Compartir
Publicidad

El HTC One M9+ se transforma para ser el Butterfly 3 para el resto del mundo

El HTC One M9+ se transforma para ser el Butterfly 3 para el resto del mundo
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando HTC presentó el One M9+ lo hizo con un objetivo muy claro: quitarse la espinita del One M9 y lanzar un terminal que de verdad fuera competitivo en la gama alta. A simple vista parecía un terminal más interesante, efectivamente, pero había un problema: era exclusivo para el mercado japonés.

La compañía taiwanesa, que recordemos no está en su mejor momento, ha anunciado que el HTC One M9+ llegará al resto del mundo bajo el nombre Butterfly 3. Algo más que un mero cambio de nombre pues este modelo viene con un extra que no estaba en el modelo que salió hace unos meses: incluye estabilización óptica de imagen OIS en la cámara trasera.

Tope de gama con diseño funcional

Por especificaciones, el Butterfly 3 es un tope de gama en toda regla: procesador Qualcomm Snapdragon 810, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento y una pantalla de 5,2 pulgadas con resolución QHD. También cuenta con sistema de carga rápida de Qualcomm, algo que será bienvenido porque los 2.700 mAh de batería saben a poco.

La cámara, como decíamos, será uno de los cambios principales, esta vez vuelven a una configuración de dos sensores fotográficos en la parte trasera que, en conjunto, nos permitirá tomar imágenes a 20 megapíxeles. En la frontal apuestan por un sensor de menos resolución que por tamaño y disposición recuerda al del HTC Desire Eye que presentaron el año pasado.

El salto al plástico puede parecer un retroceso pero viendo los problemas de temperatura del Snapdragon 810 y lo mal que se llevaba con el metal esta parece una buena solución.

Llama la atención que hayan decidido cambiar los materiales de la carcasa. Para algunos puede suponer un paso atrás cambiar de metal a plástico pero si alguna vez habéis tenido un One M9 en la mano lo agradeceréis ya que el terminal se calentaba muchísimo hasta el punto que era molesto cogerlo cuando estaba cargando.

Saltar al plástico es una decisión acertada desde una perspectiva funcional pero el resultado final es que HTC baja un pelín en diseño, algo que otros años podría haber pasado desapercibido pero que en 2015, donde la competencia ha apretado mucho en este apartado, resulta difícil de defender.

De momento no tenemos precio oficial para España pero al cambio, en Taiwan, se queda a unos 560 euros. Probablemente cuando llegue a Europa la cifrará aumentará ligeramente para reflejar el cambio de moneda. Os iremos informando pero todo apunta a que este será el último smartphone de HTC para este 2015 tras haber completado el portfolio recientemente con el Aero.

Más información | HTC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio