Compartir
Publicidad
Cuando lo barato sale caro: móviles low-cost que recopilan datos de sus usuarios en países en desarrollo
Mercado

Cuando lo barato sale caro: móviles low-cost que recopilan datos de sus usuarios en países en desarrollo

Publicidad
Publicidad

Mientras en la mayoría de países occidentales la privacidad es un tema cada vez más sensible para la población, y las empresas se han tenido que adaptar a leyes aún más estrictas con el nuevo reglamento europeo (RGPD), en otros países en desarrollo las leyes de privacidad son mucho más ligeras cuando no directamente inexistentes.

La falta de leyes más estrictas en privacidad en determinados países donde la sociedad, a grandes rasgos, está tan solo empezando a acceder a la telefonía móvil, está siendo aprovechada por las empresas de publicidad para comercializar datos muy precisos de sus usuarios sin su conocimiento.

Acuerdos de negocio de datos

En un reportaje elaborado por The Wall Street Journal se explican los detalles del sistema utilizado por empresas como General Mobile Corp, GMobi, con sede en Taipei, para acceder al código IMEI, MAC y localización exacta de millones de usuarios para vender los datos a anunciantes. Básicamente, obtienen beneficio directo con la privacidad de los propietarios de los dispositivos.

Se trata de datos muy precisos, una relación de códigos de identificación única (el equivalente del DNI de cada dispositivo y conexión) que se relacionan con la situación geográfica de cada usuario. GMobi se aprovecha de ello para distribuir anuncios súper targetizados, una práctica que sería impensable -e ilegal- en países de la Unión Europea y los Estados Unidos, por ejemplo.

¿Cómo accede GMobi a los datos personales?

El software de GMobi viene preinstalado en miles de dispositivos baratos, gracias a los acuerdos con fabricantes como Singtech (con dispositivos como el Singtech P10). La empresa de publicidad para dispositivos móviles, a cambio, distribuye a los teléfonos actualizaciones de firmware a coste cero.

Gmobi

La empresa fabricante se ahorra el esfuerzo económico de mantener actualizados sus dispositivos y, a cambio, GMobi obtiene datos personales de sus usuarios que comercializa con empresas anunciantes y, en ocasiones, también con los mismos fabricantes para que conozcan mejor sus clientes. Para más inri, desinstalar su aplicación requiere conocimientos técnicos avanzados.

¿El gancho de estos teléfonos? Precios reducidísimos (por debajo de los 100 dólares) y acceso a internet barato para cientos de millones de personas. Todo ello tiene un coste en privacidad, tal como apunta una representante de GMobi "Si los usuarios finales quieren un servicio de Internet gratuito, él o ella deben sufrir un poco de publicidad mejor targetizada".

Gmobi 2

Del 2012 año 2017, según datos del GSMA que ha recopilado The Wall Street Journal, los precios de los teléfonos móviles en países como la India, Brasil, Indonesia, Pakistan o Vietnam se han visto reducidos un 30% de media, un margen de beneficio que los fabricantes estan compensando a través de este tipo de acuerdos publicitarios.

Más que GMobi, más que publicidad targetizada

Momagic

Mientras en Taiwán existe GMobi, la hindú MoMagic y la china Adups ofrecen servicios parecidos de actualización de firmware a otros fabricantes. Mientras los representantes de MoMagic aseguran cumplir con la ley local de cada país donde operan, varias empresas de antivirus consideran que el software de GMobi es malware.

El caso lo destapó una empresa de seguridad y comercio de Londres, Upstream Systems, que informó el rotativo norteamericano. Aseguran que compraron cuatro dispositivos con la aplicación de GMobi instalada que, una vez activada, empezó a enviar información a sus servidores.

Adups

No solo eso, sinó que recientemente también consiguió bloquear la aplicación de GMobi cuando esta intentaba suscribir al usuario a diferentes servicios de pago, como juegos móvil. La aplicación, por su parte, dice que no es responsable por ninguna actividad maliciosa.

Aunque GMobi asegura que sus usuarios firman un acuerdo de uso que cubre sus actividades comerciales al activar cada teléfono, Upstream ha detectado que en ocasiones los datos se envían sin el acuerdo necesario del usuario final.

Países y marcas afectadas

Mo Magic

En el caso de Singtech, sus teléfonos se distribuyen mayoritariamente en Camboya y Myanmar, aunque la aplicación se ha detectado también en teléfonos vendidos en Brasil y otros fabricados en China o la India.

GMobi cuenta con una relación de empresas con las que trabaja en su web, entre las que se encuentran Huawei, Xiaomi y la americana Blu, entre otras. Todas tres han negado mantener negocios con GMobi, aunque la americana sí que ha trabajado en el pasado con la china Adups.

Singtech

En 2016 la firma de seguridad Kryptowire descubrió que BLU estaba mandando información de sus usuarios a servidores chinos. La empresa con sede en Miami, por su parte, aseguró que se trató de un error y ya no colaboran con ellos. Singtech ha anunciado, también, que dejó de trabajar con GMobi el año pasado.

Vía | The Wall Street Journal
En Xataka Android | Hay al menos 12 apps capaces de espiar tu uso de la TV a través de tu móvil

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio