Compartir
Publicidad
Moto G4, análisis: el 'superventas' de Motorola crece bajo la mano de Lenovo
Móviles Android

Moto G4, análisis: el 'superventas' de Motorola crece bajo la mano de Lenovo

Publicidad
Publicidad

Hacía tiempo que todo el mundo esperaba un cambio en Motorola, la mano de Lenovo debía empezar a notarse antes o después, y aunque la firma china había mantenido la línea iniciada por Google lo cierto es que muchos apuntaban ya a decisiones estratégicas para una trasición hacia una nueva 'Moto by Lenovo'.

Pues bien, como suele suceder no había un cien por cien de verdad en todo lo que hemos leído, pero sí era cierto que la nueva Motorola estaba aquí, ya bajo el mando de Lenovo y con una gama de dispositivos para renovar la apuesta y crecer, crecer en todos los sentidos. Sabemos que el Moto Z se llevará los focos, pero los primeros en llegar han sido los nuevos Moto G4 -que hoy analizamos- y Moto G4 Plus que ya había pasado revista en nuestra mesa de trabajo.

Se trata de la nueva gama media que Lenovo ha ideado para volver a convertirse en referencia, como ya había sido en su día Motorola con su primer Moto G, aura que el fabricante no consiguió renovar con dos nuevos Moto G poco destacables entre una competencia feroz.

De hecho, podríamos decir que Motorola inventó esa gama de smartphones con buenas prestaciones y precios de derribo, pero estaba claro que, ahora que los demás fabricantes se han ido a buscar esa 'súper-gama media' que domina ahora el mercado, los norteamericanos tenían que dar un paso más.

Echando la vista atrás, es fácil ahora reconocer que fue Motorola, bajo el paraguas de Google, quien inició el camino de estos smartphones bien compensados a precios muy atractivos, aunque la competencia y la evolución nos han llevado hoy en día hasta la 'súper-gama media' haciendo evidente que Motorola necesitaba un paso más
P1030376

Este paso es precisamente el que intentará dar la nueva 'Moto by Lenovo' con los Moto G4 y G4 Plus, dos smartphones gemelos que crecen en todo respecto a sus antecesores, buscando convertirse de nuevo en los teléfonos Android más atractivos en cuanto a su relación calidad/precio.

Es difícil afirmar que vayan a serlo, aunque credenciales como veréis no le faltan, sobre todo si atendemos a un hardware muy compensado con una pantalla de gran nivel para centrar la experiencia de uso, experiencia que, cabe destacarlo, nos ha gustado desde la perspectiva de una Moto UI muy respetuosa con Android.

Sin embargo, hay algunas sombras de hardware inexplicables que a continuación desgranaremos, pero sin entrar todavía en valoraciones de ese tipo, sí nos gustaría comentar algo sobre la estrategia de Lenovo con los nuevos Moto G4.

Tener opciones es bueno y disponer de un modelo menos prestacional y a precio más contenido es entendible para llegar a todos los bolsillos, pero lo cierto es que subir en esta gama a las 5.5 pulgadas con ambas versiones del G4 es extraño. Quizás hubiera sido más lógico dejar un modelo en las 5 pulgadas sin perder prestaciones, y que fuese el G4 Plus el que atacase el gran formato.

Suponemos que el fabricante tendrá sus razones y habrá estudiado su mercado, aunque nos sigue chirriando un poco que ambos modelos del Moto G4 estén en las 5.5 pulgadas

Review en vídeo

Sabemos que os gusta, así que nos lo tomamos en serio y empezamos por aquí. Ya que una imagen vale más que mil palabras, lo primero es tener disponible nuestro habitual análisis en vídeo, que podréis disfrutar también desde nuestro canal XatakaTV de YouTube:

Luces y sombras en su lista de hardware

Solemos iniciar todos sus nuestros análisis por el apartado de hardware, algo que quizás hagamos un poco por costumbre, o porque suele ser lo primero que todos miramos de un terminal aunque reconozcamos que, en los tiempos que corren, la lista de especificaciones ya no es un elemento diferenciador en la mayoría de casos.

Sea como fuere y aunque obviamente el avance de la tecnología nos haya dejado con pocas diferencias significativas entre las diferentes plataformas de hardware, este aspecto sigue siendo importante más por el nivel de mínimos exigible que por posibles problemas de rendimiento.

Así pues, veamos qué nos ofrece sobre el papel el nuevo Moto G4:

Moto G4, especificaciones
Dimensiones físicas 153 x 76.6 x 9.8 milímetros
155 gramos
Pantalla 5.5 pulgadas
Resolución 1.920 x 1.080 píxeles, 401 ppp
Procesador Qualcomm Snapdragon 617
Octa-core (4x Cortex-A53 1.5 GHz & 4x Cortex-A53 1.2 GHz)
Procesador gráfico Adreno 405
RAM 2 GB
Memoria 16 GB + microSD hasta 128 GB
Versión Android 6.0 Marshmallow
Moto UI
Conectividad LTE doble SIM activa (2x micro-SIM)
Wi-Fi 802.11 a/b/g/n, Wi-Fi Direct, hotspot
aGPS + GLONASS
Bluetooth 4.1 LE
Radio FM
microUSB v2.0, USB Host
Cámaras Trasera: 13 MP con apertura f/2.0 y autoenfoque, doble flash LED, auto-HDR y vídeo FullHD
Frontal: 5 MP con apertura f/2.2 y auto-HDR
Batería 3.000 mAh (no extraíble)
Acceso a Google Play Sí, de serie
Otros datos Construcción plástica
Gorilla Glass 3
Precio de salida 226.91 euros (en Amazon)

No vamos a descubrir nada nuevo si os decimos que la plataforma elegida por Motorola es más que solvente y está compensada en todas sus líneas, aunque lo cierto es que al fabricante norteamericano tenemos que reclamarle en este caso faltas muy notorias para el ejercicio 2016.

El Moto G4 no dispone de NFC ni tampoco de lector dactilar, lo segundo lo arregla el Moto G4 Plus, pero que ninguno de los modelos disponga de conectividad NFC en el año en que deberían despegar los pagos vía móvil no parece demasiado justificable.

Además, se suma la falta de algunos sensores básicos como la brújula digital, algo que no entendemos demasiado pues el dispositivo sí dispone de giroscopio y acelerómetro, así como sensores de proximidad y luz, sumando un sensor para enfoque láser en el caso del modelo Plus. ¿Tan costosa era una brújula digital?

P1030369

En todo caso, son faltas que algunos podrán pasar por alto sin problemas en cuanto hablemos de un panel IPS de gran calidad, con 5.5 pulgadas y resolución FullHD 1.080p para dejar la densidad en 401 píxeles por pulgada, y que está animado por el chipset Snapdragon 617 de Qualcomm, un SoC de nueva factura con soporte para 64 bits, procesador de ocho núcleos en configuración big.LITTLE -cuatro Cortex-A53 a 1.5 GHz y otros cuatro Cortex-A53 a 1.2 GHz- y GPU Adreno 405.

La estrella de Qualcomm para la gama media en 2016 se complementa con 2 GB de memoria RAM, suficientes para el uso diario, y otros 16 GB de almacenamiento interno que igual se quedan cortos, con sólo 10.82 GB disponibles para el usuario, aunque podremos ampliarlos mediante tarjetas microSD.

A este respecto cabe destacar que el dispositivo tiene 3 slots, dos micro-SIM con adaptador a nano-SIM y otro microSD, así que podremos disfrutar de ambas posibilidades sin elegir entre la doble SIM o la expansión de memoria.

Hablando de conectividad, el Moto G4 es compatible con todas las frecuencias utilizadas en Europa para el 4G LTE y dispone de doble SIM activa con doble stand-by. Además, no faltarán los habituales Wi-Fi 801.11 a/b/g/n, Bluetooth 4.1 LE y aGPS con soporte GLONASS.

Sí tendremos una radio FM que la gama alta ya ha olvidado, pero por desgracia no hay ni rastro de NFC, ni del puerto infrarrojo, ni tampoco de un conector micrUSB Tipo-C que se agradecería pero que no consigue despegar con el paso de los meses.

P1030359

Luces y sombras maquilladas por una cámara fotográfica de calidad notable, con 13 megapíxeles y apertura f/2.0, autoenfoque y auto-HDR, doble flash LED de doble tono y capacidad para grabar vídeo en formato FullHD. Ésta se acompaña de un sensor frontal de 5 megapíxeles con apertura f/2.2 el mismo modo de auto-HDR.

Además, también es de notable una batería de 3.000 mAh que, como veremos más adelante, rinde a la perfección aunque se deje por el camino el cargador rápido, que sí viene en la caja del modelo Plus y que permite acelerar el proceso de carga del terminal en gran medida.

Como es obvio para un dispositivo dirigido a abrir la gama de Motorola este año, en el Moto G4 se ha buscado rebajar costes al máximo, así que hemos de perdonar las faltas para valorar ahora un precio recomendado de 229 euros que lo coloca en buena sintonía para competir en el mercado. Menos entendible es que haya un modelo Plus que suba su precio sensiblemente y tampoco cuente con especificaciones importantes como, por ejemplo, el chip NFC.

Por su estrategia dirigida a contener los costes hemos de aceptar la falta de NFC o lector dactilar como algo natural, aunque a ver cómo explica Motorola que el G4 Plus tampoco disponga de NFC en 2016

Diseño clásico y el plástico como protagonista

Curiosa la apuesta de Motorola en este sentido, dejando al plástico como claro protagonista de un diseño muy clásico en líneas, sin arriesgar lo más mínimo, pues hemos de recordar que la propia compañía norteamericana había hecho hincapié en el acabados de sus terminales con su famoso Moto Maker.

Mantener costes era la premisa y el Moto G4 lo consigue, aunque esta estrategia genera dudas viendo a los fabricantes chinos en estos precios usando metal, y hemos de reconocer que el acabado final del terminal es quizás su punto más débil.

P1030363

No por su aspecto y tampoco por el uso del plástico, y nos explicaremos, sino por un tamaño poco o nada optimizado que convierte al Moto G4 en un gigante que desaprovecha unos marcos enormes.

El diseño es limpio y elegante, con lineas curvadas y un marco de plástico pulido y redondeado, de aspecto metalizado, que otorga buena sensación en mano. Sin embargo, este material y el pulido de los bordes lo hacen propenso a rayajos y arañazos.

En el frontal encontraremos un cristal de calidad Gorilla Glass firmado por Corning, acompañado en el marco superior de la cámara frontal, los sensores y, para alegría de todos, de un altavoz principal frontal que Motorola no ha abandonado, dejando el marco inferior para la abertura del micrófono, sin botoneras hardware que siempre agradecemos.

La trasera también es elegante, con una carcasa extraíble -no hay acceso a la batería, sólo a los slots- de policarbonato que ha sido terminada con un tramado micropunteado de tacto agradable y muy suave, inmune a las manchas pero que otorga poco agarre.

P1030354

El tamaño del conjunto es enorme, imposible de usar a una mano, aunque es cierto que el Moto G4 da sensación de ser un smartphone robusto, bien construido, y además ligero para sus 153 x 76.6 x 9.8 milímetros, pesando sólo 155 gramos.

Que su construcción sea el aspecto más flojo no quiere decir que el Moto G4 esté mal acabado, sino simplemente que está poco optimizado. Tampoco el plástico es un mal material si se usa bien, y la trasera nos ha gustado mucho aunque el marco sí que sería mejorable por su propensión a arañazos.

Panel IPS de 5.5 pulgadas para no fallar

Con la pantalla del este nuevo G4 sí que no hay dudas, Motorola ha apostado por lo seguro y eso le trae un notable alto para un apartado tan importante como este, que centra la experiencia de usuario de un smartphone.

Todos nos hemos acostumbrado ya a la alta resolución, y pensar en 5.5 pulgadas sin que el panel suba a los 1.920 x 1.080 píxeles es casi impensable. Así pues, los norteamericanos no fallan con un panel que algunos fabricantes todavía se atreven a colocar en sus dispositivos más punteros, con 401 píxeles por pulgada de densidad asegurando la mejor nitidez posible sin penalizar rendimiento y precio.

Aunque han hecho sus pinitos con paneles AMOLED, seguramente la elección de la tecnología IPS sea la más compensada en cuanto a calidad/precio, y ya sabemos que una de las bondades de este tipo de pantallas es precisamente su buena representación del color, muy natural y sin excesos de saturación.

P1030370

También es cierto que sigue sufriendo un poco ese efecto de "pantalla lavada" que en ciertas situaciones diluye un poco estas buenas sensaciones, pero los ángulos de visión, el contraste y el brillo del panel de este G4 lo colocan en un nivel inalcanzable para el resto de smartphones alrededor de los 200 euros.

Comodidad de lectura gracias a unos blancos impresionantes, nitidez asegurada con buena densidad de píxeles, colores naturales, nivel de brillo aceptable y un tamaño del que, una vez que te acostumbras, no quieres bajarte. Estas son las credenciales de la pantalla del nuevo Moto G4.

Aquí es donde Motorola ha hecho mayor esfuerzo y eso se nota, con una visión en exteriores decente incluso a plena luz del sol y un panel muy bien calibrado para dejarnos boquiabiertos. Sin duda, y aunque la tecnología IPS tiene sus pros y sus contras, apostar por este tipo de paneles es un valor seguro, y Motorola no se ha equivocado esta vez

Notable en rendimiento...

El Moto G4 es un smartphone solvente para el día a día, algo que por otro lado no dudábamos de ninguna manera después de haber visto su lista de especificaciones.

Ya sabemos que hoy en día el hardware no diferencia demasiado, y encontrar dispositivos que funcionen fluidos y sin problemas para trato normal que casi cualquier tipo de usuario le da a un smartphone no es una tarea complicada.

Sin embargo, Motorola no ha escatimado con un chipset Qualcomm Snapdragon 617 que ofrece buen nivel yq ue será sin duda la estrella de la gama media en 2016, acompañado de 2 GB de memoria RAM que todavía son más que suficientes para el funcionamiento de un sistema operativo que, afortunadamente, se mantiene poco cargado y fiel a Android 'Pure Google'.

Screenshot 20160612 043749

Obviamente, sabemos que un usuario avanzado no buscará en el rango de precio del Moto G4, aunque si alguno se decide a comprar este smartphone lo cierto es que probablemente se lleve una grata sorpresa en términos de potencia, pues el dispositivo es totalmente fluido y funcional en casi cualquier situación.

De hecho, hemos jugado varias horas a pleno rendimiento y no advertimos problemas de sobrecalentamiento que sí vimos en el Moto G4 Plus -quizás tengamos ya una nueva versión de software más optimizada-, pero lo que es seguro es que este Moto G4 Plus es un dispositivo con buenas posibilidades respecto al hardware.

No queremos quedarnos sólo en palabras, así que aquí va nuestra habitual batería de pruebas de rendimiento, que el Moto G4 ha pasado sin problemas y con buena nota:

Benchmarks Moto G4
(Qualcomm Snapdragon 617)
PCMark Work perfomance: 5.214 puntos
Work battery life: 9h 50min
3DMark Sling Shot 3.1: 389 puntos
Sling Shot 3.0: 675 puntos
Geekbench 3 Single-Core: 712 puntos
Multi-Core: 2.950 puntos
AnTuTu v6.1.4 45.301 puntos
Epic Citadel Ultra High Quality: 34.2 FPS
Quadrant 26.569 puntos
Vellamo Chrome Browser: 2.804 puntos
Metal: 1.319 puntos
Multicore: 1.446 puntos

Como habréis visto, la potencia del hardware está en torno a la de un Nexus 6 o un HTC One M8, gamas alta de anteriores ejercicios que hoy en día están ya a la altura de smartphones de tan sólo 200 euros.

Esto nos da una interesante visión sobre la enorme evolución que han sufrido en poco tiempo los smartphones más económicos, y a su vez de la poca diferenciación que existirá hoy entre las diferentes plataformas de hardware al menos en lo que respecto al uso diario.

Hablando de apartados más básicos de un teléfono, como sería precisamente el de teléfono, el Moto G4 se ha comportado genial en cuanto a conectividad y velocidad tanto en redes móviles como en WiFi, y el volumen de los altavoces es excelente, tanto el de llamada como el principal, que además está perfectamente colocado en el frontal del terminal.

P1030356

Los sensores funcionan a la perfección pero no dispondremos de brújula digital, y el aGPS con soporte GLONASS es rápido y preciso en rutas por la ciudad, sin haberlo probado eso sí en ruta con el coche.

Como ya esperaréis, la radio FM precisa los auriculares a modo de antena, aunque el Moto G4 permite iniciar la radio sin ellos a través de los altavoces, algo que agradecemos pero para lo que necesitaremos una zona de gran cobertura.

Aquí no hay ningún aderezo más que pueda facilitarnos la vida, ni podómetro, ni lector de huellas dactilares, ni puerto de infrarrojos, etc. El precio final ha pesado y Motorola ha preferido rebajarlo al máximo.

... y notable alto en autonomía

Punto clave, la autonomía, que el nuevo G4 de Motorola salva con nota tanto en uso diario como en pruebas sintéticas, como veréis.

Antes de empezar llega la primera queja, que además es doble, pues aunque el terminal es compatible con el sistema de carga rápida de Qualcomm, Motorola no ha incluido en el paquete dicho cargador rápido, que sí viene con el Moto G4 Plus. La otra parte, es que a pesar de la trasera extraíble, la batería no lo es, así que no podremos cambiarla fácilmente.

Screenshot 20160613 181655
Screenshot 20160613 181543

Y ahora, hablemos ya del Moto G4 y de sus posibilidades para mantenerse con vida gracias a un batería de 3.000 mAh de capacidad que, dado su tamaño, quizás podría haber crecido un poco más a modo de justificación.

Las pruebas de benchmarking no mienten, el Moto G4 sobrevive bien al uso intensivo, llegando hasta las 9 horas y 50 minutos de uso continuado normal en las pruebas de PCMark, que incluyen navegación por Internet, vídeo, fotografía, etc.

Esa es una cifra muy a tener en cuenta, pues mantener encendido durante 9 horas y 50 minutos un panel de 5.5 pulgadas y resolución FullHD no es sencillo.

Jugando de forma continuada y exigiendo al dispositivo esta cifra baja, pero seguramente podremos mantener encendido al G4 alrededor de las 5 horas, lo que seguramente implicará que nos cansemos antes de jugar.

En uso normal en el día a día, hemos manteniendo con energía disponible al Moto G4 durante dos jornadas sin demasiados problemas, pero aquí no queremos ser demasiado optimistas y vamos a dejarlo en unas 40 horas de uso más o menos. Dos días y una noche, para entendernos.

Buena nota para Motorola optimizando el consumo energético, pues el panel es grande y la batería no crece demasiado respecto a otros dispositivos que se conforman con las 24 horas de autonomía en uso normal.

Destacando en fotografía

No hay duda de que la cámara es el nuevo apartado diferenciador que todos los fabricantes quieren trabajar, y aunque en los smartphones más económicos no se nos llena la boca de cifras y datos, lo cierto es que el resultado del Moto G4 en este apartado es más que interesante.

Para hablar de las mencionadas cifras, pues Motorola ha montado un sensor de 13 megapíxeles con apertura f/2.0 y autoenfoque, apoyado por un doble flash LED de doble tonalidad y un curioso modo de auto-HDR que funciona sorprendentemente bien. Dicha cámara puede grabar vídeo en resolución FullHD.

En el frontal, encontramos otro sensor de 5 megapíxeles y apertura f/2.2 también con auto-HDR, preparado para videoconferencias y selfies sin destacar demasiado.

Screenshot 20160613 182309

El hardware se complementa bien con una aplicación de cámara intuitiva, con controles gestuales y posibilidades avanzadas para manejar el sensor en modo manual, haciendo posible modificar la exposición, el balance de blancos, etc. Eso sí, nada de filtros, mejoras ni efectos en tiempo real.

A continuación iremos viendo ejemplos, pero si tenemos que puntuar los resultados del Moto G4 a la hora de tomar fotografías el notable sería lo adecuado. Sin llegar a la excelencia, el dispositivo se defiende a la perfección cuando la luz lo permite, aunque tiene a saturar quizás en exceso las tomas, y también juega bien en interiores sin introducir un exceso de ruido y apoyado por un gran flash LED.

Img 20160614 120329362 Hdr
Ampliacion100x100

Como veréis, en exterior y con luz natural la reproducción del color es muy buena, al igual que la nitidez, con un nivel de detalle más que destacable al ampliar la toma al cien por cien.

Sorprendente es el modo de HDR automático, que entra en juego eligiendo bien los momentos, y el enfoque automático también permite jugar con buenos resultados entre primeros y segundos planos.

Eso sí, hay ciertos momentos en los que el Moto G4 no es capaz de compensar bien la iluminación de las tomas, y tiende a quemarlas como en el ejemplo inferior, en el que buscábamos un primer plano con desenfoque de los elementos del fondo. La luz era natural pero en una tarde nublada, sin incidencia directa del Sol que justificase el resultado.

Img 20160614 171418452 Hdr

En las tomas más típicas, como esta de un "paisaje" en estático, se puede apreciar un resultado excelente sin necesidad de tocar ningún parámetro de forma manual, directamente en el modo automático:

Img 20160614 173345014

Y para terminar os dejamos un ejemplo de una toma interior, con mala iluminación, donde el flash salva la fotografía perfectamente y sin introducir un exceso de ruido:

Img 20160617 121018076

Sin embargo, queremos que vosotros valoréis directamente un apartado tan importante como este, así que aquí os dejamos una buena galería de tomas realizadas con el Moto G4, sin retocar, a tamaño real y copiadas directamente del terminal:

Moto UI sigue fiel a Android, y eso nos alegra

Pues poco tenemos que comentar del apartado de software de este Moto G4, y eso en parte nos alegra, pues aunque Motorola ha dispuesto de su Moto UI sobre ANdroid 6.0 Marshmallow, lo cierto es que el fabricante sigue fiel a la experiencia 'Pure Google'.

No habrá ninguna diferencia entre usar un dispositivo Nexus y un Moto G4, y esto es buena noticia ya que la experiencia de usuario de Android se mantiene intacta, sin que Motorola haya querido tocar demasiado una interfaz en la que Google ha trabajado mucho y bien en las últimas iteraciones.

Motog4screens

Sí dispondremos de ciertos retoques de Motorola como el widget de reloj y algún detalle más, y también con aplicaciones propietarias para hacer funcionar la radio FM, obviamente, aunque en general el fabricante ha querido ser lo menos intrusivo posible dejando al usuario la elección de qué aplicaciones instalar desde Google Play para cada cosa. Ni siquiera se ha presintalado todo el paquete de aplicaciones de Google, y esto es algo que debemos agradecer.

Además, no ha querido obviar Motorola su buen trabajo con Ambient Display, aunque no contando con un panel AMOLED en este caso no quedaremos con un sistema de notificación rápido e inteligente que nos mostrará la hora y las notificaciones sobre un fondo negro al coger el dispositivo.

Además, se introducen acciones muy útiles a través de gestos, que permitirán abrir con un doble giro de muñeca la aplicación de la cámara o encender la linterna agitando dos veces el terminal, por ejemplo.

Moto G4, la opinión de Xataka Android

No cabe duda de que el Moto G4 es un dispositivo sorprendente, aunque lo cierto es que es un smartphone de contrastes y sensaciones encontradas dependiendo de quien y cómo mire al terminal.

En el apartado de potencia es un dispositivo sobresaliente para su precio, que funciona fluido y no tendrá problemas en el día a día de casi cualquier usuario. De hecho, y aunque este tipo de terminales suelen tener achaques en el apartado gráfico, el Moto G4 tira con juegos que requieren potencia sin pestañear.

Sin embargo, la misma lista de hardware nos deja sombras si miramos al apartado de conectividad, sin NFC, y también nos encontramos sin botonera capacitiva dedicada, sin lector de huellas dactilares, sin puerto infrarrojo o sin conector USB Tipo-C.

P1030374

Eso sí, contaremos con radio FM funcional sin auriculares, altavoz frontal y tres slots para que la doble SIM no implique perder la expansión de memoria, y todo ello animado por una batería de 3.000 mAh que se mantendrá viva hasta dos jornadas si no le exigimos demasiado.

Donde está lo peor del terminal es seguramente en su diseño, muy clásico y sin aderezos, aunque con buen uso del policarbonato para una trasera de tacto agradable y una ligereza reseñable para su tamaño.

De usarlo con una mano ni hablar, es un dispositivo muy grande, con panel de 5.5 pulgadas y marcos poco optimizados, pero en general es un smartphone que competirá bien y sin ningún complejo entre la nutrida gama media Android.

Los usuarios dirán si triunfa el cambio al gran formato experimentado por Motorola, ya en manos de la dirección de Lenovo, y que tantas dudas nos genera sobre todo teniendo en cuenta que existen dos modelos del mismo Moto G4, pero casi gemelos.

8.2


Diseño7.75
Pantalla8.75
Rendimiento8
Cámara8.25
Software8.75
Autonomía7,75

A favor

  • Pantalla de gran calidad
  • Altavoz frontal
  • Cámara a la altura
  • Autonomía por encima de la media

En contra

  • Tamaño poco optimizado
  • Fallas hardware extrañas como la brújula digital
  • Adiós al pago móvil (sin NFC ni lector dactilar)

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Motorola España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos