Cinco tecnologías que molaban en Android y acabaron fracasando

Cinco tecnologías que molaban en Android y acabaron fracasando
14 comentarios

No es fácil innovar en telefonía y, cuando se logra, no siempre funciona. En Android los fabricantes son bastante de experimentar y, a veces, incluso las cosas salen bien no acaban llegando a buen puerto. No son pocas las tecnologías que hemos disfrutado algunas generaciones y que han desaparecido posteriormente.

Hemos recopilado algunas de esas soluciones que molaban bastante y que, sin motivo aparente, acabaron desapareciendo y sin calar en el mercado Android. Vamos a dar un pequeño repaso para ver cómo hemos perdido soluciones útiles.

Las cámaras pop-up

Oppo Find X

Tienen sus detractores, pero las cámaras pop-up fueron una genial idea para acercarnos a un futuro sin notch. Su vida útil se extendía más allá de los propios años que vamos a tener un teléfono. De hecho, no son pocos los usuarios que conozco con este tipo de cámaras y funcionan perfectamente.

El principal problema era su cuidado, ya que no podía entrarles polvo, y el coste de implementar este tipo de solución mecánica en un teléfono económico. No hemos vuelto a ver este tipo de mecanismos, y algunos lo echaremos de menos.

Sistemas de reconocimiento facial 3D

Pixel 4 Xl

Hasta la fecha, solo Apple ha logrado crear un sistema de reconocimiento facial que haya durado varios años, Face ID. Lo curioso es que no han sido pocos los fabricantes que han tenido tecnología similar, pero ninguno la ha mantenido. El Xiaomi Mi 8 tenía un notch que prácticamente calcaba al de Apple, el Google Pixel 4 XL también, y estas tecnologías no volvieron a aparecer.

Actualmente, se apuesta por un sistema de desbloqueo 2D mediante la cámara de nuestro teléfono, un sistema menos seguro y eficaz que lo que teníamos hace unos años, una gran pérdida.

Los móviles modulares

Lg G5

LG lo intentó con el G5 y Google nos puso la miel en los labios con el proyecto ARA. La idea de un móvil al que podemos ir cambiándole las piezas al teléfono para luchar contra la obsolescencia. Ninguno de estos proyectos llegó a buen puerto, otro jarro de agua fría en una solución que podría haber cambiado el futuro de la telefonía.

El modo instagram de Samsung

S10

Con los Samsung Galaxy S10 llegó el modo Instagram, una genial idea para acabar con la mala calidad en redes sociales que lleva arrastrando Android hasta el día de hoy. En las últimas generaciones Galaxy no hay ni rastro de esta solución, que realmente no llegaba a acabar con el problema, pero abría un camino para subir mejores fotos y vídeos a las redes.

Móviles auto-reparables

Lg Flex

El LG G Flex tenía la primera solución para autorreparar su parte trasera. Esto se lograba gracias a una poli-resina que se expandía de forma automática para cubrir pequeños arañazos en unos segundos. No es una solución para grandes golpes, pero sí para esos pequeños desperfectos del día a día.

Soluciones ingeniosas y útiles que, para mala suerte, se quedaron por el camino. Nos gustaría conocer si echas en falta alguna más o qué tecnologías de hace unos años te gustaría volver a ver.

Temas
Inicio