Compartir
Publicidad

¿Hay alguien capaz de amenazar a Chrome en Android?

¿Hay alguien capaz de amenazar a Chrome en Android?
39 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace dos semanas os presentamos una lista en la que mostrábamos alguno de los mejores navegadores web que podíamos encontrar para nuestros dispositivos Android. Viendo vuestros comentarios, resultó bastante curioso ver como a pesar de ser el navegador más utilizado, Chrome era a la vez el que más críticas recibía por parte de los usuarios.

Y es que el navegador de Google para Android empieza a verse lastrado por los mismos problemas de rendimiento que sufre su hermano de sobremesa. ¿Pero entonces, cómo es posible que siga siendo el navegador más utilizado? Y lo que es más importante: ¿Hay alguna alternativa capaz de amenazar el reinado de Chrome en los dispositivos Android?

Los factores a favor de Chrome

La principal razón por la que Chrome sigue liderando el sector es en gran medida que es el navegador que viene instalado por defecto en Android, lo cual le da cierta ventaja a la hora de enfrentarse a unos usuarios que quizá, en su mayoría, son demasiado perezosos como para buscar una alternativa si lo que ya tienen les funciona medianamente bien.

El navegador de Google también cuenta con la ventaja el seguir siendo el más utilizado en los equipos de sobremesa y los ordenadores portátiles, por lo que la gente prefiere seguir utilizándolo en los móviles y tabletas para seguir manteniendo sus marcadores, historial y datos de logueo bien sincronizados entre sus diferentes dispositivos.

Chrome no es ni mucho menos el navegador más ligero del catálogo de Android, y tampoco el más completo ya que ni siquiera tiene soporte para las extensiones de su hermano de sobremesa, pero entre suposición dominante y el hecho de tener algunos estándares que no comparten con los demás navegadores, dándole esto una ventaja clave a la hora de acceder a ciertas webs, parece que su reinado seguirá manteniéndose durante una larga temporada.

Firefox, el alumno aventajado

Firefox

Si Google se tuviera que preocupar por alguno de los navegadores de la competencia, este sin duda sería Firefox, uno de los alumnos más aventajados y eterno aspirante, también en los equipos de sobremesa, a presentarse como uno de los competidores más sólidos del sector.

A su favor cuenta con que, igual que Chrome, tiene un sistema que le permite sincronizar marcadores, nombres de usuarios, contraseñas e historial entre dispositivos. Además, también cuenta con un aspecto que nada le tiene que envidiar al navegador de Google, y la mayoría de sus usuarios aseguran que es una alternativa ligera y eficiente.

El navegador de Mozilla, al ser un proyecto mucho más abierto, también que cuenta con la simpatía y una mayor confianza por parte de aquellos usuarios preocupados por su privacidad, y que cada vez desconfían más de la manera en la que Google, denominada por muchos como el Microsoft del siglo XXI, acaba haciéndose con todos nuestros datos.

Pero éticas a parte, Firefox también cuenta a su favor con el hecho de tener acceso a todas las extensiones que nos podemos encontrar en su versión de sobremesa, así como con un Marketplace que nos permite instalar y utilizar en Android todas las aplicaciones del catálogo de Firefox OS, algo que no mucha gente conoce y que seguro que le gustará a los más curiosos.

¿Qué deberían tener los demás?

Pero si Firefox, con todas sus aparentes ventajas con respecto a Chrome, no consigue consolidarse como una alternativa capaz de conseguir una gran cantidad de usuarios, ¿qué puede hacer el resto de navegadores para intentar hacerse con un hueco en nuestros dispositivos?

El primer factor en el que muchas personas parecen coincidir es en la importancia de tener un buen marketing. Google es conocido en todo el mundo, y si un navegador quiere aspirar a postularse como una alternativa necesitará invertir en darse a conocer y que la gente tenga ganas y curiosidad de saber qué es lo que les puede ofrecer.

Pero el marketing no lo es todo, por lo que los navegadores aspirantes necesitarían aprovecharse de los puntos débiles de Chrome con un buen catálogo de extensiones, una mejor fluidez y velocidad en la navegación y mejoras como modos nocturnos o algunos comandos gestuales que hemos visto en navegadores como Dolphin o UC Browser.

Igualmente importante debería ser el igualar las ventajas que presenta Chrome, y ya que no pueden aspirar a venir instalados por defecto en los dispositivos, deberían asegurarse de tener un diseño bien cuidado y un sistema de sincronización de datos de usuarios con sus versiones para escritorio.

Aun así, tal y como hemos visto al principio y por mucho que Chrome sea calificado cada vez más como un nuevo Internet Explorer, el navegador de Google aun domina claramente el sector tanto en dispositivos móviles como en equipos de sobremesa, por lo que vemos bastante difícil que haya alguien capaz de amenazar su reinado, por lo menos por ahora.

En Xataka Android | Los mejores navegadores web para Android

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio