Compartir
Publicidad
Windows 10 se podrá ejecutar en ARM, ¿cómo afectará a Android?
Mercado

Windows 10 se podrá ejecutar en ARM, ¿cómo afectará a Android?

Publicidad
Publicidad

Hace un par de semanas Microsoft anunció lo que llevaba tiempo rumoreándose: el soporte total por parte de Windows 10 de la arquitectura ARM. Aunque no se saben todos los detalles técnicos parece que Microsoft ha portado la API del sistema operativo a ARM y donde las aplicaciones no la usen se realizará una emulación de x86.

En principio dicha noticia parece que apenas afectará a Android. Introducir una nueva arquitectura puede abaratar los costes de los portátiles, aumentar su eficiencia y como segunda derivada hacer que Intel se ponga las pilas. Pero no estamos hablando del mercado de los móviles sino de los ordenadores. Pero sí que hay implicaciones para Android, algunas importantes.

Ataque a Chromebook

Por un lado esta decisión de Microsoft es un claro ataque a los Chromebook que sobre todo en EEUU le están comiendo un trozo del mercado. Los Chromebook son más sencillos de usar pero sobre todo pueden funcionar en una arquitectura más sencilla y que consume menos, aparte de más económica.

Chromebook

Chromebook anunció hace poco el soporte de aplicaciones Android, lo que podría llevar a los desarrolladores a implementar aplicaciones que funcionaran bien tanto en móvil como en escritorio. Pero si Microsoft logra imponer su sistema operativo también en el segmento de la ultraportabilidad y ordenadores económicos va a ser complicado.

Esto limita la expansión de Android a otras plataformas. O al menos le pone un competidor más en el camino. No es que vencer a Microsoft ahí fuera a ser fácil pero desde luego han demostrado que no están dormidos en los laureles.

Convergencia y Continuum

Windows

Por otro lado Microsoft se lanza a un segmento con el que ya lo intentó hace tiempo y no salió bien, el de la convergencia entre móviles y escritorio. Su sistema Continuum permitía conectar el móvil a una pantalla y teclado y convertirse en un Windows casi completo. El problema es que ese "casi" era demasiado grande.

En su día probamos Continuum y había bastantes pegas. La principal es que cuando estábamos en escritorio no había un Windows completo, era una versión recortada que solo podía ejecutar aplicaciones universales (y que en su mayoría eran para móvil) y con algunas limitaciones más.

Sin embargo ahora lo que propone Microsoft es un Windows sin limitaciones en una arquitectura ARM. Esto significa que podrían salir terminales móviles con Windows equipados con los últimos procesadores de Qualcomm (que ya no andan tan lejos de lo que ofrece Intel en las tareas más comunes si exceptuamos potencia gráfica) y ofrecer una experiencia completa de sobremesa al conectarlos a un dock.

Para mí este es el futuro. El móvil es el elemento personal por excelencia. Tenemos todos nuestros datos ahí, lo usamos cada pocos minutos. Es una evolución lógica que al sentarnos delante de una pantalla lo que aparezca es precisamente lo que tenemos en el móvil. Hasta ahora había limitaciones de potencia y de sistema operativo. Estas dos barreras se han caído, al menos por la parte de Microsoft.

Seamos claros: Microsoft, ahora mismo, ha perdido la batalla de los móviles. Y su único cartucho es el contrario, llevar el PC de todo el mundo al bolsillo, decir a la gente: "oye, te puedes llevar el PC en el bolsillo cuando te levantes del sitio". Es un camino con muchos baches, la mayoría de la gente podría decir "ya tengo un PC en el bolsillo" pero es su única oportunidad para recuperar el mercado. Y es, de hecho, la única amenaza que tienen en el horizonte Android e iOS en su dominación de los sistemas operativos móviles.

Andromeda e iOS

Andromeda

Claro que ni Google ni Apple son tontos. Los rumores de una fusión entre Chrome OS y Android son constantes, la última vez bajo el nombre de Andromeda que se esperaba en Android 7.0 pero al final llegará más tarde. Google también apostará por la convergencia y tiene que realizar el camino inverso que el de Microsoft, convencer a los usuario que dejen de usar un PC distinto, que sigan usando el móvil cuando se sienten delante de una pantalla. También es un camino complicado pero si lo hacen bien (está por ver) hay una ventana de oportunidad.

Por su parte Apple lleva tiempo intentando convencer a sus usuarios para que trabajen con los iPad Pro. El sistema iOS cada vez va a atacar más al segmento de los PC. Y también hay rumores de que su sistema macOS pueda ejecutarse en arquitectura ARM. Pero tener dos sistemas disjuntos es una mala idea (que se lo digan a Microsoft) y quizá estén trabajando para unificar macOS e iOS.

Lo que está claro es que el que ha dado el primer paso en esta convergencia, que tantos años llevamos esperando, ha sido el que peor posicionado está: Microsoft. Y la posibilidad de que le salga bien es una amenaza para Android. Esperemos que Google no se duerma en los laureles y Andromeda sea algo memorable digno de los libros de historia de la computación.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos