El desconcertante mundo de las pantallas OLED: tipos de paneles orgánicos que puedes tener en tu Android

Diferencias OLED móvil
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Cada vez más, por fortuna, los fabricantes apuestan por paneles OLED para sus teléfonos. Se trata de una tecnología que lleva un par de décadas con nosotros a nivel comercial (el Samsung E700 de 2003 tenía una pantalla externa OLED), pero que empezó a llamar realmente la atención en el segmento de los móviles con el lanzamiento del mítico Samsung i9000, el primer Samsung Galaxy S.

Desde entonces, el mercado ha evolucionado muchísimo, así como los paneles OLED que han ido incorporando mejoras en resolución, respuesta, brillo y cuyas formas a los que se ha empezado a sacar realmente partido con la llegada de los móviles plegables. A continuación, y con la idea de que sepas de qué trata la tecnología del panel de tu móvil, te vamos a contar cuáles son los tipos de panel OLED que más se usan en teléfonos actuales.

OLED

Un panel OLED (organic light-emitting diode o diodo orgánico de emisión de luz) está formado por miles de diodos capaces de generar luz por sí mismos. Cuentan con un material orgánico -como el carbono- que reacciona ante una estimulación eléctrica y, en definitiva, permitiendo que los píxeles se enciendan y apaguen de manera individual.

En un panel LCD y sus variantes hay una fuente de luz trasera -backlight- que ilumina todo el panel por igual, así como otras capas superpuestas para mejorar características como el contraste.

LCD vs OLED
LCD vs POLED

Como eso no ocurre en un panel OLED, estos son más delgados al necesitar menos capas, son más “maleables”, pueden ofrecer unos colores más vivos, son más eficientes y, además, consiguen un mejor contraste porque cuando un píxel tiene que reproducir un color negro, directamente se apaga. Por eso tenemos móviles con tecnologías Always-on Display.

Es, digamos, la tecnología sobre la que se sustentan el resto de tipos de paneles OLED que hoy vemos en teléfonos móviles, televisores, visores de realidad virtual o relojes y, con los años, se ha ido puliendo para adaptar los paneles OLED a usos más específicos.

Curiosamente, los móviles no suelen usar pantallas OLED "básicas", ya que para smartphones la tecnología de la que te hablaremos a continuación es algo mejor, pero se pueden ver ejemplos como el Huawei P50 Pro o el Pixel 5. Y que sea más maleable que un LCD nos permitió ver un móvil como el Samsung Galaxy Round en 2013, con una llamativa pantalla curvada.

AMOLED

AMOLED es, además de una variante de la tecnología OLED, una marca registrada por Samsung. Son las siglas de active-matrix organic light-emitting diode o matriz activa de diodos orgánicos emisores de luz. Básicamente como el OLED, pero con esa “matriz activa”.

Esta tecnología añade una capa activa que regula la corriente que fluye por cada píxel y, como consecuencia, se controla el brillo de manera más precisa, pudiendo obtener niveles mayores y, además, diagonales más grandes manteniendo la eficiencia energética y calidad del panel.

AMOLED
El AMOLED del Galaxy S original. Fíjate en los píxeles verdes, más alargados y numerosos.

Sobre la matriz, combina los píxeles verdes entre los azules y los rojos, por los que esos píxeles verdes tienen más presencia, pero son algo más pequeños que los otros dos. Y, a raíz de las pantallas AMOLED, se han ido desarrollando varias tecnologías.

Así, vemos los Super AMOLED (con un digitalizador entre las capas del panel, y no solo encima, para mejorar la sensibilidad), los Super AMOLED Plus (con una matriz más similar a la de los RGB, teniendo los verdes, rojos y azules el mismo tamaño) o las variaciones de Dynamic AMOLED (mejor control del brillo y mayores capacidades HDR).

Samsung tiene un montón de tecnologías y les está sacando partido en móviles de diferentes formatos. El Galaxy S23 y el Galaxy S23 Ultra son Dynamic AMOLED 2X.

Es el mismo panel, pero con laterales planos en el caso del primero y curvos en el segundo. El Galaxy Z Fold 4 o el Galaxy Z Flip 4 también usan ese panel y el formato, al ser plegables, cambia totalmente, por lo que es una tecnología bastante adaptable.

AMOLED
AMOLED

Algo interesante es que no solo Samsung utiliza pantallas AMOLED. El recién lanzado realme GT3 usa un panel AMOLED, el Xiaomi 13 o el Honor Magic5 Lite también y podemos ver estos paneles en el OPPO Find N2 Flip, que es competencia directa del Flip de Samsung.

Y, ojo, Samsung suministra pantallas a Apple para la fabricación de los iPhone, aunque como vemos en casos como el iPhone 14 Pro, luego Apple realiza sus modificaciones a nivel de diseño para que estos paneles cumplan con sus estándares.

P-OLED

LG Wing
LG Wing

Aunque la tecnología OLED no es de Samsung (de hecho, Sony fue de las que más partido sacó en sus inicios al OLED), creo que ha quedado claro que es la compañía surcoreana la que más partido está sacando de la misma tanto en sus dispositivos como vendiendo sus paneles a terceros.

Sin embargo, otro de los jugadores importantes en esta industria es LG. Ya no fabrican móviles (siendo el LG Wing una de sus últimas, y extrañas, creaciones), pero suministran paneles y tienen registrada la marca P-OLED o Plastic OLED (diodo emisor de luz de polímero).

Poled

Se trata de un panel OLED, pero con el sustrato de la matriz es de plástico en lugar de cristal. Esto permite que pesen menos, sean más flexibles (por eso LG experimentó mucho con paneles que se curvaban) y sean algo más baratos.

No son demasiados los móviles que usan ese tipo de panel en la actualidad, ya que Samsung ha copado el mercado, y tuvieron un serio problema de reputación con el Pixel 2. Era el panel que eligió Google y había varios problemas como unos ángulos de visión que distorsionaban los colores (se veía azul a la mínima) y el famoso problema del quemado.

Si te parecen muchos, espera: hay más tipos de paneles OLED

Volviendo al LG Wing, fue un móvil curioso porque montaba dos tecnologías OLED: una pantalla tenía el panel P-OLED mientras que la secundaria, la que quedaba abajo, tenía un panel G-OLED.

No vamos a entrar en detalle en todos los tipos de paneles OLED que existen porque no acabaríamos y, además, el objetivo era ver los principales tipos de paneles que tenemos en los móviles actuales (siendo Samsung la que domina el mercado), pero sí vamos a dar unas líneas de cada uno para que tengas una idea más general.

  • G-OLED - Glass OLED. Este es curioso porque es muy similar al AMOLED, con el vidrio como película de transmisión, pero LG la usó para el LG G8s ThinQ, así como la pantalla secundaria del mencionado Wing.
  • TOLED - Transparent OLED. Paneles OLED transparentes. Tienen un cátodo que mira a un lado y un ánodo que refleja la luz hacia el otro. Cuando los LED se apagan, el panel tiene una transparencia de un 70-85% y hemos visto ejemplos tanto de LG como de Xiaomi, la Mi TV Lux.
  • SOLED - Stacked OLED. Es un panel OLED que oprdena los píxeles de manera diferente. En un panel tradicional, cada píxel tiene un subpíxel rojo, azul y verde, mientras que en un SOLED estos están apilados, uno encima de otro.
  • FOLED - Flexible OLED. Su nombre nos lo dice todo: paneles OLED flexibles. Son baratos de producir porque se pueden fabricar por “rollos”.
  • WOLED - White OLED. Al RGB tradicional añade un píxel blanco. Mejora la durabilidad del panel, pero los píxeles blancos absorben mucha luz y el brillo resultante es menor.
  • UHPD OLED - Ultra High Pixel Density OLED. El nombre es bastante descriptivo y es un AMOLED con una inmensa densidad de píxeles. Pasa de un agrupamiento de píxeles a una distancia de 77,3 micras a unas minúsculas 13,4 micras, consiguiendo una densidad bestial de 2.228 píxeles por pulgada. Algo así sería ideal para gafas de realidad virtual, pero todavía está lejos de comercializarse.
  • MOLED - Microcavity OLED. Se empezaron a hacer pruebas en 1999 para aplicar una fuerte direccionalidad de la luz usando espejos dieléctricos y metálicos. Con esto se podía aumentar la intensidad de la luz hasta en cinco veces. No son aptos para dispositivos como los móviles.
  • QD-OLED - Quantum Dot-OLED. Esta tecnología sí se está comercializando y es Samsung la que ha tomado la delantera. Es una mezcla entre el QLED y el OLED que tiene como resultado un brillo más alto y un espacio de color más amplio gracias a los puntos cuánticos. Usa la luz azul para generar los otros dos primarios.

Hay otros tipos, pero la mayoría son experimentales o cuyas aplicaciones no son posibles por cuestiones técnicas o porque, simplemente, modelos posteriores resultaron mejores.

En Xataka Android | Así será el Google Pixel Fold, según OnLeaks

En Xataka Android | Tres trucos para que desbloquear tu móvil con la huella no sea un suplicio

Comentarios cerrados
Inicio