Publicidad

El próximo Samsung Galaxy Note podría venir con un Mali-T880 en su interior

El próximo Samsung Galaxy Note podría venir con un Mali-T880 en su interior
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si algo ha demostrado Samsung con sus Galaxy es que el Note al llegar unos meses más tarde siempre lo hace con un hardware ligeramente superior. Lo ha hecho siempre y con el próximo modelo que lancen al mercado (lo más seguro es que lo anuncien en IFA) seguro que no van a decepcionar. ¿Qué va a montar? No lo sabemos todavía pero hay un elemento que suena con mucha fuerza, Mali-T880.

Cuando ARM presentó a principios de año su nueva generación de GPUs para este 2015 lo hizo con el T880 a la cabeza. Un modelo donde además de mejorar el rendimiento del T-760 reducirá de forma sustancial el consumo de batería. Ahora, ARM y Samsung estrechan lazos para seguir trabajando juntos y traer la tecnología más puntera del primero en los dispositivos de los coreanos.

Más potencia y menos consumo

A través de un comunicado de prensa conocemos que ARM y Samsung han firmado un acuerdo a largo plazo para utilizar sus GPUs. En el mensaje que han compartido, se especifica que el acuerdo es para llevar la experiencia visual a niveles nuevos. ¿Significa esto que además veremos un salto de resolución en la pantalla?

El T880 aparece mencionado en el comunicado y teniendo en cuenta que fue presentado a principios de este año, tiene todas las papeletas de llegar a tiempo para el nuevo phablet de Samsung. No es una certeza pero si todo va bien debería ser así. Si no, la otra opción sería un T860 con una capacidad de rendimiento muy parecida.

Mali3 W 600

¿Qué podemos esperar del T880? Según ARM, será un 80% más rápido que el T760 si los niveles de consumo se mantienen igual. Si se mantuviera el rendimiento al mismo nivel en ambos chips, entonces el consumo descendería al 40%. En ambos casos el avance es significativo y deja claro que el futuro de los procesadores (CPUs y GPUs) para móviles pasa por reducir el consumo de energía sin comprometer el rendimiento.

Lo bueno que tiene T800 es que es una GPU muy configurable para los fabricantes, se puede variar la cantidad de núcleos sin problemas (se puede usar un máximo de 16 núcleos) y además se pueden acoplar módulos adicionales como el Mali-V550 para procesar vídeo junto al DP550 para el procesado en la pantalla. De este modo, se podría reproducir vídeo 4K sin problemas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir