Publicidad

Desbloquear el bootloader de un móvil de Xiaomi: un proceso burocrático lento y exclusivo
Gadgets Android

Desbloquear el bootloader de un móvil de Xiaomi: un proceso burocrático lento y exclusivo

Publicidad

Publicidad

El bloqueo del bootloader en Android es algo que ha dado quebraderos de cabeza a la comunidad desde hace muchos años. Los usuarios siempre han peleado para tener vías oficiales, o no, para conseguir el acceso y así tener el control absoluto de su terminal. Hace años esta lucha ha sido muy intensa pero desde que los móviles que venden las operadoras son libres el interés por desbloquearlo se ha ido reduciendo. Aún así, sigue habiendo un buen número de personas persiguiendo que esta posibilidad esté en todos los terminales del mercado.

Cada fabricante ataja el problema como mejor cree conveniente: algunos no dan su brazo a torcer y observan cómo la comunidad lo rompe por su cuenta, otros facilitan herramientas para ello con un aviso previo de responsabilidad... Xiaomi hasta hace muy poco había permitido a sus usuarios desbloquearlo y dar facilidades pero en 2015 esa situación cambió y el escenario actual es un engorroso proceso burocrático donde algunos lo consiguen y otros no.

Una solución lenta y poco intuitiva si no hablamos chino

Si te has comprado un Xiaomi Mi Note Pro, un Mi 4c o un Redmi Note 3 de importación, tu móvil vendrá con el bootloader bloqueado. La compañía china está cansada de que algunas tiendas aprovechen la oportunidad para modificar el software de los smartphones e introducir aplicaciones maliciosas. Al menos eso es según la versión oficial aunque no es la primera vez que oímos sobre terminales de Xiaomi con malware preinstalado.

Para la mayoría de los usuarios tener el bootloader bloqueado o no suele ser una cuestión sin mayor importancia. Ahora, si nos interesa liberar el móvil y no pasar por el proceso de la operadora, lo más sencillo es saltarse esta protección e instalar la ROM que nos dé la gana. En el caso de Xiaomi la preocupación viene por instalar otras versiones del sistema operativo como, por ejemplo, una que venga con español, idioma disponible gracias al trabajo de comunidades locales como MIUI España.

1024 2000 18

De acuerdo, nos ha quedado claro que los últimos móviles que ha lanzado Xiaomi al mercado vienen con el bootloader bloqueado. ¿Qué opciones nos queda a los usuarios? Oficialmente hay una vía parecida a la que ofrece Motorola: descargar un software en el móvil y en el ordenador para conectar ambos dispositivos y validar el hardware de nuestro Android con el servidor de MIUI.

El problema más obvio con este sistema es que es necesario entender un poco de chino para entender el proceso. No, Xiaomi no ofrece una versión en inglés pero por fortuna existen guías paso a paso que nos explican lo que debemos de hacer. Hasta aquí todo bien pero la dificultad más grande es superar el proceso burocrático en el que entramos cuando enviamos nuestra solicitud.

Cuando pedimos que se nos libere el bootloader tendremos que dar algún motivo para ello. El más obvio es un "porque es mi dispositivo y hago lo que me da la gana con él" pero según informan algunos usuarios las peticiones pueden tardar hasta tres semanas en ser respondidas y, ojo, que la contesten no significa que nos den el okay, puede ser una negativa también.

Parece un sistema justo, aunque muy frustrante, pero hay algo más que está molestando a los poseedores de un móvil de Xiaomi: los usuarios con mejor valoración en el foro de MIUI (llamados diamante) tienen un trato preferencial que les da acceso a un software de liberación más rápido y con el que no tienen que esperar tanto para conseguir desbloquear su bootloader. La compañía china siempre ha mimado mucho a su comunidad por lo que en realidad no nos sorprende tanto el movimiento.

Intentando lidiar con un problema difícil

La posición de Xiaomi es complicada. Ellos siempre han abogado por no poner puertas al campo y dejar que sus usuarios hagan lo que quieran con sus terminales. Ellos son conscientes de que sus terminales son deseados más allá de las fronteras de donde están a la venta de manera oficial y sabe que las tiendas online no siempre son el socio más fiable.

Que quiera evitar el malware con el objetivo de controlar la experiencia de uso y que el usuario esté satisfecho es un propósito encomiable y difícil de conseguir. Ahora, deben ser conscientes de que hacer pasar a los usuarios por un proceso de desbloqueo tan difícil y lento no es una buena opción para quienes de verdad quieren tener acceso a estas funciones.

Otra visión más negativa del asunto es que Xiaomi quiere evitar en la medida de lo posible que sus terminales se vendan más allá de Asia. Tarea muy difícil ya que prohibir a las tiendas su comercialización sería pegarse un tiro en el pie, especialmente si quieren cumplir objetivos de ventas tan ambiciosos como los que se marcaron para 2015 y finalmente no lograron.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir