Los móviles de Xiaomi no llevan microSD por una razón: se rompen muy rápido

Los móviles de Xiaomi no llevan microSD por una razón: se rompen muy rápido
40 comentarios

Si alguna vez habéis visto un teléfono de Xiaomi, probablemente os hayáis fijado que la mayoría de sus modelos no tiene ranura microSD para ampliar la memoria. Para muchos resulta un inconveniente no poder usar una tarjeta para volcar allí archivos y descargar la ROM del dispositivo. Todo tiene una explicación y Hugo Barra, vicepresidente de la compañía ha salido para explicar por qué este fabricante chino no apuesta por esta bandeja que tanto da que hablar.

Detrás de todo ello hay una razón muy sencilla, puede que no guste a todo el mundo pero Barra tiene razón: las tarjetas microSD que utilizamos son, por lo general, de una calidad muy pobre. Con el tiempo, explica en una entrevista a Engadget, se acaban estropeando y al final quien carga la culpa de su mal funcionamiento en es el móvil y no el fabricante de la memoria.

Un vistazo a…
Así es como gana dinero Xiaomi - te atraen y te atrapan

Ni baterías extraíbles ni tarjetas de memoria

Según explica Barra, la tendencia es que las tarjetas microSD acaben desapareciendo. En dispositivos de gama alta tiene mucho sentido pero en aquellos que todavía tienen una capacidad muy pequeña (8GB ya suenan a poco) todavía pueden tener un hueco e incluso llegar a ser necesarias. En cualquier caso, el argumento que esgrime Hugo es sencillo pero rotundo y, dice, no está condicionado por trabajar en Xiaomi. Cree que en Google también habría defendido esa postura.

En la entrevista también aprovecha para hablar de la extinción de otro componente: las baterías extraíbles. Cada vez tiene menos sentido y hay menos demanda de usuarios que quieren cambiar este componente en sus móviles. De hecho, si echamos un ojo al mercado vemos cómo cada vez hay menos modelos que incluyen una función que sacrifica diseño para añadir una funcionalidad que ya se demanda tanto.

Con las baterías externas cada vez más asequibles y diseñadas para todos los gustos y preferencias, tiene más sentido llevar una de éstas que un cargador encima para buscar un enchufe. Más difícil veo la muerte de las tarjetas microSD, algo que podría ocurrir si los fabricantes de terminales modestos deciden apostar en algún momento por memorias internas de más capacidad.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio