Compartir
Publicidad
Aplicaciones con las que flipaste en su día: Viber
Aplicaciones Android

Aplicaciones con las que flipaste en su día: Viber

Publicidad
Publicidad

Cada mes que pasa se añaden unas 200.000 aplicaciones a Google Play y es imposible probarlas o recordarlas todas. Las nuevas pasan por encima a las antiguas a no ser que sepan renovarse para mantenerse relevantes. Hoy recordamos a una que quizá falló un poco en esto de la renovación: Viber.

Viber era y es una aplicación de comunicación y mensajería que en sus inicios se hizo extremadamente popular por ofrecer llamadas gratis a través de Internet de forma simple en una época en la que WhatsApp solo enviaba mensajes y poco más. ¿Qué fue de Viber?

¿Qué tenía de especial?

La primera vez que hablamos de Viber en Xataka Android fue en marzo de 2011, con un titular que resaltaba la cualidad que la hizo famosa: llamar sin pagar un céntimo. En iOS llevaba ya un año, desde 2010, y se lanzó con la idea de ofrecer una alternativa a Skype.

Viber tenía desde sus inicios funciones de mensajería, pero por aquel entonces la popularidad de WhatsApp empezaba a despegar de modo que realmente nadie le prestó mucha atención a nada aparte de lo importante: las llamadas gratis.

Es preciso poner en perspectiva la competencia del momento. El WhatsApp de aquel entonces no era el de ahora, y eso de hacer llamadas por WhatsApp no era sino un sueño lejano que no llegaría hasta 2015.

El WhatsApp de entonces no era tan multimedia como el de hoy en día, por lo que se planteaba más como una forma de enviar SMS gratis. Viber llenaba otro hueco importante: las llamadas gratis. Nacía el importante dúo WhatsApp - Viber, destinado a ahorrarte dinero a base de usar Internet en lugar de pagar a tu operadora por cada SMS y llamada.

Whatsappyviber WhatsApp y Viber en 2011

Así pues, igual que años atrás era prácticamente imprescindible tener una cuenta de Windows Messenger para ser considerado un ser humano, hubo una época en la que necesitabas tener WhatsApp y Viber o eras un descastado.

Las calidad de las llamadas en sí no era excesivamente alta (especialmente antes de 2013, cuando se actualizó con llamadas HD), sobre todo cuando la conexión era desde el móvil en vez de WiFi y si el operador no cooperaba demasiado en el asunto. Las llamadas VOIP sobre Internet era algo que por aquel entonces ponía muy nerviosas a las compañías de telefonía.

Viber realmente no reinventó ninguna rueda, pero se podía llamar a otras personas más fácilmente que con Skype

Al igual que en el caso de WhatsApp, Viber realmente no reinventó ninguna rueda. Ya existía por aquel entonces Skype y Nimbuzz en el móvil; Messenger, ICQ y más en PC, que podían hacer llamadas de audio a través de Internet desde el móvil. Su ventaja fue exactamente la misma que en el caso de WhatsApp: no necesitabas hacer una cuenta y añadir recíprocamente a otros usuarios: la cuenta se enlazaba a tu número de teléfono.

Así pues, con solo necesitabas instalar Viber ya podías hacer llamadas a aquellos de tus contactos que lo tuvieran instalado, y también recibirlas. La propia aplicación se integraba en la información de los contactos, de modo que hacer una llamada de Viber era casi tan fácil como hacerla normal. Pero gratis.

¿Qué ha sido de Viber?

Viber fue creado en 2010 por los israelís Talmon Marco e Igor Magazinnik, también creadores del programa de intercambio de archivos P2P iMesh. Curiosamente los creadores de Skype, al cual pretendía reemplazar, también habían creado con anterioridad un programa P2P: Kazaa.

Como comentábamos antes, en 2010 se lanzó en iOS y llegaría a Android a mediados de 2011. En su lanzamiento ya tenía lo importante (las llamadas) pero en sucesivas actualizaciones se añadieron los mensajes en grupo (2012), los emoticonos y stickers (2013), la versión para PC (2013) o el soporte para tablets (2013). Sí, 2013 fue un año muy activo para Viber.

Viber2012 Viber en 2012

Le costó unas cuantas actualizaciones a Viber lograr posicionarse como una aplicación de mensajería aceptable, pero para aquel entonces WhatsApp ya había conquistado la mayoría del terreno y empezaban a aparecer competidores hasta en la sopa. Ya no tenía que competir solo con WhatsApp, sino también con LINE (que ya tenía llamadas de voz en 2012), WeChat o Telegram, la "puntilla" que llegó en 2014.

En España Viber tuvo su momento álgido en 2011 y desde 2012 el interés se ha ido apagando hasta mantenerse bajo mínimos, aunque a nivel mundial los gráficos de Google muestran un extendido periodo de gracia: la aplicación empezó a perder popularidad a nivel global desde 2014.

Vibergoogletrends Gráfico de Google Trends sobre las búsquedas de Viber en España

Curiosamente, fue también en 2014 cuando Viber fue adquirido por la japonesa Rakuten por 900 millones de dólares, en cuya posesión se mantiene hasta ahora. La aplicación se sigue actualizando con frecuencia (la última versión es de hace dos semanas) y mantiene unas aceptables cifras de usuarios a nivel global: 260 millones de usuarios únicos mensuales, por encima de Telegram, LINE y Snapchat.

Gráfico Usuarios de aplicaciones de mensajería, 2018. Gráfico de Statista

Aunque en muchos lugares, como España, Viber prácticamente desapareció a partir de 2014, en Rusia siguió siendo extremadamente popular hasta tal punto que llegó a sobrepasar a WhatsApp en usuarios en 2016. Desde entonces su popularidad ha ido declinando también en Rusia aunque se sigue usando en masa en lugares como Kosovo, Serbia, Montenegro, Maldivas, Etiopía o Birmania.

¿Sigue teniendo sentido hoy en día?

Viberr Viber en 2018

A día de hoy, Viber es una aplicación de comunicación y mensajería que poco o nada tiene que envidiar al resto. La interfaz es agradable y tiene prácticamente las mismas funciones que WhatsApp. Desde un punto de vista púramente técnico, no hay ningún motivo de peso por el que Viber no tenga sentido hoy en día.

Viber "está bien", pero no te sirve de nada si tus amigos no lo usan

Ahora bien, como aplicación de mensajería y comunicación que es, estamos ante el mismo dilema de siempre: no te sirve de nada si tus amigos no la usan. Y si tus amigos no la usan hoy en día, vas a pasar un mal rato intentando convencerles a que se cambien, pues Viber hoy en día no tiene ninguna función estrella o única que lo diferencie del resto.

Viber hoy en día "está bien", lo cual es suficiente para mantener a los usuarios, pero no para traerlos de vuelta. Su condición de "vieja gloria" tampoco ayuda, pues es más fácil que alguien le de una oportunidad a una nueva aplicación que que vuelva a una que ya probó y terminó abandonando.

Así pues, corren tiempos difíciles para Viber, una aplicación que tuvo su momento de gloria sobre 2013 y que nos demuestra que a veces no es suficiente con llegar el primero: tienes que reinventarte y vigilar a la competencia para evitar que te quiten el puesto.

En Xataka Android | Aplicaciones con las que flipaste en su día: ZombieBooth

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio