Compartir
Publicidad
Publicidad

Samsung Galaxy Note 4 y Galaxy Note Edge, toda la información sobre los dos nuevos gigantes de Samsung

Samsung Galaxy Note 4 y Galaxy Note Edge, toda la información sobre los dos nuevos gigantes de Samsung
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Algunos podrán discutirlo, pero no estaremos muy errados si afirmamos que la gama Galaxy Note - de la que podéis repasar su historia - es hoy en día la estrella del catálogo de Samsung.

Lo que sí tenemos claro es que estamos ante el terminal más importante de 2014 para el gigante coreano, y quizás por ello Samsung ha querido este año innovar con él y traernos dos sabores muy interesantes: el Samsung Galaxy Note 4 y el Galaxy Note Edge.

Sí amigos, el Note Edge es una realidad con su pantalla flexible, y es que Samsung no mentía cuando registró la marca hace unas semanas. Además, lo hace por la puerta grande, manteniendo las especificaciones de la versión más clásica del Note 4 para no desentonar en lo más alto del trono Android.

A los que todavía son escépticos con la gama phablet, Samsung les acaba de dar un buen golpe de efecto mostrando de lo que es capaz si le piden innovar, así que aquí tenemos las estrellas del catálogo Android en este año 2014.

650_1000_samsung-galaxy-note-edge.jpg

Samsung Galaxy Note Edge, primera aproximación útil a las pantallas flexibles

Sabemos que es el que más os interesa, así que empezaremos por él, pues el Samsung Galaxy Note Edge supone la primera vuelta de tuerca a la utilidad real de una pantalla flexible curvada sobre un terminal que, obviamente, no será flexible.

El Galaxy Note Edge es una muestra clara de las capacidades de un gigante como Samsung, que no estaba muy contento con sus últimos resultados financieros y ha querido volver por la puerta grande a la vanguardia de la innovación.

Entrando en materia, el Samsung Galaxy Note Edge es el hijo pródigo que tuvieron el Galaxy Note 4 y el prototipo YOUM, montando una pantalla de 5.6 pulgadas que se curva en el lateral derecho del teléfono para que el marco de ese lado no sea marco, sino parte de la propia pantalla.

El Galaxy Note Edge es una demostración de fuerza de Samsung, que había perdido el tren de la vanguardia con sus últimos lanzamientos.

Samsung ha utilizado la última tecnología nacida de sus investigaciones en paneles OLED flexibles, algo que parecía muy lejano pero que estará a la venta este mismo otoño en las estanterías de las principales tiendas de electrónica de consumo.

Dicho panel OLED flexible os dejará helados si os decimos que Samsung incluso ha conseguido subir de la resolución QHD a la QHD+, con 2.560 x 1.600 píxeles. Los 160 que os sobran de los 1.440p estarán en el lateral para animar la parte curvada en el marco derecho.

650_1000_edge-back.jpg

Ambas partes de la pantalla son completamente independientes, y se puede mantener apagada la frontal mientras se muestra el lateral, y viceversa. Además, también se puede usar como complemento de la otra, mostrando detalles en el lateral de lo que se ve en el frontal. Samsung pretende no sacar partido a esta característica sólo con su software propietario, sino también con lo que terceros puedan realizar con sus aplicaciones para dotarlo de mayor utilidad.

Por lo demás, el Note Edge es un Samsung Galaxy Note 4 en todo su esplendor, con su diseño que abraza los marcos metálicos y su hardware, aunque perdiendo 0.1 pulgadas de pantalla y 220 mAh, pues en algún lugar hay que meter la nueva tecnología del panel flexible.

Habrá que esperar para ver si la asimetría del dispositivo y su pantalla extendida al marco derecho encuentran su sitio en el mercado y otorgan a los usuarios las ventajas en interactividad que se le suponen utilizando el pulgar al coger el terminal con la mano derecha. Veremos también cómo se adapta entre los zurdos que suelen utilizar su smartphone con la mano izquierda.

Queda por ver si los usuarios le encuentran el sentido a la pantalla curvada, y si la utilidad que se le supone no es un inconveniente para usar el dispositivo con ambas manos indistintamente.

Samsung Galaxy Note 4, con aires de buque insignia

Visto lo visto, y aunque es muy probable que estemos ante el smartphone Android más avanzado de la actualidad, ya podemos definirlo como la versión "clásica" o "convencional" de los Galaxy Note 4.

Sus números son abrumadores, pero hace falta detenerse en su diseño, pues los coreanos han escuchado al respetable para dotar a su terminal estrella de una construcción con toques más premium, manteniendo la trasera de policarbonato con tacto de piel sintética, pero adoptando un marco metálico - confeccionado en aluminio - que mejore las sensaciones del conjunto.

El Galaxy Note 4 no será resistente a líquidos, y mantiene la diagonal de pantalla de su antecesor, con un panel AMOLED de 5.7 pulgadas que sí sube la apuesta a la resolución QHD (2.560 x 1.440 píxeles). Samsung no ha querido que ninguna de las líneas del datasheet se quede por debajo de los rivales.

Como detalle de diseño, los coreanos nos cuentan que su cristal no es completamente plano, sino que han utilizado una tecnología que ellos denominan 2.5D para que el Note 4 cuente con una superficie ligeramente curvada.

650_1000_note-4-1.jpg

La plataforma de hardware más avanzada del mercado

Como es habitual en los dispositivos de Samsung, habrá dos versiones diferenciadas por su chipset: para el mercado de Corea del Sur se utilizará un Samsung Exynos 5433 con procesador de ocho núcleos en arquitectura big.LITTLE (4x 1.9GHz + 4x 1.3 GHz), mientras que para mercados internacionales se montará un Snapdragon 805 de Qualcomm en su versión más bestia, cuatro núcleos a 2.7 GHz.

La memoria RAM será de 3 GB, y el almacenamiento interno podrá elegirse entre los 32 y los 64 GB, ambos ampliables mediante tarjetas microSD.

Las cámaras serán de 16 megapíxeles la principal, con flash LED, y 3.7 megapíxeles la frontal, que contará con apertura f/1.9 y un modo de selfies panorámicos realizados a partir de tres capturas.

Completamos las especificaciones con una batería de 3.220 mAh para el modelo clásico - 3.000 mAh en el Edge -, que podrá cargarse rápidamente gracias al Quick Mode de Qualcomm. Es probable que la autonomía se vea penalizada respecto al Note 3, pues prácticamente es la misma capacidad teniendo que mover mayor resolución y un chipset más potente.

650_1000_sm-n910_charcoal-black_left-45--degree-pen_011.jpg

Conectividad, sensores y software

En cuanto a conectividad y sensores, pues hay que confirmar que repite con todo en elenco de sensores que ya hemos visto en el Galaxy S5, sumando además un sensor de rayos ultravioletas que podrá medir hasta cinco niveles de radiación si apuntamos con el terminal hacia el Sol. Un paso más para añadir valor a S Health, que podrá contar de nuevo con el monitor cardíaco ya clásico en Samsung.

No falta tampoco el lector de huellas dactilares a la cita, ni la conectividad completa hasta LTE Cat.4, ni el WiFi 802.11ac, el Bluetooth 4.1 LE, el NFC, o el aGPS con soporte para GLONASS.

En cuanto al software, Samsung lanzará sus nuevos gigantes con Android 4.4 KitKat - entendemos que se actualizarán oficialmente a Android L cuando este sea lanzado -, pero enmascarado con la última versión de su TouchWiz UI estrenada también en el Galaxy S5.

Como es habitual, habrá software específico instalado para sacar partido al nuevo S Pen, que ahora será capaz de reconocer hasta el doble de niveles de presión que el anterior modelo de S Pen utilizado en el Galaxy Note 3.

650_1000_note-4-back.jpg

Samsung Galaxy Note 4 y Galaxy Note Edge, disponibilidad y precios

Lo más importante es precisamente lo que no podemos daros, pues Samsung no ha revelado detalles sobre el precio que tendrán en el mercado sus dos nuevos Galaxy Note.

Tampoco sabemos concretamente la fecha en la que estarán disponibles, aunque los coreanos confirman ambos dispositivos para el próximo otoño, empezando por el Note 4 en versión clásica que debería llegar a lo largo del mes de octubre en cuatro colores: negro, blanco, dorado y rosa.

Podríamos especular un precio en torno a los 729 euros para el modelo convencional, precio que extrapolamos del que tuvo el Note 3 el año pasado en su lanzamiento. El Note Edge será probablemente más caro todavía.

Toma de contacto en vídeo

En Xataka Android | IFA 2014, todas las novedades
Más información | Samsung

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos