Publicidad

Probamos OpenBoard: la alternativa de código abierto al teclado de Google
Aplicaciones Android

Probamos OpenBoard: la alternativa de código abierto al teclado de Google

Publicidad

Publicidad

Teclados para Android hay muchos, aunque pocos de código abierto. En lo particular, uno de los mejores teclados, desde hace unos años, es Gboard, el teclado de Google. Minimalista, muy personalizable, y con un sistema predictivo bastante acertado (algo normal, teniendo en cuenta todo lo que sabe Google de ti si le das permiso).

Un desarrollador acaba de publicar una alternativa de código abierto a Gboard. Nos ha parecido una aplicación interesante, por lo que la hemos probado para contarte cuál es la experiencia, y si vale o no la pena instalarla como reemplazo al teclado de Google.

Así es OpenBoard, el Gboard abierto

Openboard Inicio

La descripción que da el desarrollador de OpenBoard es que este es "un teclado de código abierto que no te espía". En otras palabras, según promete el developer, el teclado no recopila tus datos. Es un teclado de código abierto, con su correspondiente código disponible en GitHub. Podemos descargarlo en Google Play Store, de forma gratuita y sin anuncios.

OpenBoard es un teclado de código abierto que se pasa en la funcionalidad. Es parco a nivel de personalización, pero cumple con su cometido

Se instala como cualquier otro teclado, dando los correspondientes permisos y seleccionándolo como predeterminado. A nivel de interfaz, es parecido al teclado nativo de AOSP, aunque no exactamente igual. En este punto del diseño, aclarar que está bastante limitado a nivel de temas. No obstante, podemos elegir entre tema oscuro y tema claro, con o sin bordes.

Ajustes

A nivel de funcionalidades, se trata de una primera versión, por lo que es bastante simple. Podemos escoger a nivel de preferencias opciones clásicas de la mayoría de teclados, como la autocapitalización, doble espacio para poner punto, vibración, sonido, tecla de entrada de voz, etc.

No es un teclado tan completo como el de Google, pero tiene una buena correción automática, funciona de forma fluida y tiene una interfaz bastante limpia

En cuanto a la corrección ortográfica, el rato que lo hemos probado se ha comportado bastante bien, así que todo apunta a que cuando aprenda de nuestro uso lo hará aún mejor. Podemos bloquear palabras ofensivas, activar las sugerencias de correcciones, sugerir contactos y palabras, etc.

Si nos vamos a los ajustes avanzados, podemos configurar la duración de la vibración al pulsar, hacer que la barra espaciadora actúe como trackpad, configurar el retraso al mantener pulsado, etc. Ajustes básicos, para los que no buscan más que funcionalidad en un teclado.

Lo bueno de OpenBoard

Image 2020 01 31 12 10 24

Lo que más nos ha gustado de OpenBoard es el concepto en sí. Un teclado de código abierto, basado en el teclado AOSP, gratis y sin anuncios. El funcionamiento del mismo es bastante bueno, y podemos utilizarlo perfectamente como nuestro teclado habitual. Por otro lado, al ser una primera versión, cabe bastante margen de mejora, por lo que seguramente veamos más funciones conforme vayan llegando futuras actualizaciones.

Lo no tan bueno de OpenBoard

A nivel de personalización, OpenBoard está muy limitado. No solo cuenta con pocos temas sino que, por ejemplo, si queremos cambiar el tamaño debemos hacerlo mediante porcentajes, de una forma muy poco visual. Del mismo modo, a pesar de que se nos promete escritura gestual en cuanto instalamos el teclado, de momento no está activa, función importante para algunos usuarios.

Echamos también en falta modo a una mano, algunas integraciones como GIFs o portapapeles y demás, pero entendemos que pretende ser un teclado más simple. En caso de servidor, no es el mejor reemplazo para Gboard, ya que no lo supera en prácticamente nada. No obstante, es una buena opción de código abierto, por lo que recomendamos darle una oportunidad.

OpenBoard

OpenBoard

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios