Compartir
Publicidad
La actualización del OnePlus 3: ¿Mejor antes o después?
Móviles Android

La actualización del OnePlus 3: ¿Mejor antes o después?

Publicidad
Publicidad

El OnePlus 3 ha generado, ya desde su nacimiento, polémica por todos lados. Hablamos de un móvil de gama alta por 399€ y que, además, es de los primeros en incorporar 6 GB de RAM (no es estrictamente el primero), convirtiéndolo así en una bestia que podría superar a prácticamente cualquier otro terminal.

Ya prácticamente todos los medios han hecho sus diferentes análisis del terminal, antes de esa primera gran actualización y después de la misma, unos desde el punto de vista de un usuario normal y otros desde un punto de vista más técnico. Siempre se le ha sacado alguna pega, cosa normal teniendo en cuenta que no hay móvil objetivamente perfecto.

La polémica antes de la actualización

Resulta que, una vez salido al mercado, no pocos fueron los medios que decidieron compararlo con la gama alta ya en vente. Hasta aquí todo resulta normal, cualquier gama alta medio destacable es "víctima" de este tipo de comparativas. Pero resulta que al hacer una prueba en multitarea, uno de los medios vio que el OnePlus 3, con 6 GB de RAM, quedaba detrás el Galaxy S7, con 4 GB de RAM.

El CEO de OnePlus no se escondió y dio explicaciones al respecto diciendo que decidieron apostar por una gestión de la RAM que beneficiara a la autonomía, pero ante las quejas de muchos de que para qué se ponen 6 GB de RAM si no se aprovechan, se liberó una actualización que arreglaba esto.

En dicha actualización también se añadió el modo sRGB ante las quejas de un medio que en su análisis calificó la pantalla como una de las peores vistas. Claro que dicho medio usó un punto de vista demasiado técnico, yo, como poseedor de un OnePlus 3, no ví que la pantalla fuera mala. ¿Es la mejor? Claramente no, pero de ahí a decir que es la peor hay un trecho.

El modo sRGB venía a dar una opción a sus usuarios para que decidieran entre una interpretación algo más real de los colores o una saturación mayor, satisfaciendo así a muchos amantes de las pantallas AMOLED que adoran esos colores tan vivos. Creo que es una opción más, puedes usarla o no, al final te acostumbras a lo que elijas.

La polémica tras la actualización

Oneplus 3 3

Si alguien pensaba que se acabaría la polémica con la actualización, lamentablemente se equivoca. Hace poco un medio se hizo eco de una fuga de batería tras la actualización, diciendo que le bajaba un 1% cada 4 minutos. Obviamente hubo muchos comentarios al respecto, de los cuales una buena parte era de poseedores de este terminal.

La respuesta de muchos es que a ellos no les sucedía, e incluso algunos fueron aún más consctructivos dando una serie de recomendaciones tales como desinstalar la app de Facebook (a decir verdad, suele ser la culpable de la falta de autonomía de muchos móviles) para mejorar la batería del autor de dicho artículo.

La verdad, no sé si llamar a este apartado polémica porque le ha sucedido, por lo que he visto a una única persona (el autor de dicho artículo), y parece ser algo muy aislado, porque también depende de las apps que se tengan instaladas, hay algunas que drenan la batería cosa fina.

Mi experiencia con todo este tema como usario de un OnePlus 3

Oneplus 3 2

Ya pasado ese tiempo de amor y felicidad propio de cuando tienes al fin tu ansiado móvil nuevo, ya acostumbrado al uso diario con él y pudiendo ser más objetivo acerca de sus virtudes y defectos, puedo decir que toda esa polémica que se ha generado desde la salida del terminal la veo un tanto exagerada.

Antes de la actualización no he tenido problemas con la multitarea, podía tener muchas apps abiertas en segundo plano y se ejecutaban desde el lugar en el que lo dejé. En cuanto a la pantalla, bueno, no es la mejor, ni siquiera es la mejor AMOLED posible, pero no la ví mala en ningún momento.

Ahora, tras un tiempo después de la actualización, la gestión de la RAM ha mejorado, pero en el día a día apenas noté nada. Sí, ahora puedes tener más apps en segundo plano, pero en mi uso diario no hay problemas con ello. En cuanto al modo sRGB, hay diferencia en cuanto a que ofrece unos colores más apagados que si lo tienes desactivado y más reales, creo que iré alternando por temporadas.

Para juegos sí que veo mejor tener el modo sRGB desactivado, me gusta ver colores más brillantes, aunque en el resto de apps puedo preferir una cosa u otra según la temporada en la que esté. En definitiva, creo que todo este asunto ha sido un tanto exagerado, nunca ha dejado de ser un gama alta que puedeo gustar o no.

Como siempre, viene bien la opinión que puedas aportar al tema, seas o no poseedor del OnePlus 3, si te parece que esta polémica puede echar para atrás a los futuros compradores o te parece exagerada.

En Xataka Android | OnePlus 3 ofrece mucho por muy poco... y deja patas arriba la gama alta Android

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio