Compartir
Publicidad
Publicidad

SonyEricsson Xperia Arc: Review tras 2 semanas de uso (I)

SonyEricsson Xperia Arc: Review tras 2 semanas de uso (I)
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy en Xataka Android vamos a comenzar el análisis a fondo de uno de los terminales más interesantes en el mundo Android para este año. Hablamos del SonyEricsson Xperia Arc, el terminal de vanguardia de esa gama alta que se ha quedado en un sólo núcleo de procesador, posicionada justo por debajo de los pesos pesados de doble núcleo, pero que no podemos considerar gama media.

El SonyEricsson Xperia Arc se presentó hace ya unos meses enamorando a propios y a extraños, saliéndose de la línea de sus rivales con un diseño diferente, arriesgado, estéticamente elegante y muy bonito. Además, presentaba por primera vez en un smartphone lo mejor de Sony, sus procesadores de imagen Bravia y sus sensores Exmor R para la cámara.

Packaging: Austeridad al servicio de la ecología

Lo primero que llama la atención a nuestra vista cuando compramos un terminal es su packaging. El envoltorio del SonyEricsson Xperia Arc no va a pasar a la historia por ningún aspecto, pues es una caja de cartón pequeña y austera, sin ningún remilgo más allá de las letras brillantes que anuncian el nombre del terminal.

SonyEricsson Xperia Arc

Los materiales del paquete son completamente reciclables, y tanto los accesorios como el terminal vienen bien protegidos. Aún así, seguimos creyendo que Apple lleva ventaja en estos aspectos, puesto que algunos fabricantes no le dan demasiada importancia y, sin embargo, una buena presentación es lo primero que entra por los ojos.

En este aspecto, se queda a años luz de paquetes que impresionaban, como por ejemplo el del HTC Diamond; y queriendo hacerlo austero, el packaging del Nexus One era un buen ejemplo.

Diseño: Sencillamente impresionante

El Xperia Arc es precioso en todos sus ángulos, muy delgado, su chasis en arco le permite dar al usuario una gran sensación al cogerlo. Tiene un tamaño bastante contenido para sus 4.2 pulgadas de pantalla y además, los materiales tienen un buen tacto y ayudan a que dicha sensación sea buena.

SonyEricsson Xperia Arc

El diseño es elegante y arriesgado, pero el resultado es sublime. Los acabados laterales de estilo cromado y el degradado de la tapa trasera le quedan perfectos a un diseño ya de por si muy bueno. La pantalla ocupa prácticamente todo el frontal, y encendida nos confirma que estamos ante un terminal de gama alta. En mano se nota mucho la delgadez y el poco peso.

Por el contrario, la disposición de los puertos microUSB y Audio Jack 3.5mm es incómoda, puesto que están colocados en las esquinas superiores, a los lados. Además, la elección de materiales con acabado nacarado brillante hace que el terminal se ensucie con sólo verlo.

SonyEricsson Xperia Arc

Pantalla: Mobile Bravia Engine

La pantalla del Xperia Arc es de tipo LED Backlight-LCD, es decir, un panel TFT clásico retroiluminado con LEDs. En este aspecto, sobre el papel y por tecnología, se queda rezagado con respecto a otros paneles como SuperAMOLED Plus o Retina Display, aunque en la realidad, la distancia no es muy amplia.

SonyEricsson ha dotado al Xperia Arc de una pantalla de gran calidad, llamada Reality Display, que ayudada por el famoso procesador de imagen Bravia de Sony, nos proporciona un calidad de imagen excelente. El Mobile Bravia Engine sólo entra en funcionamiento cuando visualizamos vídeo o imágenes, pero se nota que mejora mucho los colores, volviéndolos más nítidos, vivos y “reales”.

El contraste y brillo de la pantalla son buenos, y los colores se muestran bien, no demasiado saturados como en las pantallas AMOLED. En el resto de funciones, la pantalla hace su trabajo correctamente, y puesto que la resolución es alta (854×480 píxeles), la calidad de visualización de textos es buena.

Es de destacar su visión en exterior, muy buena con el brillo al máximo aún en condiciones de Sol extremo, y también que a pesar de que las especificaciones no indican el sensor de luminosidad, el terminal si cuenta con autorregulación de brillo, aunque esta función no puede desactivarse, al menos de manera fácil en los ajustes.

SonyEricsson Xperia Arc

Hardware: Una plataforma solvente y suficiente

El SonyEricsson Xperia Arc no destaca por un hardware demasiado potente, pero tampoco se queda corto de potencia. En este aspecto, SonyEricsson quiso fijarse más en lo que Google proponía en su Nexus S, que en lo que la competencia estaba desarrollando, y es que Google, con la línea Nexus, marca unas especificaciones básicas para usar Android durante todo el año, y aunque los demás fabricantes ya estaban desarrollando terminales con doble núcleo y una potencia brutal, SonyEricsson apostó por la continuidad, con un hardware perfectamente capaz y sobradamente fiable.

SonyEricsson Xperia Arc

Así, el Xperia Arc viene animado por un procesador superventas como es el Qualcomm MSM8255 Snapdragon a 1 GHz de un sólo núcleo, con GPU Adreno 205, y 512 MB de RAM. Una plataforma probada y que dota al terminal de la potencia suficiente para mover Android 2.3 Gingerbread sin pestañear.

El terminal es rápido de movimientos, no se congela prácticamente ni siquiera cuando abrimos aplicaciones “de peso” como pueda ser Google Earth, y tampoco sufre con la multitarea. El hardware es perfectamente suficiente para aguantar durante mucho tiempo en el mercado sin la necesidad imperiosa de un cambio.

Quizás el aspecto más discutible en este apartado sean los 512 MB de memoria RAM, puesto que su competencia directa, como es el HTC Desire S, se ha ido ya a los 768 MB. Sin embargo, en realidad, si nos fijamos que el LG Optimus 2X también monta 512 MB, ya no nos parece tan descabellado.

Conclusiones de esta primera parte

La primera toma de contacto con el SonyEricsson Xperia Arc enamorará a casi la totalidad de usuarios, y es que el terminal es realmente precioso en todas sus líneas. La pantalla además es de muy buena calidad, así que no cabe duda de que el terminal no va a defraudar a nadie. El hardware es completamente suficiente, y sin ningún alarde de potencia, mueve perfectamente cualquier aplicación en Android 2.3 Gingerbread.

Es un terminal dirigido a esa parte del público que busca diferenciación, puesto que tiene un diseño diferente y elegante, y la pantalla Bravia y la cámara Exmor R Mobile le dan un punto de atractivo. Además, contentará también a los usuarios que quieran cambiar de terminal sin gastarse la friolera de dinero que cuestan las bestias de doble núcleo que conforman ahora la gama alta de Android.

En la próxima entrega de la review, hablaremos de la cámara, otro de los aspectos destacados de este gran teléfono y además, trataremos los aspectos generales del terminal y la parte del software, que también necesita un análisis más detallado.

En Xataka Android | Análisis a fondo, HTC Desire S (II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos