Compartir
Publicidad
Samsung Gear S3, el gigante coreano renueva su apuesta por Tizen en lugar de Android Wear
Gadgets Android

Samsung Gear S3, el gigante coreano renueva su apuesta por Tizen en lugar de Android Wear

Publicidad
Publicidad

Turno para Samsung en la feria IFA 2016, que recoge el testigo de Acer y Asus con una presentación que no ha defraudado dejándonos ver al Samsung Gear S3, el nuevo smartwatch de la firma coreana y que, tras la presentación anticipada del Galaxy Note 7, se perfilaba como la gran estrella de Samsung para la feria berlinesa.

Sin ninguna sorpresa y es que la IFA es territorio de wearables -hace nada hemos visto el Asus ZenWatch 3-, el nuevo Gear S3 ya es una realidad, más grande y también en dos sabores para contentar a todo tipo de usuarios, mejorando a su predecesor y con un cambio de estrategia de lo más interesante bajo el brazo.

Así es, el nuevo reloj inteligente de Samsung no llega para reemplazar al anterior Gear S2, sino que completará la gama mejorando el modelo de 2015. Éste, por su parte, se queda en catálogo con un precio rebajado, en un movimiento al más puro estilo Apple.

Los dos modelos, Frontier y Classic, comparten especificaciones y posibilidades, diferenciándose ligeramente en el diseño por las muescas que veremos en el bisel del modelo más deportivo. Además, veremos un modelo LTE con e-SIM, que esperaremos poder ver en nuestros mercados si las operadoras se ponen las pilas para adaptarse a la SIM electrónica.

Muchas novedades pero la mayoría conocidas

Samsung no ha escatimado para mejorar su nueva generación de smartwatches, aunque lo cierto es que la mayoría de novedades son demasiado conocidas para considerarlas precisamente eso, novedades.

Para empezar, huelga decir que, básicamente, el Samsung Gear S3 es un Gear S2 más grande y con más posibilidades de hardware, aunque algunas de estas posibilidades ya las habíamos visto en un Gear S que fue demasiado futurista para ser un éxito -aunque a estas alturas sigue siendo mi reloj de cabecera-.

En el nuevo modelo el GPS es una realidad para todos, mientras que el año pasado sólo estaba presente en las versiones 3G que no pudimos ver en nuestros mercados. Además, y en favor de una mayor concentración de sensores para cuantificar nuestra actividad, los Gear S3 suman altímetro, barómetro y la función speedometer, sensores que acompañarán al acelerómetro, al giroscopio y al monitor cardíaco.

Samsung Gear S3 11

Por último, al Gear S3 vuelve la posibilidad de recibir llamadas gracias al altavoz incorporado, algo que se perdió de forma inexplicable el año pasado, pero que ya estaba en modelos como los Gear 2 o el Gear S de hace un par de años. Para mi, ésta es una de las funcionalidades estrella de los Gear, y no tenía sentido quedarse sin ella mucho más tiempo.

Así mismo, crece la pantalla hasta las 1.3 pulgadas, manteniendo tecnología SuperAMOLED ahora bajo un cristal Gorilla Glass. Y también llega al reloj de Samsung la posibilidad de realizar pagos con Samsung Pay y la conectividad NFC MST.

Android Wear no está a la altura de Tizen

Los Gear S3 son dignos sucesores que mantienen intacta una idea exitosa, la del bisel giratorio interactivo y el diseño más clásico, aunque lo cierto es que esta vez los que tengan muñecas pequeñas sentirán que el reloj es extramadamente grande.

Al mencionado bisel giratorio lo acompaña, de nuevo, una experiencia Tizen en la que Samsung confía y que sigue evolucionando mostrándose mucho más madura que la experiencia de Android Wear, todavía por definir muchas de sus opciones y posibilidades.

La confianza de Samsung se apoya en más acuerdos para traer aplicaciones importantes a Tizen for wearables, y es que el gigante coreano afirma que tendrá unas 10.000 aplicaciones preparadas para el lanzamiento del Gear S3. Además, suma un acuerdo tan importante como traer Spotify a la plataforma.

Además, Tizen permitirá ahora mostrar las esferas de colores en modo Always-On como ya podemos ver en los últimos smartphones estrella de Samsung.

La última novedad importante del sistema operativo, que sigue siendo muy intuitivo, se trata de un modo de alarma de emergencia que permitirá configurar un contacto al que enviar automáticamente un SMS con nuestra posición. Para ello, bastará presionar dos veces seguidas uno de los botones laterales.

Es cierto que a día de hoy Tizen no tiene cabida en smartphones, pero en smartwatches, televisores y otro tipo de dispositivos parece haberse convertido en el sistema operativo de cabecera del gigante coreano Samsung, que no tiene intención de abandonar su propia plataforma.

El Internet de las Cosas -IoT, Internet of Things- traerá una nueva oportunidad de lucirse a Tizen, que en su última versión ya contempla novedades enfocadas a todo tipo de dispositivos como el soporte a Bluetooth 4.2 LE o la inclusión de nuevas e interesantes APIs para, por ejemplo, el reconocimiento facial.

Samsung Gear S3, primeras impresiones desde Berlín

En Xataka | Samsung Gear S3: más grande, con versión deportiva y con Tizen como protagonista
Más información | Samsung

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio