Compartir
Publicidad
Publicidad
Samsung Galaxy S7 Edge, review con vídeo
Móviles Android

Samsung Galaxy S7 Edge, review con vídeo

Publicidad
Publicidad

Mientras la competencia esperaba novedades, el Mobile World Congress 2016 nos presentó a los primeros contendientes para hacerse con el trono del catálogo de smartphones este año, cuatro dispositivos con cuatro concepciones bien diferentes, y que conforman las apuestas para la gama más noble de Xiaomi, Samsung, Sony y LG, cuatro de los fabricantes más importantes de la industria.

El primero en aterrizar en las tiendas ha sido el Samsung Galaxy S7, que con su hermano el Galaxy S7 Edge reedita la estrategia que el gigante coreano inició el año pasado. Sin embargo, Samsung ha querido escuchar al mercado para mejorar, y es hora de saber si lo ha conseguido con este análisis del nuevo Galaxy S7 Edge.

Mucho hemos hablado ya del nuevo buque insignia de Samsung, que en teoría llegaba este viernes al mercado aunque algunos distribuidores se hayan adelantado, y lo cierto es que este análisis, o más bien sus conclusiones, es probablemente el todos esperabais. ¿Qué podía salir mal?

Análisis en vídeo

Es lo primero que todos queréis ver y será lo primero que os enseñemos, pues nuestra habitual review a fondo en vídeo ya está disponible en nuestro canal XatakaTV de Youtube. Obviamente, aquí os la dejamos también por si hubiese algún perezoso en la sala:

Galaxy S7 Edge, el smartphone más redondo de Samsung

Con el nuevo Galaxy S7, el gigante coreano se ha llevado a la coctelera la idea del Galaxy S6 y sus aclamados diseño y materiales, para mezclarla con aquella inspiración en cantos rodados que nos trajo el Galaxy S3 y su atractivo tacto sin aristas.

Esta vez, el juego de palabras está muy bien traído, pues Samsung ha conseguido un smartphone redondo, muy suave al tacto, totalmente redondeado en sus cristales delantero y trasero que se funden con el marco metálico a la perfección consiguiendo una sensación de robustez inmejorable. El terminal cae en mano como un guante, y aunque 5.5 pulgadas son muchas, se hace bastante cómodo gracias al trabajo de aprovechamiento frontal.

La curva de la pantalla es meramente estética, y aunque ha Samsung ha buscado mejorar los paneles Edge para sacarle partido, lo cierto es que lo ha hecho utilizado la parte plana del panel en un ejercicio de accesos directos y paneles de información que bien podrían usarse en un smartphone de pantalla plana. Eso sí, es un diseño precioso y muy magnético, que gusta a primera vista.

1366 2000 1

Además, Samsung consigue una construcción exquisita con resistencia al agua y al polvo para que no podamos pegar, aunque sí las tenemos, pues se caen de la lista el conector USB 3.0 Tipo-C, el puerto IR o la olvidada radio FM.

La batería no extraíble es perdonable, y de hecho ha crecido en este caso hasta los 3.600 mAh con carga rápida mejorada. Eso sí, no esperéis milagros pues aguantará de media entre una y dos jornadas siendo normal mantener la costumbre de cargarlo a diario.

Touchwiz progresa adecuadamente

Con el mejor hardware posible en su interior no hay demasiado que comentar a este respecto, y de hecho el terminal es fluido e impresionante. La memoria es por fin expandible y podremos llevar nuestros archivos de música o vídeo sin problemas de espacio, y la conectividad no presenta dudas.

Donde sí había mucho que probar era en la parte de software, pues Samsung sube a Android 6.0 Marshmallow acompañando al lanzamiento de una nueva versión de Touchwiz, que para alegría nuestra progresa adecuadamente.

1366 2000 2

Obviamente le queda mucho camino por recorrer, pero Samsung ha aligerado mucho su intrusiva capa de software para hacerla más amigable, más intuitiva y menos profunda. No sólo nos referimos a su nueva paleta de colores y diseño más plano, sino también a las opciones que antes nos confundían y que ahora se han resumido al absurdo.

De hecho, Samsung ha simplificado mucho sus menús, y se ha quedado con las opciones más interesantes dando protagonismo al nuevo menú edge, más amplio y con más utilidad, y al menú lanzador de juegos, que incluso permite ahora grabar gameplays entre otras opciones interesantes.

Además, la experiencia de usuario se redondea con un panel AMOLED curvado impresionante, que no cambia desde el año pasado pero al que no le hace falta nada más para destacar, sumando esta vez el modo Always On para mantenernos informados mientras el dispositivo está en stand-by.

Samsung ha demostrado su madurez con un smartphone difícil de superar, y aunque os hemos contado lo básico sabemos que esto no es suficiente. Así pues, si queréis leer nuestro análisis completo os animamos a seguirnos a Xataka:

En Xataka | Samsung Galaxy S7 Edge: este smarpthone va a ser muy difícil de batir

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos