento y, sobre todo, por su pantalla de pequeño tamaño y resolución HD en lugar de FullHD, no resulta nada difícil llegar a los dos días completos.

Un usuario medio que use redes sociales, chat, correo y hable por teléfono podra llegar sin mucho problema de ocho a diez horas de pantalla a un brillo medio de un 35%. Como es normal, si se le da mucho trabajo continuo a la GPU con juegos, notaremos como el indicador de batería baja con mayor rapidez y no será fácil pasar del día de duración antes de acudir al cargador.

Lo mejor de este terminal es la autonomía, superando las 11 horas y media en el test PCMark, aunque lo malo es que no disponemos de carga rápida.

Como no puede ser de otra forma, hemos realizado el test con PCMark para comprobar cuánto tiempo aguantaba hasta llegar al 20%. Su resultado de 11 horas y 34 minutos, con la pantalla todo el rato a un 50%, nos demuestra que cualquier usuario medio puede pasar dos días sin enchufar el teléfono al cargador

El único punto negativo que le podemos achacar al apartado de la autonomía es que no dispone de carga rápida, lo que hace que, con su generosa capacidad, sobrepase con creces las dos horas y media el tiempo necesario para cargarse. Aun así, cualquier usuario que adquiera el Redmi 4X estará satisfecho con su autonomía.

Duo Capturas 1

XIAOMI REDMI 4X

XIAOMI REDMI NOTE 4X

MOTO G5

WIKO U FEEL PRIME

SAMSUNG GALAXY J5 (2016)

PROCESADOR

Snapdragon 435

Snapdragon 625

Snapdragon 430

Snapdragon 430

Exynos 7870

RAM

2 GB

3 GB

2 GB

4 GB

2 GB

ANTUTU

42.959

61.454

45.741

43.704

44.817

GEEKBENCH SINGLE/MULTI

676/1.996

822/3.034

628 / 2.557

626/2.052

1.394 / 3.352

Un software muy personalizado, como nos tiene acostumbrados MIUI

Una de las cosas que pueden molestar un poco a los usuarios es que el Redmi 4X usa Android Marshmallow en pleno 2017, con MIUI 8 como capa de personalización. A nivel de uso, especialmente si alguien está acostumbrado a las ROMs del fabricante chino, no hay ningún problema, funciona con una fluidez más que decente.

Como muchos ya sabrán, MIUI se sigue resistiendo a incluir cajón de aplicaciones, usando pantallas de inicio adicionales para alojar las diferentes aplicaciones que se instales en el dispositivo. En este punto es una cuestión personal de cada uno si le molesta o le gusta esta forma de distribuir las pantallas de inicio, aquí el debate será eterno.

Trio Capturas 3

Como mucha gente sabe a estas alturas, MIUI no sólo se limita a la personalización estética, sino que trae consigo diversas funciones que, sin ser originales, pueden resultar útiles en algún momento. Una de las funciones que se centran en la privacidad es 'Segundo espacio', el cual, como en otros dispositivos, crea una zona privada separada de la principal.

Otra función, que sentará bien a personas mayores, es el modo simplificado que, como puedes ver en algunas capturas, hace que las pantallas de inicio alojen baldosas grandes y la fuente de letra sea mayor. Lo curioso es que, para acceder al modo simplificado en este terminal, necesita ser reiniciado, tanto para entrar como para salir de él.

Trio Capturas 4

Existe también un modo niños, en el que podrás activar ciertas aplicaciones y que los más pequeños de la casa, cuando tengan tu teléfono, no ande donde no debe. También tenemos un modo a una mano, que se activa al arrastrar un dedo por los trs botones capacitivos, que permite reducir el tamaño de pantalla a 4 o a 3,5 pulgadas, según lo hayas configurado.

Tiene algunas funciones más, pero estas son las más destacadas. En cuanto a las sensaciones a la hora de navegar por la interfaz, la experiencia ha sido positiva, sin apenas retraso a la hora de entrar en los diferentes menús. En general, a pesar de lo agresiva de la personalización, la experiencia de uso no se verá demasiado perjudicada.

Cámara aceptable en la mayoría de situaciones

Si nos fijamos en las especificaciones de la cámara del Xiaomi Redmi 4X, encontraremos que no destacan demasiado, aunque no están mal para el rango de precios en el que se mueve. Contamos con un sensor trasero de 13 MP con apertura f/2.0 y uno delantero de 5 MP con apertura f/2.2 que deberían dar unos resultados suficientes.

La calidad de las fotos durante el día es bastante aceptable, con una representación de los colores fiel a la realidad, siempre y cuando captures las imágenes en condiciones de luz ideales, es decir, que sea una escena bien iluminada y no sea demasiado compleja. En este tipo de composición la cámara va a dar unos resultados buenos.

Img 20170508 161602

Pero el problema que nos enfrentamos con muchos smartphones de esta categoría es que el rango dinámico es bastante pobre, dejando escenas en las que tienes que elegir entre zonas quemadas y zonas oscuras que muestran muy poco detalle. En lugares donde haya bastante sol y sombra la diferencia se nota mucho, como podrás ver en la galería más abajo.

Hdr Vs Sinhdr A la izquierda está la foto con HDR, mientras que la de la derecha lo tiene desactivado

Si te encuentras habitualmente en escenas como la que acabamos de describir, entonces tendrás que acudir al socorrido HDR, que solventa bastante bien la situación, al menos lo suficiente como para que la foto sea digna de publicar en las redes sociales. Tanto el enfoque como la toma de la fotografía son bastante rápidas, incluso en el modo HDR, que sólo se toma un segundo más en procesar la imagen.

Img 20170510 140611

Si nos vamos a un interior para hacer fotografías, nos encontramos con que la calidad de las imágenes son bastante decentes si las condiciones de luz son las ideales (sin exceso ni defecto de iluminación). Es posible notar que, en algunas zonas, al ampliar mucho la foto, se puede observar un mínimo de ruido, de lo contrario no se percibe nada.

Durante la noche, como es habitual, la calidad de las fotos cae bastante, pues podemos ver que la cantidad de detalles que se puede ver es mucho menor y el ruido se hace notar en gran medida. Los colores en las zonas que están bien iluminadas, como sucede durante el día, son bastante fieles, y la velocidad de captura es alta para ser de noche.

Img 20170506 003636

En cuanto a la interfaz de cámara, al igual que el software del teléfono, está muy personalizada, pero es realmente sencilla. Las opciones más importantes están muy a mano, como el HDR y el flash, que se encuentran en la parte izquierda, y los menús de filtros, de modos y el conmutador para la cámara delantera, se encuentran a la derecha.

Screenshot 2017 05 11 00 24 43 752 Com Android Camera

A nuestra disposición están un total de nueve modos, entre los que se encuentra el manual que, dicho sea de paso, sólo nos deja cambiar la sensibilidad ISO (entre 100 y 3.200) y ajustar el balance de blancos. Como suele suceder en muchos casos, estos modos son de un uso puntual, pero le puedes encontrar bastante utilidad al temporizador o al modo panorámico.

La fluidez a la hora de moverse por esta aplicación está fuera de toda duda, no se nota ningún tipo de retraso a la hora de seleccionar un menú o al cambiar de la cámara principal a la frontal y viceversa. La experiencia de uso es bastante positiva, y da la sensación de estar ante una app limpia, sencilla y muy funcional.

Xiaomi Redmi 4X, la opinión de Xataka Android

De un tiempo a esta parte, cuando hablamos de los smartphones de Xiaomi, nos vienen a la mente dos características principales, buena calidad y precio muy bajo. El Redmi 4X entra perfectamente en este grupo de teléfonos, incluso aunque lo consideremos gama de entrada (al menos en su versión de 2 GB de RAM).

La mejor cualidad de este teléfono es, sin duda alguna, su autonomía, apartado en el que sería perfecto si contara con alguna tecnología de carga rápida que hiciera que el móvil estuviera menos tiempo conectado al cargador. Gracias a que es fácil llegar a los dos días antes de enchufarlo, cualquier usuario que se compre este terminal quedará satisfecho.

Si hay algo que podamos destacar del Xiaomi Redmi 4X es su autonomía, donde ofrece unos números bastante buenos

Es bastante raro ver un teléfono compacto y con características más bien modestas traer semejante batería, sin ella estaríamos ante un smartphone simplemente normal. Otra parte positiva del Redmi 4X es lo cómodo que resulta tenerlo en la mano y en el bolsillo, justamente gracias a su tamaño.

La experiencia con MIUI ha sido agradable a pesar de haber comenzado con un reinicio del launcher en los primeros minutos de uso del teléfono. A partir de entonces la cosa ha ido bastante bien, aunque es cierto que algunos apartados de los ajustes deberían estar un poco más a mano. En cuanto a la ausencia de cajón de aplicaciones, lo dejamos a gusto de cada uno, pero en mi caso no ha sido ni mejor ni peor que con él.

Lo peor del teléfono ha sido que los botones capacitivos no se retroiluminen y, sobre todo, su pobre rango dinámico

Apartados realmente negativos es difícil asignarle a este terminal, quizás que los botones capacitivos no se retroiluminen sea uno de ellos, especialmente si hay poca luz en el lugar en el que estás. Otro punto que no nos ha gustado mucho es el rango dinámico en las fotos, que era realmente pobre y te obligará a tirar de HDR en esas situaciones.

Estamos ante un teléfono que tiene una relación calidad-precio muy difícil de superar, y va a resultar difícil encontrar un teléfono de estas características por poco más de 100€. A continuación, para que puedas valorar si merece la pena comprarlo, dejaremos nuestras valoraciones.

7,17


Diseño7
Pantalla7
Rendimiento6,5
Cámara6,5
Software7
Autonomía9

A favor

  • Buenos acabados
  • Tiene sensor de huellas, y no funciona nada mal
  • Muy buena autonomía
  • Precio muy atractivo
  • Muy cómodo en la mano

En contra

  • MicroUSB en lugar de USB-C
  • La cámara tiene un rango dinámico algo pobre
  • Sin carga rápida
  • Ausencia de NFC
  • Los botones capacitivos no se retroiluminan

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Gearbest. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos