Publicidad

¿Por qué tantas versiones para diferentes mercados? Mismo móvil, diferentes especificaciones
Mercado

¿Por qué tantas versiones para diferentes mercados? Mismo móvil, diferentes especificaciones

Publicidad

Publicidad

El mercado de los móviles está loco, tanto que si fuera una persona tendrían que venir unos cuantos señores a ponerle una camisa de fuerza y llevarle entre gritos y pataletas a un centro psiquiátrico. Pero no es sólo cosa de que los fabricantes se vuelvan locos sacando modelos y modelos de móviles al mercado.

A esto tenemos que sumarle que, a los no pocos modelos que salen cada año, les aparecen variantes con alguna característica diferente, que normalmente suele ser el almacenamiento y, un poco menos frecuente, la memoria RAM. No es difícil encontrarse con 3 variantes del mismo modelo de smartphone (como puede ser el Moto G4 y sus variantes).

Vendiendo versiones mejoradas (o inferiores) en otros mercados por amor

Lg G5 3

Bueno, lo mismo por amor no, pero por dinero fresco seguro que sí. En ocasiones los fabricantes, en un plan maléfico para liar a los trabajadores que ensamblan los dispositivos, deciden sacar versiones diferentes del móvil que hayan presentado. A menudo este cambio es únicamente el almacenamiento y la RAM.

Y así tenemos a los pobres trabajadores dejándose los ojos diferenciando los diferentes módulos de memoria para no montar en un terminal con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento un módulo de 6 GB de RAM y otro de 64 GB de almacenamiento. En muchas ocasiones, todas las versiones acaban por venderse en el mismo mercado, aunque suelen estar disponibles en fechas diferentes.

Pero hay casos especialmente malignos en los que estas versiones potenciadas acaban en mercados exclusivos. El caso más reciente es del Galaxy Note 7, que se supone que tendrá una versión con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento en exclusiva para China. Pero que no te dé envidia, porque se venderá al (nada) atractivo precio de 914 dólares.

¿A qué se debe esta maniobra de Samsung? No es tan complicado si lo piensas: lo que buscan es competir en China con aquellos fabricantes que venden teléfonos con grandes especificaciones, especialmente con aquellos con 6 GB de RAM, ya que parece ser que la mayoría de compradores de allí buscan más una gran potencia que unos precios asequibles.

Si bien el hecho de que exista un Galaxy Note con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento es lo más reciente, no es el único caso que podemos encontrar de Samsung ni de otros fabricantes.

Si dicho terminal llegase a Europa (que podría pasar, pero es harto improbable), entre el paso de dólares a euros tan particular que tienen las empresas, impuestos, distribución y el coste de conservación de los tappers con las lentejas de mamá, el cacharrito se acercaría a los 1.000€, que podría gastarme en piruletas suficientes para 100 años.

Pero no es la primera vez que Samsung hace algo así, quizás te suene el Galaxy S4 LTE Advance que nunca llegó a Europa. Ahora imagínate que hubieran hecho un Samsung Galaxy S6 Edge+ LTE Advance, ellos se lucran y nosotros nos quedamos sin aire al pronunciar el nombre del dichoso terminal.

Estas prácticas también las hace Asus, por ejemplo, pero vamos a dejar esta parte un momento a una que ha creado bastante más controversia, y que viene del fabricante compatriota de Samsung, LG. El 99,9% de los que han leído esta parte han acertado ya a qué me refiero. Sí, me refiero al LG G5 y su versión para latinoamérica.

Ese LG G5 SE (no quiero imaginar lo que puede significar ese 'SE') es, sólo por refrescar la memoria, una versión en gama media del LG G5. No hubiera sido problema si no fuera porque el G5 SE es la única versión que vería el mercado latinoamericano, prohibiéndole tener el LG G5 normal, el de gama alta.

De saber quién fue el lumbreras al que se le ocurrió esto, iría a visitarle, le obligo a ver todos los capítulos de los Teletubbies (escenas eliminadas incluídas), y luego le invito a un refresco para que me explique por qué ha hecho semejante sandez. Lo único que han conseguido es dañar la imagen de LG vendiendo un gama media a precio de gama alta según muchos comentarios vuestros que he leído.

Nuestro derecho a elegir

El mercado es realmente de los compradores. Sí, es cierto que son los fabricantes los que ofrecen tales o cuales productos, pero nosotros, los que pagamos por ellos, decidimos el éxito o fracaso de los mismos a base de comprarlos o ignorarlos, y más en esta era de internet, donde si un producto no está en nuestro país, podemos importarlo.

¿Y si los fabricantes, en un acto de lucidez, decidieran poner a disposición, y de la forma más sencilla, todas las versiones de sus móviles a todos los mercados? Pues que, mayormente, si bien se saturaría aún más el mercado, podríamos elegir el terminal que se ajusta casi al 100% a nuestras necesidades sin tener que recurrir a otros mercados.

Esto resultaría muy beneficioso para los compradores, y las compañías podrían tomar nota de qué es lo que más se busca para adaptarse, pues son los clientes los que mantienen en pie a las compañías, y de ellos depende su éxito o fracaso. ¿Crees que sería bueno que tuviéramos tal poder de decisión, o ´quizás deberían sacar menos versiones del mismo teléfono?.

En Xataka Android | ¿Discriminación de algunos fabricantes según mercados?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir