Publicidad

Los Pixel ya permiten pausar las actualizaciones automáticas

Los Pixel ya permiten pausar las actualizaciones automáticas
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Como todos los meses, Google ha lanzado el parche de seguridad y ha agregado interesantes novedades para sus móviles Pixel y la tablet Pixel C con interesantes novedades. Entre ellas, la posibilidad de que los usuarios puedan pausar una actualización del sistema que ya se ha iniciado para reanudarla manualmente más tarde.

Lo cierto es que, si hace años las actualizaciones del sistema se limitaban casi a una por año, ahora son mucho más habituales. Solucionan errores del sistema operativo, pero a veces nos obligan a prescindir del teléfono durante unos minutos. De ahí que poder pausarla si lo necesitamos, sea toda una ventaja para el usuario.

Reanudación manual y reinicio programado

Google Pixel 3xl 1

Aunque lo recomendable es instalar la actualización de software justo en el momento en el que está disponible, a veces puede resultar un engorro prescindir del teléfono justo en ese momento durante unos minutos. Y ahí reside la principal novedad del parche de seguridad de febrero de Google, que permite pausar la actualización.

Así, si empezamos a instalarla, pero necesitamos usar el móvil de forma urgente, podremos hacerlo y el sistema será capaz de parar la actualización para reanudarla más tarde cuando el móvil esté en reposo. En caso de preferirlo, el usuario podrá reanudar manualmente la descarga.

Durante el proceso aparece una barra gris en la zona inferior de la pantalla que indica el progreso de la actualización. Una vez finalizada, es necesario reiniciar el móvil, y con el último parche será posible programarlo para hacerlo entre las dos y las cuatro de la madrugada. Por el momento, el reinicio del dispositivo queda limitado a esas horas, aunque se espera que el usuario pueda elegir cuándo hacerlo en una actualización futura.

El menú de Ajustes presenta una nueva organización y aparecen nuevos botones y colores

La actualización incluye también una nueva distribución de los “Ajustes” del teléfono, así como un nuevo diseño y la aparición de nuevos iconos con colores, algo que llama la atención sobre todo después de ver cómo la compañía quiere implementar el blanco en gran parte del sistema Google, como Gmail o Google Play. Además, se han solucionado 15 problemas míticos y errores, según la compañía.

La actualización pesa unos 135,7 MB en el Pixel 3 XL y afecta a los dispositivos Google Pixel 3, Pixel 3 XL, Pixel 2, Pixel 2 XL, Pixel, Pixel XL y Pixel C y, aunque por el momento es exclusiva para ellos, no se descarta que llegue a otros dispositivos con Android One próximamente.

Vía | Android Police

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir