Compartir
Publicidad

¿Cómo puedo tener Android en una Raspberry Pi y para qué me serviría?

¿Cómo puedo tener Android en una Raspberry Pi y para qué me serviría?
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cómo definir una Raspberry Pi? Básicamente estamos ante una placa que es un mini-ordenador. Tiene todo lo necesario para serlo: CPU, RAM, puertos, alimentación, conectividad, salida de vídeo y audio... Y todo en un espacio muy compacto y a un precio muy barato (35 dólares). Y como todo ordenador hay que ponerle un sistema operativo.

El sistema operativo que casi todo el mundo usa en la Raspberry Pi es Linux, alguna distribución basada en Debian. Con el último modelo de la Raspberry Pi, que está en boca de todos, incluso se le podrá poner Windows 10. Y Ubuntu será soportado de forma nativa ya que añade el juego de instrucciones ARMv7. Ahora bien, también le podemos poner Android. ¿Cómo y para qué?

Instalar Android en la Raspberry Pi

En principio no hay mucho problema para poner Android en una Raspberry Pi, tanto las versiones antiguas como las nuevas. Estamos ante un "ordenador" con un procesador basado en ARM, como casi todos los móviles Android. Por tanto lo que tenemos que hacer es buscar una ROM que esté preparada para Raspberry Pi.

El problema es que Android no suele ser muy popular en Raspberry Pi y no hay tanto soporte como de otros sistemas operativos. La versión más popular de Android para Raspberry Pi es Cyanogen 7.2. Sí, estamos hablando de un Android 2.3 que se nos queda algo anticuado.

Para instalar la ROM tenéis que descargar la imagen de Cyanogen 7.2 a vuestro ordenador. Si usáis Winddows basta con descomprimir el archivo y usar Win32 Disk Imager para flashear el archivo img en una tarjeta SD formateada en FAT32 y de al menos 4 GB de capacidad.

Si usais Mac o Linux tendréis que usar un comando del sistema operativo para flashear imágenes, el siguiente:

sudo dd bs=4M if=ruta.img of=/dev/sdx

Donde ruta.img es la ruta del archivo y sdx es el punto físico de nuestra tarjeta. En Mac cambia algo la cosa, pues los puntos físicos tienen la forma /Dev/diskxxx.

¿Para qué Android en nuestra Raspberry Pi?

Una de las funciones principalmes de Raspberry Pi es hacer de centro multimedia. Le podéis conectar un disco duro externo (o un pendrive de gran capacidad) y usar la salida del monitor para que se conecte a la televisión. Así podéis convertir vuestra televisión es una TV inteligente a un coste muy bajo.

La ventaja de tener Android es que hay infinidad de aplicaciones, tanto de reproducción, juegos, música o incluso clientes de torrent. Es un sistema operativo muy versatil para centros multimedia.

Ahora bien, Android 2.3 está muy antiguo. Esperemos que en breve veamos versiones más recientes de Android teniendo en cuenta que la nueva Raspberry Pi tiene mucha más potencia de CPU y memoria RAM para tirar del sistema operativo (la reproucción de vídeo no es un problema, la GPU es suficiente).

¿Por qué no usar Android?

Kodi en Raspberry Pi

Pero también hay motivos para no usar Android. El principal es que como centro multimedia tenemos una solución muy buena, que es Kodi (el antiguo XBMC). Es un software especialmente adaptado para usarlo en nuestro televisor. Existen versiones para Windows y Android pero también directamente sobre Linux.

Por tanto si lo que quieres es exclusivamente usar la Raspberry Pi como centro multimedia yo me ahorraría Android como capa intermedia y me montaría un Kodi sobre Linux, por ejemplo Raspbmc u OpenElec. Y, eso sí, usaría mi móvil Android para controlar remotamente el centro multimedia.

Si lo queréis usar como plataforma de juegos entonces Kodi no puede competir con Android, aunque habrá que ver qué tal rinde la nueva versión hardware de Raspberry Pi cuando saquen nuevas ROMs más avanzadas. Si lo que queréis es juegos sobre emuladores también me ahorraría Android y tiraría directamente por Retropie y Lakka, dos estupendos sistemas para jugar a juegos antiguos en Raspberry Pi.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio