He vendido más de 50 móviles en Wallapop y tengo las claves para venderlos fácil, rápido y sin estafas
Listas

He vendido más de 50 móviles en Wallapop y tengo las claves para venderlos fácil, rápido y sin estafas

HOY SE HABLA DE

Ser un amante de la tecnología móvil y dedicarme profesionalmente a ello me ha permitido tener en mis manos numerosos móviles. Gamas altas, gamas medias, móviles más económicos... No me gusta acumularlos en un cajón y ese eslogan de "véndelos cuando ya no los uses" se me puede aplicar perfectamente. Y más teniendo en cuenta que algunos de ellos me han costado mucho dinero que, aunque esté amortizado, siguen teniendo valor como para sacar unos eurillos.

Ahora bien, venderlos en apps de segunda mano puede ser una locura. Y es que no es solo hay que preparar el dispositivo, poner el anuncio y esperar (ojalá). Implica lidiar con todo tipo de personas y bots. Los primeros, muchas veces caraduras. Los segundos, buscan estafarte. No obstante, creo tener las claves para que este proceso sea lo más rápido e indoloro. Prueba de ello es que ya soy incluso el "vendedor oficial" de móviles de familiares y amigos.

Cómo fijar un buen precio para el móvil

Precio

Lógicamente, el precio del dispositivo debe ser inferior a lo que cuesta nuevo (o lo que costaba si ya no se vende). Y es que, por muy buenas condiciones que tenga e incluso estando precintado, no deja de ser un aparato de segunda mano cuyo valor real debe ser inferior al que se compra en tiendas.

De igual forma, si tiene algún tipo de desperfecto, deberás restarle valor. Un buen ejercicio para ello es pensar cuánto pagarías tú por un móvil con ese desperfecto. Y, estando en buenas condiciones, también es conveniente que tú mismo te pongas en la tesitura del comprador.

Ponte en tu propia piel, ¿cuánto pagarías tú por un móvil en condiciones como las que describes?

Aunque al final un buen medidor es comprobar a cuánto se están vendiendo en aplicaciones como Wallapop, Viboo, Milanuncios y demás. Por desgracia para ti, no serás el único que venda ese modelo. Haz una media de en cuanto se está vendiendo y trata de situar el tuyo por debajo, aunque sin pasarte.

Un truco que he aprendido con los años es el de fijar un precio mental y otro real. Pongamos que quieres sacar 500 euros por ese móvil. Pues bien, ponlo a 550 o incluso 600 euros. Seguramente traten de negociar el precio contigo y si les dices que lo bajas a 500 euros, parecerá que les estás haciendo una super rebaja, cuando en realidad era el precio que tú ya le querías poner. Y si tienes suerte, igual hay alguien dispuesto a pagarte esos 550-600 euros y ganarás más aún de lo que pensabas.

No obstante, no abuses de estas "rebajas". Y es que, por mucho que estés dispuesto a bajar el precio después, es posible que el precio que hayas fijado de inicio sea tan elevado que ahuyente a los potenciales clientes. En estos casos, quizás te conviene bajarlo después, pero tratando siempre de ponerlo por encima del precio mínimo al que lo quieres vender (aunque sean 10 euros por encima).

Decir que tiene garantía llama mucho la atención

Garantia

Los móviles vendidos a partir de 2022 tienen un mínimo de 3 años de garantía. Antes tenían 2, lo cual tampoco está mal. Si tu móvil aún la conserva, ponerlo en el título del anuncio puede llamar mucho la atención. Y es que, saber que ante cualquier defecto estará cubierto, es algo que tranquiliza mucho al comprador.

Incluso puedes especificar cuánto queda de garantía en el caso de que sea un año o más. Si es inferior a un año, quizás 'no luce' tanto especificarlo. No obstante, conviene que al menos pongas siempre algo tipo "con garantía" y luego ya cuando te pregunten especifiques.

La sinceridad por bandera

Hacer un ejercicio de honestidad no solo te hará sentirte mejor en lo personal, sino que también te dará una mayor reputación en el sistema de reseñas de Wallapop y compañía. Los compradores valoran mucho la sinceridad y si tu móvil tiene algún pequeño desperfecto o la salud de batería está ya algo resentida, es conveniente que lo digas.

Y es que mentir va a jugar en tu contra siempre. Si consigues vender el móvil habiendo mentido u ocultado algún desperfecto, obtendrás una mala reseña y en el peor de los casos el comprador podría tomar medidas legales pertinentes. Y si no lo has logrado vender, probablemente en el momento de acordar la compra la otra persona se dé cuenta y se eche atrás en la decisión.

Movil Estado

Añade fotos bonitas, pero que no parezcan "de estudio"

Fotos buenas, pero sin pasarse. Esa es la norma que te recomendaría de cara a añadir fotos al anuncio. Es importante que estas sean de calidad y no se vean borrosas, oscuras o corten parte del móvil. Aquí te resumo los puntos clave que, al menos bajo mi experiencia, mejor me han funcionado:

  • Que el móvil se vea en todos sus costados, añadiendo fotos del frontal con pantalla encendida, con pantalla apagada, de la trasera y de los laterales.
  • Haz fotos también a la caja y accesorios si los conservas. En la propia descripción, puedes decir que lo incluyes. Si además tienes una funda comprada por ti, le da un valor extra al producto final.
  • Añade una foto de la factura, pero tapando datos clave como el IMEI del móvil o tu nombre, DNI, dirección y métodos de pago.
  • No te pases de fotografo, ya que si las fotos son excesivamente buenas, puedes correr el riesgo de que sean contraproducentes y la gente piense algo tipo "uy, demasiado bonito para ser verdad". Suena absurdo, pero doy fe de que hay quienes piensan así.

Usar palabras clave no sirve de nada

Ejemplo Venta Wallapop

Durante mucho tiempo vi (y sigo viendo) como en los anuncios se añaden palabras clave en la descripción. No me refiero a hashtags ni categorías de productos. No. Me refiero a que bajo la descripción, de un iPhone por ejemplo, aparezcan cosas como "Apple", "MacBook", "Keynote", "Apple Event", "Steve Jobs", "Manzana", etc.

Añadir palabras que no tengan relación no funciona. Y es que, aunque es evidente que existe algún algoritmo interno en los sistemas, he podido averiguar por mi propia cuenta que no sirve de nada añadir ese tipo de palabras. De hecho, diría que a nivel de imagen personal que transmitimos queda incluso mal.

Descripción completa, pero sin contar tu vida

Al hilo de lo anterior, resulta interesante siempre hacer una descripción en la que cuentes todo lo importante del móvil. Incluso en un momento dado puede resultar oportuno añadir cosas tipo "lo vendo porque me han regalado otro" o similares, ya que así das justificación al cambio y no da lugar a dudas como "¿Por qué lo vende si funciona tan bien?".

Pero, como ya decíamos, no te pases. Quien lee el anuncio quiere saber cosas del dispositivo, no de tu vida. De igual forma, contar en exceso detalles del teléfono puede ser contraproducente. No consiste en que hagas una ficha técnica. Cuenta los aspectos importantes como si funciona bien o no, si tiene algún arañazo y qué accesorios añades al pack. Quién tenga dudas, podrá preguntarte.

Cuidado con los datos que muestras

Datos Personales

En un punto anterior te hablábamos de mostrar la factura incluso en las fotos del anuncio. Es recomendable porque darás confianza al comprador. Sin embargo, debes tener cierto pudor a la hora de hacerlo y tapar datos clave relacionados contigo.

De igual forma, trata de que cuando envíes una captura de pantalla o similar, si así se te requiriese, ocultes también datos del teléfono como su IMEI y similares. En el momento en que se formalice la compra, si es que llega a buen puerto, el comprador podrá tenerlo a su disposición, siendo un dato irrelevante antes de ese momento.

"Mejor hablamos por WhatsApp". Pues mira, NO

En este tipo de mercados digitales de segunda mano abundan las estafas. En la mayoría de casos te suelen enviar un mensaje bastante estándar en el que afirman que es para un regalo o para enviar a algún familiar. Normalmente te piden seguir la conversación por otra vía (WhatsApp generalmente).

Huye siempre ante este tipo de mensajes, reportándolo a la aplicación e ignorando su contenido. Los sistemas de mensajería de Wallapop y compañía están lo suficientemente nutridos como para poder negociar una compra-venta. Además, almacenar la conversación en sus sistemas es clave para futuras reclamaciones que pudiesen derivar de esa operación.

Por supuesto, evita también aquellos que te piden tu número de cuenta, un bizum o cualquier dato de pago similar. Pueden usar excusas relacionadas con el pago de portes o similar, pero lo mejor es fomentar el pago en persona y, a poder ser, en metálico.

Vender en persona es siempre la mejor opción

Acuerdo Personas

Muy al hilo de lo anterior, y pese a que haya sistemas de envíos integrados, considero que la venta en físico es siempre lo más seguro. Obviamente se puede negociar con el comprador por la vía de la app, pero trata siempre de que cuando esté cerrado se pueda quedar en persona.

Acerca del lugar en el que quedar, es aconsejable que no sea en tu casa o en tu trabajo. Puede ser cerca, pero nunca especifiques que vives o trabajas por allí. Esto te servirá para evitar posibles problemas y, de paso, poder ver al comprador en persona y, si observas cualquier intención extraña, abortar la venta.

Eso sí, es más que comprensible que el comprador quiera ver el móvil y comprobar que funciona. Te aconsejamos que seas tú el que se lo muestre y le haga ver que está en el mismo estado que le describiste. Intenta no darle el teléfono hasta que haya pagado, evitando así cualquier huída imprevista. A mi no me ha pasado esto nunca, por suerte, pero si tengo un conocido que le ocurrió no una, sino hasta dos veces.

Si tienes mucha prisa, recurre a otras opciones

Cashconverters

En este post te he ido comentando apartados que, en líneas generales, me han servido en estos años para agilizar ventas y que el trámite de venderlos sea lo menos tedioso. Ahora bien, no hay nada infalible y no siempre se logra una venta rápida. Si necesitas dinero ya y que la venta sea lo más rápida posible, quizás no son estas apps las más convenientes para ello.

Por eso, en estos casos quizás te compense más acudir a tiendas especializadas en la compra de móviles de segunda mano. ¿La parte mala? Que pierdes el poder negociador y lo venderás en base a las condiciones de estos establecimientos, siendo siempre una cantidad inferior a la que podrías obtener en Wallapop y compañía. Sin embargo, ganas en inmediatez y podrás cobrarlo en pocos días e incluso al momento si se trata de una tienda física.

Temas
Inicio