Compartir
Publicidad
Publicidad

Nokia y Microsoft: un matrimonio de conveniencia

Nokia y Microsoft: un matrimonio de conveniencia
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer, en el mundillo de la tecnología, una de las grandes noticias fue el acuerdo entre Nokia y Microsoft. Por el cual la compañía finlandesa empezará a producir teléfonos con Windows Phone 7, lo cual significa, entre muchas cosas, la muerte de Symbian.

La noticia causó bastante revuelo entre seguidores, y profesionales de un bando u otro. Desde nuestra posición muchos nos preguntamos ¿Por qué Nokia no ha elegido Android? Hay muchos motivos sin duda el debate es interesante, pero analicemos algunas de las cuestiones principales.

Nokia ha ido perdiendo peso en el mercado de los dispositivos móviles. Hace unos años su reinado era indiscutible: los terminales eran de mucha calidad y Symbian era un sistema operativo poderoso y en el que se podía confiar. Pero esos días pasaron, ahora Nokia sigue teniendo un hardware bueno pero un sistema operativo incapaz de plantarle cara a la competencia. Seguro que los que hayan usado un Nokia X6 saben de qué hablo.

La compañía finlandesa, consciente de esta situación, decide buscarle una nueva novia a sus dispositivos y elige a Windows Phone. ¿Por qué? Porque necesita diferenciarse, como bien analiza Kote en Xataka Móvil. Android tiene una gran cuota de mercado y no es lo suficientemente exclusivo para Nokia.

Este acuerdo ha provocado algún que otro pique en las redes sociales. Lo cual no es baladí porque una de las consecuencias del acuerdo Nokia Microsoft es que la primera va a despedir a unos cuantos ingenieros. A los que Aidian Biggin, un responsable de Google, ha invitado a echar el currículum en su compañía.

Tweet de Aidan Biggin

Hay otros motivos, además del dinero, que han determinado la elección de Nokia. Pero para mí la principal clave de este matrimonio es el control. Si Nokia hubiera elegido Android sabe que habría perdido el control de muchas cuestiones y sectores claves.

Por ejemplo la OVI Store habría sido un market más de los muchos que hay en Android. Otros servicios como los mapas de Nokia tendrían que haber peleado con Google Maps. Y por último: Nokia no tendría el control de un ecosistema que por naturaleza es libre, y sabe que con Microsoft y Windows Phone si lo va a tener.

Sus motivos tienen, de todos modos este acuerdo no cierra las puertas a otras alianzas. Se rumorea que en el 2012 Nokia lance algún terminal con Android, pero de momento eso son: rumores. La verdad es que me gustaría ver en un futuro un Nokia con Android.

Personalmente me alegro de que Nokia y Microsoft estén trabajando juntos porque eso ayuda a generar más competencia y a que todos los agentes se pongan las pilas para mejorar sus productos. Porque al final los usuarios nos beneficiamos de ello.

El matrimonio de conveniencia resulta por tanto evidente. Nokia necesita un sistema operativo de calidad y con el que pueda posicionarse en el mercado frente a titanes como Android e iOS. Por su parte Microsoft necesita un terminal que apueste por su sistema operativo con fuerza ya que de momento Windows Phone ha tenido un paso más bien discreto desde su lanzamiento.

Hablando de matrimonios y acuerdos, ¿qué pensarán Dell, HTC, LG y Samsung? Fabricantes que, en su día, le dieron el sí a Microsoft para fabricar terminales con Windows Phone. El acuerdo, evidentemente, da a Nokia una posición favorable respecto a estas tres compañías. Queda por ver si éstas darán de lado a los de Redmond o si aceptarán la situación.

En el blog Salmón | Nokia se alía con Microsoft
En Xataka Móvil | Nokia y Microsoft, las claves de la alianza
En Xataka Android | Android, iOS, BlackBerry OS y Symbian: se alza el líder

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos