Publicidad

Android TV o Google Chromecast: diferencias, ventajas e inconvenientes
Gadgets Android

Android TV o Google Chromecast: diferencias, ventajas e inconvenientes

Publicidad

Publicidad

Llevar el contenido multimedia a la televisión es sumamente sencillo ya que la mayoría de teles actuales dispone de entrada USB; por lo que basta con subir los archivos a un pendrive y conectarlo para reproducir películas, series o música. Pero ¿y si es contenido en streaming? Los Smart TVs solucionan suelen salvar este escollo. Y luego existen otras soluciones, como un Android TV o un Google Chromecast.

A menudo suelen confundirse ambos tipos de dispositivo por más que no sean lo mismo pese a sus similitudes. De hecho, los Android TV incluyen el Google Chromecast, algo que no ocurre al revés. Y existen diferencias claras de precio, uno de los primeros puntos de inflexión. Así que, ¿cuál de los dos elegir? Como siempre, hay que tener claras las necesidades y qué tipo de contenido va a reproducirse en la tele.

Google Chromecast Vs. Android TV

Google Chromecast Google Chromecast

Son dos dispositivos muy diferentes en términos de acceso a los contenidos por más que con ambos pueda reproducirse gran parte de las series, música y películas que ofrecen los servicios de streaming. En términos básicos, podríamos dividir su funcionamiento en los siguientes términos:

  • El Google Chromecast es un reproductor esclavo del móvil. O de la tablet, también del ordenador: el dispositivo no posee interfaz propia ni tampoco mando a distancia ya que sólo se encarga de transmitir lo que se le ordena desde otro aparato.
  • Android TV es un sistema operativo para la televisión. Esto implica que no sólo va a transmitir el contenido, también podemos acceder a él sin necesidad del teléfono: encendemos la tele, ponemos el canal del Android TV y utilizamos el sistema a nuestro gusto.

Las principales diferencias son a nivel de amplitud ya que Android TV es un centro completo de entretenimiento, también de productividad. No podemos hacer con él lo mismo que con el smartphone, pero sí gran parte de sus usos se trasladan a la tele. Por ello, podemos instalar aplicaciones (Netflix, HBO, Amazon Prime Video o Movistar+, entre muchas otras), juegos y hasta usarlo como Google Chromecast ya que este viene integrado. Por contra, el Google Chromecast sólo se encarga de transmitir lo que hay en el smartphone (también tablet y ordenador), por lo que no funciona de manera autónoma. Ahora bien, esto no tiene por qué ser un inconveniente.

El Chromecast y tu móvil, la mejor pareja

Google Chromecast

Está claro que el reproductor HDMI está en desventaja en términos de capacidades ya que es un simple dispositivo esclavo, pero es que justo por eso es bueno: su sencillez es su mejor virtud. Porque, si ya tienes las aplicaciones en el móvil y lo vas a usar mientras estés en el sofá, ¿por qué no hacerlo todo desde ahí?

Resumamos las mejores cualidades del Google Chomecast:

  • Es un dispositivo sencillo que sólo necesita conectarse a la WiFi de casa y tener un HDMI libre de la tele, también un USB (o un enchufe cerca).
  • Casi cualquier contenido multimedia puede enviarse a la tele usando el Chromecast como puente. Una app de streaming, las fotos y vídeos de la galería del teléfono o...
  • Puedes replicar la pantalla del móvil en la tele. De esta forma transmites todo lo que hagas en el teléfono a la pantalla grande.
  • Es muy económico: desde poco menos de 40 euros puedes aprovechar todo su potencial.
  • Aguanta años: el Chromecast original sigue funcionando perfectamente desde el primer día (Google actualiza los Chromecast con frecuencia).

Ver un episodio de Netflix en el metro, llegar a casa y pasarlo a la tele con el Google Chromecast mientras terminas de verlo cómodamente en el sofá: este proceso es tan natural como sencillo utilizando el reproductor y el teléfono. Con un Android TV es algo más arduo, pero a cambio tienes otras ventajas.

Android TV tiene un enorme potencial

Nvidia Shield Nvidia Shield de 2017 (izquierda) y de 2015 (derecha)

Dado que es un sistema operativo completo, teniendo un dispositivo con Android TV posees acceso a aplicaciones, juegos y al Google Chromecast. Porque sí, comprando un Android TV también te llevas un Chromecast; por más que su funcionamiento integrado no esté tan pulido como tener un verdadero Google Chromecast: a veces falla el envío de contenido y no siempre se detecta el dispositivo conectado. Errores mínimos que no empañan el hecho de estar integrado uno dentro del otro.

Estas son las mayores ventajas de un Android TV:

  • Puedes instalar aplicaciones y juegos. No son todos los de Android "normal", sí una buena parte. Con una pega: para según qué juegos hace falta un mando físico.
  • Permite convertir al instante una tele normal en una Smart TV.
  • Los servicios de streaming funcionan directamente y sin necesidad de abrir las aplicaciones en el móvil: basta con usar el mando a distancia.
  • Android TV tiene Google Assistant, por lo que puedes pedirle lo que necesites, casi igual que en el móvil (el control del Android TV es más limitado).
  • Como ya hemos dicho, con un Android TV también tienes un Google Chromecast.
  • A menudo ya va incluido en la propia televisión (como en las Sony o en las teles de Xiaomi, por ejemplo).

Parece que un Android TV sólo tenga ventajas, pero también posee sus inconvenientes. Veamos cuáles son.

Inconvenientes de un Android TV

  • Son más caros que un Google Chromecast.
  • Si sólo vas a reproducir contenido en streaming vale más la pena un Chromecast.
  • Las actualizaciones suelen ser lentas.
  • Sólo las apps adaptadas a la televisión funcionan.
  • No todos los dispositivos Android TV son compatibles con las aplicaciones en este formato. Por ejemplo, puede ser que no aparezca Netflix o Amazon Prime Video en la Google Play de la tele. Instalar el Apk no siempre funciona.
  • Necesitan espacio en la zona del televisor, un problema si la tele está anclada a la pared (el Chromecast cuelga del HDMI). Afortunadamente, los Android TV no son dispositivos muy grandes.

Inconvenientes del Google Chromecast

  • Está limitado a lo que se haga en el teléfono, la tablet o el ordenador.
  • Si no ves contenido en streaming pierde gran parte del atractivo (si no todo).
  • No admite aplicaciones, tampoco se puede controlar desde un mando.
  • Hay juegos para el Chromecast, pero son anecdóticos (y normalmente limitados en términos de gráficos y mecánica).
  • Para ver contenido en 4K necesitas el Chromecast Ultra, más caro y al precio de algunos Android TV.

¿Ya tienes claras cuáles son tus necesidades y cuál es el dispositivo que mejor se adapta a ellas? Veamos dónde puedes adquirir cada uno y los Android TV más recomendables. Siempre hablando en términos de reproductor, no como una tele con Android TV integrado (Smart TV).

Google Chromecast

Google Chromecast

Google Chromecast Ultra

Google Chromecast Ultra

NVIDIA® Shield® TV

NVIDIA® Shield® TV

Xiaomi Mijia Xiaomi Mi Box S, Mi Box S, Versión de la UE, Reproductor de Medios 4K Ultra HD con Control Remoto Asistente de Google, Bluetooth, Hdmi 4K HDR, Dolby Audio, DTS HD, Android 8.1, Negro

Xiaomi Mijia Xiaomi Mi Box S, Mi Box S, Versión de la UE, Reproductor de Medios 4K Ultra HD con Control Remoto Asistente de Google, Bluetooth, Hdmi 4K HDR, Dolby Audio, DTS HD, Android 8.1, Negro

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios