Publicidad

He probado la cámara del LG G4 y estas son mis impresiones
Móviles Android

He probado la cámara del LG G4 y estas son mis impresiones

Publicidad

Publicidad

La cámara en los móviles tope de gama se ha convertido en uno de los aspectos más discutidos, criticados y que con más lupa se mira. Asumiendo que todos son capaces de hacer un móvil bonito y esbelto, las diferencias entre unos y otros quedan en estos apartados. En lo que llevamos de año, todos los fabricantes tienen un espejo en el que mirarse: el Samsung Galaxy S6. Lo hemos visto en nuestro análisis: es la mejor cámara en un móvil en este 2015. Sin embargo, dentro de poco tendrá un rival que apunta muy alto: el LG G4.

Esta mañana hemos podido probar de nuevo el LG G4. Un terminal que, salvo contratiempos, llegará a España el próximo 1 de junio. En Londres tuvimos oportunidad de tener una toma de contacto con él y ver algunos aspectos como el diseño, la pantalla o el software. Ahora, nos toca ir más allá y en el rato que hemos estado con él hemos decidido probar su cámara. Tras unas cuantas fotos, estas son mis impresiones con una cámara que también quiere ser de las más deseadas este año.

¿Qué cámara monta?

Normalmente cuando hablamos de cámaras de tope de gama lo normal es encontrarnos con sensores de Sony. Lo hemos visto en montón de ocasiones pero, a veces, nos encontramos con móviles que rompen de la regla y con un desarrollo propio logran hacer una cámara formidable. El LG G4 monta un sensor propio de 16 megapíxeles fabricado en casa, concretamente en el laboratorio LG Innotek.

650 1200

Su apertura máxima de f/1,8, una lente de seis elementos y una evolución en el estabilizador de imagen OIS 2.0 deja sobre la mesa una propuesta atrevida (recordemos que no se han dedicado a comprar un puñado de sensores y meterlos sin más) y técnicamente muy prometedora. Se mantiene el enfoque láser y hay un ligero salto de resolución respecto al LG G3, 3 megapíxeles más para ser exactos.

Además de ser prometedor en lo técnico, LG ha hecho un esfuerzo para acompañar la cámara de un buen software. Junto a un modo de disparo básico, tendremos uno con controles manuales donde, por fin, podremos controlar todos los aspectos antes de tomar una fotografía. Lejos de querer añadir más filtros y efectos, esta vez han apostado por una función demandada y con trazas de ser un camino por recorrer con funciones que todavía no se pueden explotar de todo, como la fotografía RAW.

Tomando fotografías con el LG G4

Todas las fotografías que se han hecho con el LG G4 se han hecho con el modo manual de la cámara y están reescaladas a 1000 píxeles de ancho para que las podáis visualizar. Llevan la mínima compresión posible para que se aprecie bien la calidad de la cámara y el software de procesado. Tampoco se han editado ni se ha tocado el balance de blancos con ninguna aplicación de retoque.

G4 Macro
G4 Macro 2

Algo que sorprende mucho, y gratamente, cuando usamos el LG G4 es el modo macro. Capaz de enfocar a unos cuatro centímetros de distancia, deja un bokeh por detrás muy bonito y poco empastado. Además, se aprecian muy bien los detalles de las hojas o de los pasteles. La primera imagen además nos sirve para darnos cuenta de todos los matices que capta con mucha luz. Si os fijáis, las vallas se ven sin problemas a pesar de estar bajo la sombra.

G4 Exposicion

Aquí va una demostración del tiempo de exposición con mucha luz ambiente. La calidad de la imagen es bastante buena, colores naturales y buena definición de los bordes en el software de procesado. Apenas se aprecia ruido y la sensación que transmite es cálida. Los tonos están menos saturados que en otros teléfonos y la sensación que da es muy buena.

G4 Interior

Fotografía de interior con luz natural viniendo de los cristales. Capta bien los colores pero genera un poco de ruido, está disparada en ISO 50. Sin embargo, como podéis ver en el recorte a tamaño completo se aprecia un poco, aunque es cierto que en la pared blanca se ve más. De nuevo, colores más naturales y menos saturados.

G4 Rango

Prueba con el rango dinámico del sensor. Foto tomada a 1/360 con ISO 50 donde la cámara hace un gran trabajo en las sombras pero en las altas luces se resiente un poco. A su favor diré que la luz era muy dura y que se sobrexponga tanto no es ninguna sorpresa. El resultado es muy bueno por la cantidad de detalles que saca, aunque empasta un poco en las hojas de los árboles.

El modo manual, potente y útil

Si algo ha hecho bien LG con su G4 es cuidar la experiencia con el modo manual. Es una de las mejores experiencias fotográficas que recuerdo en un móvil desde el 1020. Muchas opciones, controles diseñados para ser intuitivos y no dedicar mucho tiempo para hacer una fotografía. Es una gozada controlar cada aspecto y hacer la foto que nosotros queramos.

Si estamos familiarizados con los conceptos básicos de fotografía tardaremos unos pocos segundos en hacer una foto a nuestro gusto. El modo automático tiene buen acierto cuando queremos hacer fotos rápidas pero si queremos exprimir la cámara del G4, nos tocará aprender un poquito sobre foto y manejar el modo manual.

La única nota negativa de la cámara la pone la foto RAW. Es un paso muy acertado que se puedan guardar las fotos sin compresión pero queda que el software acompañe y que las herramientas de edición actuales den un paso al frente para aprovecharlo desde un teléfono móvil, aunque ya se pueden editar en PC.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir