WhatsApp se cae y realmente da igual salvo por una cosa: los grupos

WhatsApp se cae y realmente da igual salvo por una cosa: los grupos
Sin comentarios

Ha vuelto a pasar. WhasApp se ha caido y no se puede levantar, al menos de momento. Las caídas de WhatsApp eran un clásico frustrante de momentos especiales como el Año Nuevo, pero lo cierto es que hoy en día no importan tanto como antaño. La vida sigue, con o sin WhatsApp.

Sí, que la aplicación de mensajería más popular del mundo esté caída de forma global va a causar frustración, caos y confusión, pero lo cierto es que hoy en día hay tantas alternativas para chatear que si WhatsApp se cae casi seguro que puedes cambiar a otra app hasta que vuelva. Salvo en un caso: los grupos.

Los grupos, secuestrados en la caída

WhatsApp tiene unos 2.000 millones de usuarios en todo el mundo, de modo que cuando la aplicación deja de funcionar de repente para prácticamente todos y por un periodo de tiempo que ya empieza a ser largo, está claro que va a haber algo de drama. Para empezar, mucha gente no entenderá por qué el mensaje se queda con el mensaje del reloj, en lugar de enviarse como siempre.

Efectivamente, no es un problema de tu móvil, sino que los servidores de WhatsApp están caídos, lo que significa que la aplicación no se puede conectar a ellos ni para enviar ni para recibir mensajes. Básicamente, es igual que si usaras WhatsApp con el modo avión activado: no se puede usar para nada.

Holaeco

La buena noticia es que el panorama de móviles y aplicaciones en pleno 2022 no es el mismo que hace una década, cuando una caída de WhatsApp suponía un problema mayor. Hoy en día hay infinidad de alternativas para chatear y, puesto que los móviles van más holgados en memoria y almacenamiento, es más habitual tener instaladas al menos un par de aplicaciones para chatear.

Es más, aunque no lo hayas hecho, tienes unas cuantas alternativas ya en un móvil Android, quieras o no. Para empezar, la aplicación de Mensajes de Google, una vez se activan las funciones de chat (o RCS), funciona similar a WhatsApp. Además, la aplicación de Gmail tiene su propio chat con el cual puedes hablar con cualquier persona con una cuenta de Gmail, que es casi cualquier persona. Pero espera, que aún hay más: también encontrarás un chat en Google Fotos y en Google Meet (antes Google Duo).

Aplicaciones de chat hay para dar y tomar: Telegram, Instagram, Facebook Messenger, Signal, WeChat, Kakao Talk, Threema y cientos más, y es bastante probable que cualquier persona con la que chateabas en WhatsApp esté en una de ellas. Es lioso, claro, pero la comunicación por chat continúa, con o sin WhatsApp, tan pronto como encuentres en cuál.

Hay un único problema: los grupos. Los grupos de WhatsApp se mantienen en WhatsApp, y una vez se cae la aplicacación, se quedan secuestrados en los servidores de la aplicación hasta que vuelva. Raro será que una comunidad que tiene un grupo en WhatsApp lo tenga duplicado en otra aplicación.

Puedes chatear con tus amigos de WhatsApp en muchas apps (algunas que ya tienes en el móvil, quieras o no) pero con los grupos estás vendido. O vuelve WhatsApp o te quedas sin ellos.

De este modo, que WhatsApp se caiga o se deje de caer no deja de ser anecdótico para muchos usuarios salvo por los grupos. Es un buen recordatorio del poder que tienen estas aplicaciones mayoritarias que, además, son un estándar cerrado al que solo se puede acceder desde la propia app, sobre nuestras comunicaciones.

Veremos cuánto dura esta caída, pero por si acaso puede ser una buena idea ir creando un grupo de emergencia en otra aplicación, por lo que pudiera pasar. Si se ha caído WhatsApp en un martes cualquier de octubre, se puede caer en cualquier momento.

Temas
Inicio