Compartir
Publicidad

GPD Q88+, análisis

GPD Q88+, análisis
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La versatilidad de Android ha quedado de sobra demostrada para adaptarse a diversos tipos de necesidades y gustos. Una de las muchas posibilidades para usar Android es el de consola de juegos portátil, un mercado que exige dos cuestiones: botones físicos en forma de gamepad y una solución de software incorporada.

Hace tiempo pudimos ver la JXD S7300B, y quedó claro que puede suponer una solución como una consola muy polivalente, salvando claro las consolas portátiles de Nintendo y Sony. Sin embargo, JXD no es la única marca que podemos probar, y la GPD Q88+ nos ofrece una alternativa a un precio menor que las actuales JXD y con una solvencia muy buena.

Antes de nada especificar que no nos vamos a encontrar con un tablet con lo último de componentes. Esto no se trata de un tablet al uso, es más, no tendría sentido verlo como una, sino que hay que verlo como una consola de juegos pensada en la emulación. Usar una GPD Q88+ para todo tipo de productividad nos puede ser bastante poco idóneo, tanto por su limitado hardware como su diseño que invita muy poco a su uso en vertical.

Emulación, su punto fuerte, muy bien usado

En esta consola no tenemos el mejor harware para jugar, pero salvo que seamos muy exigentes, no nos va a faltar. Potenciado con una CPU Quad- Core de 1.8Ghz sin excesiva optimización, es más que de sobra para la inmensa mayoría de juegos que podamos introducir en ella. SIn embargo, su mayor lastre es el escaso almacenamiento interno de 8GB, que nos sabrán a poco a menos que ampliemos el almacenamiento con una tarjeta microSD o un USB OTG.

GPD

Si podemos aceptar eso, la GPD Q88+ hará las delicias de alguien que quiera una consola retro muy funcional y con botones físicos. Por suerte, lo que no tiene en hadrware lo soluciona con un paquete de software muy efectivo, pues nos viene con una serie de emuladores que abarcan la inmensa mayoría de consolas, tanto portátiles como de sobremesa.

Una cosa muy agradecida es que contaremos con una aplicación para gestionar nuestros juegos descargados, que nos darán la opción tanto de buscar juegos, como de descargarlos y jugarlos en la misma aplicación, aprovechando sus emuladores integrados, algo que hace manejar la biblioteca de juegos algo muy sencillo y cómodo a poco que se aprenda a manejar.

Pasando a la hora de la verdad, esta consola consigue ejecutar muy bien los juegos de emulador y sin configurar nada los botones. El resultado es que nada más empezar a ejecutar el juego podremos controlarlo con unos controles prácticamente exactos a la consola original.

GPD

Sin embargo, esa potencia modesta tiene un límite, y es que a pesar de contar con un mejor rendimiento que muchas competidoras de mayor precio, los gráficos en 3D son su mayor desventaja. Esto se puede comprobar con juegos de PSP que sean exigentes en el 3D, como puede ser Final Fantassy Dissidia Duodecim, donde son muy evidentes y constantes las bajadas de framerate, sin que la velocidad del juego cambie, afectando solamente a la fluidez de las animaciones.

En cuanto al resto de juegos de Android, no desmerece, pues aunque no es su especialidad, se resuelve muy bien. Está más pensado para juegos que requiera de ciertos botones fijos, como los juegos de acción, plataformas y aventura, para los que aprovecharemos su capacidad para mapear los botones para una integración completa.

 GPD Q88+

Su otra gran desventaja es que la pantalla es una característica poco resuelta. Si bien la respuesta táctil es bastante aceptable, la resolución y los colores se han quedado por el camino. La resolución solamente es de 1024x600, sin llegar al mínimo de HD, además de notar los colores algo apagados y no demasiado vibrantes, aunque solamente se notará en juegos con alto nivel de detalle.

GPD Q88+, conclusiones

Definitivamente, la GPD Q88+ es un muy buen aparato para quien esté dispuesto a arriesgarse por una máquina de emulaciones muy bien pensada y que tenga en cuenta que todo lo que no sea juega puede ser incómodo. Si eres de los que quieren tener una consola portátil con muchos juegos, es muy probable que esta consola te guste.

Si se puede saltar la limitada pantalla y la escasa memoria interna sin accesorios, la verdad es que jugar a juegos retro es muy agradable, mejorando mucho en cuanto al diseño, ergonomía y potencia.

El producto ha sido cedido para la prueba por parte de Zococity. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio