Compartir
Publicidad

Spunky Ball, avanza combinando dos colores en un juego no apto para daltónicos

Spunky Ball, avanza combinando dos colores en un juego no apto para daltónicos
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ante un catálogo tan poblado de títulos como el de Android, muchos de los cuales son peores de lo que parecen, en ocasiones nos dejamos llevar por nuestros prejuicios y juzgamos un juego por su estética o las impresiones que sacamos de él después de ver alguna que otra imagen. Lo admito, es lo que me pasó con este Spunky Ball la primera vez que lo vi, pero ha sido darle una oportunidad y saber que se merecía un hueco entre nuestras reseñas.

Aunque su toque futurista y mecánico no está del todo mal, es posible que la estética de este juego desarrollado en Venezuela no llame demasiado la atención, pero si le dais una oportunidad os encontraréis con un título que desafiará vuestros reflejos y os castigará severamente si no tenéis la pericia suficiente como para ir cambiándole el color a vuestra bola para esquivar los obstáculos.

Spunky Ball, así se juega

Screenshot 2015 05 09 11 03 14

Todo este juego gira alrededor de los colores rojo y azul. Nuestra misión será la de superar los diferentes obstáculos de colores que nos vayamos encontrando en cada pantalla haciendo cambiar a nuestra bola de color. Algunos requerirán que usemos su mismo color que ellos y otros que utilicemos el inverso, o sea que más vale que tengáis controlado vuestro daltonismo.

Los controles son sencillos. En la parte inferior izquierda podremos mover el dedo de un izquierda a derecha para controlar la dirección en la que rodamos nuestra bola, mientras que en la parte derecha tenemos un botón para realizar saltos y otro para cambiar de color.

Aunque en los primeros dos o tres niveles la cosa parezca sencilla mejor será que no os confiéis, porque en pocos minutos os veréis teniendo que exprimir al máximo vuestros reflejos para superar sucesiones de obstáculos cambiando una y otra vez de color, todo ello sin poder olvidaros tampoco de recoger los cuadrados de colores que irán poblando las pantallas.

A modo de crítica constructiva, quizá los controles de este Spunky Ball sean un poco rígidos. La bola no siempre responde inmediatamente, por lo que para ser un poco más sencillo y rápido de jugar le vendría bien un poco más de fluidez, aunque no por eso deja de ser un juego curioso y que merece la pena probar para desafiar a nuestros reflejos.

Spunky Ball

Spunky BallVersión 1.1

En Xataka Android | Slender Man Origins 3, investigando una escuela abandonada con la luz de nuestro móvil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio