Llevo un mes usando un gama media y mi móvil de 1.000€ ha acabado en el cajón
Móviles Android

Llevo un mes usando un gama media y mi móvil de 1.000€ ha acabado en el cajón

Soy de esos usuarios que paga gustosamente 1.000 euros por un teléfono, siempre que el producto merezca la pena. Pese a esto, 2020 fue y 2021 está siendo un año eminente para la gama media, que es, en mi opinión y experiencia, menos gama media que nunca. Esto está empezando a cambiar algunos de mis planteamientos ya que, hace apenas dos años, la gama media era incapaz de cumplir con mis exigencias básicas como usuario avanzado.

Voy a contarte por qué servidor, usuario de gama alta desde hace más de 10 años, ha acabado usando un Xiaomi POCO F3 y dejando el iPhone 12 en el cajón. Para ello, explicaré tanto la experiencia de usuario que da un móvil de este tipo cómo los puntos clave que están haciendo que la gama media recorte cada vez más distancias con la gama alta.

Qualcomm por fin me da la potencia que necesito

Snapdragon 870

Llevo utilizando el POCO F3 desde su lanzamiento y por fin tengo la potencia de un gama alta sin pagar demasiado dinero. Durante años, los procesadores de gama media han sido suficientes para mover aplicaciones y juegos, pero nunca al nivel de móviles del segmento premium. Siempre he sido más que exigente con los tiempos de apertura en apps, fluidez y configuraciones de gráficos en juegos, velocidad a la hora de copiar y pegar archivos, etc. No echo de menos la velocidad del iPhone, porque ya la tengo con este hardware.

Con los Snapdragon de la serie 700 siempre me ha faltado potencia de cara al gaming y experiencia general, algo que ha cambiado con el 870

Mi exigencia en potencia también se debe a que soy bastante gamer con el móvil, siendo 'PUBG Mobile' y 'Genshin Impact' dos habituales en mi día a día. La gama media puede mover estos juegos, pero no a 60 FPS, en la configuración máxima de gráficos y durante horas. El POCO F3 y cualquier terminal con esta nueva hornada de la serie 800 es capaz de mantener los FPS durante horas de juego, tal y como hacía mi iPhone 12. Por menos de 400 euros tengo un móvil que se acerca en potencia a un iPhone 12, algo que hace unos años era impensable.

POCO F3

Un Snapdragon 732 o un 765 podían antojarse suficientes para la mayoría de usuarios, pero a nivel de potencia bruta (sobre todo en GPU), la serie 800 quedaba muy lejos. Servidor siempre se preguntaba por qué no montar procesadores de la generación pasada en lugar de hacer nuevos gama media "desde cero". ¿Por qué no montar el procesador de gama alta el año pasado en lugar de un nuevo SoC de gama media?

Tener la potencia de esta gama va mucho más allá de tener un mejor rendimiento en gaming o que el móvil, sencillamente, sea más rápido. Un Snapdragon de la serie 800 permite que el conjunto del hardware envejezca mejor, tener un rendimiento sostenido muy superior al resto de gamas e implementar memorias de alta velocidad, como UFS 3.1 y RAM LPDDR4.

A este movimiento de Qualcomm hay que sumarle que buena parte del segmento medio ya parte de 128 GB, acercándose peligrosamente a las configuraciones base de algunos gama alta. El POCO F3 parte de 128 GB UFS 3.1, mientras que la configuración base del iPhone 12 es de 64 GB, teniendo que pagar unos 50 euros más para subir hasta los 128 GB.

Las pantallas AMOLED y los hercios ya no son exclusivos de la gama alta

Oneplus Nord

Otra de las grandes peticiones que tenía para la gama media era la democratización del AMOLED, tras años de paneles IPS. No solo se ha estandarizado el AMOLED en buena parte de la gama media, sino que también está empezando a hacerlo la alta tasa de refresco, siendo habituales los 90 o 120Hz incluso en móviles de unos 300 euros.

He perdido algunos nits de brillo máximo, pero ahora tengo una tasa de refresco de 120Hz con la que mi teléfono de 1.000 euros no cuenta

En el caso del POCO F3, he perdido algunos nits en lo referente al brillo máximo, pero he ganado una tasa de refresco de 120Hz frente a los 60Hz del iPhone. Es un panel que me recuerda a móviles como el OnePlus 7T, gama alta de hace un par de años.

Aquí sigue habiendo importantes distancias frente a la gama alta: compatibilidad con algunos formatos, brillo típico del panel, calibración y demás. No obstante, las pantallas en gama media ya no lo son tanto, sino que se acercan más a los paneles de gama alta que teníamos hace un par de generaciones.

La gama media es menos gama media que nunca

POCO

En resumidas cuentas, me he sorprendido a mí mismo pasando de un iPhone 12 a un POCO F3. He ganado en batería, carga rápida y tasa de refresco, teniendo una experiencia casi idéntica en fluidez, velocidad y rendimiento en juegos. Me sobra potencia, me es más que suficiente con esta pantalla AMOLED y tengo todo lo que le pido a un teléfono como usuario avanzado.

Sigue habiendo distancias frente a la gama alta en cámara y multimedia, aunque no las suficientes, en mi opinión, para justificar pagar prácticamente el triple por otro teléfono.

Sigue habiendo distancias frente a la gama alta en cámara y multimedia, aunque no las suficientes, en mi opinión, para justificar pagar prácticamente el triple por otro teléfono. 2021 es un año en el que, si quieres potencia, te puedes comprar un POCO F3 o un X3 Pro. Si quieres software y una cámara de gama alta tienes el Google Pixel 4a o un OnePlus Nord si la apuesta es por el software limpio y personalizado. Si prefieres combinar potencia de gama alta y software tienes terminales como el Moto G100.

Poco F3 - Smartphone 6+128GB, 6,67” 120Hz, Snapdragon 870, Cámara Triple de 48MP, 4520mAh, Negro Nocturno (Versión Global)

Poco F3 - Smartphone 6+128GB, 6,67” 120Hz, Snapdragon 870, Cámara Triple de 48MP, 4520mAh, Negro Nocturno (Versión Global)

Te recomendamos asimismo leer nuestras piezas sobre los mejores móviles de gama media y los mejores móviles con especificaciones de gama alta a precio de gama media para consultar las mejores alternativas que hay ahora mismo en el mercado.

Temas
Inicio