Compartir
Publicidad
Lenovo pone un clavo en el ataúd de los wearables, ¿hay futuro para los relojes inteligentes?
Mercado

Lenovo pone un clavo en el ataúd de los wearables, ¿hay futuro para los relojes inteligentes?

Publicidad
Publicidad

Hace unos años, el segmento de los accesorios móviles daba la bienvenida a un nuevo tipo de dispositivos inteligentes que toda marca quería en su catálogo. Hablamos de los wearables, esos accesorios, habitualmente relojes de muñeca, que hacen las veces de complemento de moda y hub de notificaciones, además de medir nuestra actividad física y (algunos) hasta hacer fotos.

Pero la burbuja de los relojes inteligentes se ha empezado a desinflar a un ritmo galopante; las ventas bajan y, aunque hay nuevos modelos, cada vez son menos las marcas de primera línea que renuevan sus distintas propuestas. La última compañía encargada en añadir un clavo más al ataúd de los wearables ha sido Lenovo, y lo han hecho confirmando que no lanzarán nuevos relojes por tiempo indefinido. ¿Tienen futuro los wearables?

No habrá más wearables marca Moto

Moto 360 2

"El mercado de los wearables no tiene interés para lanzar un nuevo smartwatch en estos momentos". Así de contundente se mostraba Shakil Barkat, responsable global de desarrollo de producto en Moto, quien además añadía que los wearables "no atraen lo suficiente como para dedicarnos a desarrollar nuevos productos año tras año".

De esta forma, Lenovo deja claro que no fabricará más wearables por tiempo indefinido, por lo que no veremos un Moto 360 de tercera generación en un futuro cercano. La verdad es que las declaraciones de Shakil Barkat no nos cogen por sorpresa, ya en la pasada edición de la feria IFA pudimos hablar con Oliver Ebel, Director General del área de smartphones y wearables en EMEA, y su respuesta al preguntarle por el futuro de los wearables de la marca, aunque no tan contundente, iba en la misma línea:

"Creo que toda la industria está tratando de buscar un hueco para la categoría de los wearables. La mayoría de dispositivos no cuentan con una tecnología lo suficientemente atractiva, la industria necesita evolucionar. Fuimos los primeros en traer un reloj con pantalla redonda en lugar de rectangular pero por ahora mantendremos el Moto 360 2 en el mercado. Queremos ver como evoluciona esta industria pero mientras no haya un beneficio claro para los consumidores es difícil que esta categoría crezca"

Lenovo C Plus

La compañía propiedad de Lenovo ha acabado por reconocer que el mercado de los relojes inteligentes tal y como los conocemos hoy en día han tocado techo y han optado por hacerse a un lado, aunque no descartan volver en un futuro. Para Barkat, "nuestras muñecas siguen teniendo valor y llegará un momento en el que ofrezcan más valor a los consumidores de lo que ofrecen hoy en día".

Aunque el futuro de Lenovo y los wearables no sea precisamente optimista, no podemos evitar recordar aquel smartphone flexible que se convertía en pulsera que pudimos ver en el evento Tech World. ¿Será este el futuro de los wearables? Esperamos que sí.

¿Y el resto de marcas? ¿Hay esperanza?

No hace mucho hablábamos de que 2016 ha sido un año bastante flojo para los wearables y prácticamente ninguna de las primeras marcas se ha aventurado a renovar sus respectivos portfolios. Es el caso de Huawei o LG, aunque según los últimos rumores la marca surcoreana podría tener nada menos que cuatro smartwatches en la recámara, pero eso está por confirmar.

En 2016 sí hemos visto novedades de otras marcas como Casio, Polar, Nixon o Michael Kors. Sin embargo, salvo por el Asus ZenWatch 3 en las marcas tecnológicas de primera línea ha habido bastante sequía.

Google wearables Android Wear 2.0

Esta escasez de novedades podría tener que ver con el retraso de Android Wear 2.0. Esperábamos conocer la versión final del nuevo sistema operativo para wearables de Google, pero de momento sigue en fase de preview, y obviamente tampoco vimos los rumoreados wearables de la compañía.

Pero no está todo perdido. Los rumores apuntan a que Android Wear 2.0 llegaría en el primer trimestre de 2017 y lo harían de la mano de dos nuevos smartwatches 'made by Google'. El lanzamiento podría animar a otros fabricantes a sumarse al carro de Android Wear 2.0, pero aunque lleguen nuevos modelos, los wearables siguen enfrentándose a un problema de base: su funcionalidad.

¿Para qué quiero un smartwatch?

Aunque para algunos usuarios la respuesta sea clara, para la mayoría no lo es, y es que, a pesar de llevar un tiempo en el mercado, los wearables no han logrado ofrecer un valor claro a los consumidores.

De entre todas sus funcionalidades, las enfocadas al deporte parecen ser las más valiosas. De hecho, los últimos datos de IDC reflejan una caída del 52% en las ventas, pero mientras la mayoría de marcas se ven perjudicadas, Garmin ha aumentado su cuota de mercado de un 2 a un 20% con sus propuestas deportivas.

Como bien dijo Oliver Ebel durante nuestra entrevista, los wearables necesitan madurar para aportar un valor real a los consumidores. Actualmente no hay una necesidad real para tener un smartwatch más allá de las funciones deportivas de las que hablábamos, y es un área que no interesa a todos los usuarios.

Hay muchos aspectos a mejorar, desde la autonomía hasta el diseño, pasando por las funciones de software. Lo que está claro es que seguir insistiendo en la misma fórmula una y otra vez no es el camino.

En Xataka | Lenovo abandona los smartwatches por tiempo indefinido, no veremos pronto un nuevo Moto 360
En Xataka Android | Android Wear 2.0 llegará en 2017: estás son las novedades de su tercera versión previa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio