Compartir
Publicidad
Sony Xperia Z5, la resistencia del Full HD continúa un año más
Móviles Android

Sony Xperia Z5, la resistencia del Full HD continúa un año más

Publicidad
Publicidad

El año pasado fue el debut de la resolución QHD en teléfonos móviles. Solo LG y Samsung se atrevieron a introducir modelos con una pantalla así. Fue recibido con escepticismo (sigo dudando que tantos píxeles sean necesarios) pero la industria se subió al carro y la mayoría de los gama alta de 2015 tienen una densidad de píxeles por puntos ridículamente alta. ¿Todos? No.

HTC y Sony se han resistido, entre los grandes fabricantes, a saltar a un formato que se ha convertido en uno de los must para ser el mejor móvil del año. El caso de los japoneses, ayer analizábamos el Xperia Z5 en Xataka, es curioso porque ellos han decidido mantenerse firme en el Full HD. ¿Es todo puntos es una pantalla? Por supuesto que no.

Más píxeles no es mejor pantalla

De sobra es conocida la experiencia de Sony como fabricante de pantallas. Lo ha demostrado en móviles con buenos resultados y algún borrón puntual como el Xperia Z1. Con la vuelta del IPS LCD en el Xperia Z3, los japoneses volvieron al camino correcto y como hemos visto en nuestro análisis, este año la apuesta les ha vuelto a salir bien.

El Z5 no presume de resolución pero el panel que han montado este año viene con otras mejoras muy interesantes pero que no siempre quedan reflejadas en la guerra por especificaciones, ese conflicto por ver quién la tiene más grande si nos ceñimos solo a las cifras.

Más brillo, un espacio de color más amplio y natural, temperatura equilibrada que todavía tiende un poco al azul… Sony siempre ha defendido que con este tamaño Full HD es más que suficiente y las mejoras respecto al modelo anterior se notan a simple vista, a pesar de que no aparezcan en la ficha de especificaciones.

1024 2000 1

Saben además que poner el SoC a renderizar una imagen con más puntos es más trabajo para el procesador, tarea que muchas veces no aprecia el usuario final. Esto les permite darle más descanso y, por extensión, ofrecer un mejor rendimiento y algo más de autonomía, la práctica es algo diferente por desgracia.

Sony, como en el Z5 Compact, sigue cayendo en problemas de rendimiento del software y no es tan rápido como nos gustaría. En el Z5, además, hemos visto en nuestro análisis que eso hace que la batería siga siendo protagonista, aunque este año se han estrechado las diferencias con la competencia.

Quedarse en el Full HD no es una decepción ya que a día de hoy los incentivos para decidirse por una pantalla QHD son muy pequeños. Hay otros factores más importantes pero la densidad (a estos niveles) no es decisiva para elegir un móvil u otro. Sony puede estar tranquila.

1024 2000

Cabe destacar que Sony tuvo una pequeña canita al aire. En esa defensa férrea del Full HD, sucumbieron por un momento al QHD con aquel Xperia Z4V en exclusiva para el operador estadounidense Verizon. Su repercusión fue mínima pero como dice el dicho: donde dije Diego…

Dicho esto, queda la duda de si tarde o temprano los fabricantes serán capaces de marcar la diferencia con la resolución. Suena difícil, con ese tamaño, pero la tecnología avanza. Sony, eso sí, seguro que está preparada.

Con el Z4V, y muchos prototipos que no salen a la luz, ya tiene experiencia con esa resolución. No terminan de verla con malos ojos pero siguen creyendo que la clave está en seguir en Full HD. Si quieres más puntos por pulgadas en un móvil de Sony, lo que buscas en el Z5 Premium. Más resolución, pero con mesura ya que recordemos solo funciona para ver vídeo. El resto del tiempo, en alta definición.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio