Ya hay sentencia: Google pierde la apelación y tendrá que pagar una multa histórica de más de 2.400 millones de euros

Ya hay sentencia: Google pierde la apelación y tendrá que pagar una multa histórica de más de 2.400 millones de euros
4 comentarios

En 2017, la Comisión Europea sentenció a Google a pagar 2.420 millones de euros por el abuso de posición dominante ejercido con el comparador de precios de su buscador. Aquella sanción, que marcó un récord por aquel entonces (en 2018, vino multa histórica de 4.340 millones de euros), fue recurrida por el gigante americano. Y hoy, por fin, se ha hecho oficial el resultado de la apelación.

En la resolución publicada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), los jueces ratifican que Google abusó de su posición dominante al favorecer sus propios servicios de comparación de precios. Y, con motivo de ello, mantiene la obligación de pagar la multa de 2.400 millones de euros.

Hubo abuso de posición dominante

Google Ue

Nos remontamos a junio de 2017: la Comisión Europea anunció una multa histórica de 2.420 millones de euros a Google por abusar de su posición dominante en el mercado de las búsquedas en Internet. Con ello, se dictó sentencia por fin sobre unos cargos que la Unión Europea presentó contra Google más de dos años antes.

Al frente de aquella sentencia estaba, una vez más, la comisaria Margrethe Vestager, que alegó que Google había actuado en contra de las normas antimonopolio de la Unión Europea y había abusado "de su dominio del mercado como motor de búsqueda mediante la promoción de su propio servicio de comparación de compras en sus resultados de búsqueda, y la degradación de los de los competidores".

La reacción de Google no se hizo esperar: aseguró estar en desacuerdo con esas conclusiones y apeló la sentencia. Han pasdo más de cuatro años de aquello y ahora, por fin, conecemos el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que ha desestimado el recurso interpuesto por Google y Alphabet.

El TJUE entiende que "Google favoreció su propio servicio de comparación por encima de la competencia, en lugar de dar los mejores resultados". Y, por tanto, mantiene la multa impuesta por la Comisión, de manera que Google tendrá que pagar finalmente los 2.420 millones de euros, de los cuales 523 millones son responsabilidad de la compañía matriz.

Google ha reaccionado al fallo diciendo que "este dictamen es sobre hechos muy específicos y, aunque lo vamos a mirar con mucho detalle, ya realizamos cambios en 2017 para cumplir con la decisión de la Comisión Europea. Estos cambios han funcionado de manera exitosa generando mil millones de clics para más de 700 servicios de comparación de precios".

Más información | CURIA

Temas
Inicio