Compartir
Publicidad
Publicidad

SonyEricsson Xperia Arc: Review tras 2 semanas de uso (II)

SonyEricsson Xperia Arc: Review tras 2 semanas de uso (II)
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya vimos en la primera parte de este análisis que el SonyEricsson Xperia Arc es una gran smartphone. No puede competir directamente con los nuevos dual-core, pero eso no lo hace cambiar de estatus, puesto que este terminal es, por méritos propios, de gama alta.

En esta segunda parte del análisis, trataremos de desgranar aspectos que no tocamos en la primera, como la cámara con sensor Exmor R Mobile de Sony o las personalizaciones de software que SonyEricsson ha realizado al terminal. Así que sin entretenernos más, comenzamos analizando la cámara.

Cámara: La calidad de Exmor R se hace notar

En este apartado el Xperia Arc no sólo destaca, si no que se vuelve uno de los mejores terminales del mercado para sacar fotografías. SonyEricsson ha puesto toda la carne en el asador adaptando a su versión móvil los sensores Exmor retroiluminados, que prometen mayor luminosidad en condiciones de luz baja.

El Xperia Arc se va hasta los 8 megapíxeles, con autofocus y flash LED, pero las funciones de la cámara no se quedan ahí. Tiene función de reconocimiento automático de escenas, detector de sonrisas, flash con reducción de ojos rojos, y otras características más propias de una cámara.

Por el contrario, este terminal adolece de no implementar una cámara frontal cuando éstas vuelven a estar completamente en auge con la vuelta de las videollamadas, aunque ahora vía internet. Esta característica es una de las que más se echan en falta en el Xperia Arc, puesto que la mayoría de competidores si la montan.

Otro aspecto que no nos ha gustado lo más mínimo es la colocación de la lente, justo en un lugar donde es fácil agarrar el terminal y taparla completamente. Tampoco esta muy bien cuidado el botón de disparo, aunque cuenta con doble posición para enfoque y disparo, es demasiado pequeño y es fácil pulsarlo para enfocar, pero se hace difícil llegar a disparar la foto.

Os dejo una captura para que veáis lo fácil que se ensucia el terminal y lo fácil que es agarrarlo por la cámara, ya véis las marcas que se le quedan:

SonyEricsson Xperia Arc

Aquí podéis ver un ejemplo de foto sacada con el terminal con todo en automático:

Fotos sacadas con Xperia Arc

Hablando de lo básico: Un teléfono mayúsculo

Si nos centramos en las cosas básicas que debe tener un smartphone, es precisamente eso, ser un teléfono. Aquí la mayoría cumplen su función, aunque algunos pecan de sonido bajo, otros tienen problemas con el sensor de proximidad y se les activa la pantalla en plena llamada, etc.

Del SonyEricsson Xperia Arc sólo tenemos que decir que nos ha sorprendido muy gratamente su uso como teléfono, puesto que es, realmente, un muy buen teléfono sin contar los demás aspectos. Tiene un buen sonido, tanto de auricular de llamadas como de altavoz para melodías, se oye muy poco ruido en la llamada, y el interlocutor escuchará menos ruido ambiente gracias al segundo micrófono para la cancelación de ruido.

SonyEricsson Xperia Arc

Además, cuenta con una gran cobertura, al nivel de los mejores en este aspecto, y el resto de funciones de telefonía funcionan perfectamente. Envía SMS con rapidez, apaga correctamente el envío de datos sin necesidad de software de terceros, etc.

Batería: siempre un aspecto mejorable

La batería no es dónde los terminales inteligentes destacan precisamente, ninguno en este aspecto puede presumir de llegar holgado a los dos días de uso si usamos el terminal normalmente.

El Xperia Arc no es menos, aunque monta una batería de polímeros de litio que rinde 1500 mAh. Muchos os preguntaréis la diferencia con las baterías de iones de litio, y es que la batería de polímeros es una variación sobre la de iones, y aunque son muy similares, las de polímeros permiten una mayor densidad de energía, así como una tasa de descarga bastante superior.

SonyEricsson Xperia Arc

La duración no trae nada nuevo bajo el Sol, y es la típica en este tipo de teléfonos, puesto que prácticamente cada noche deberemos de cargar el terminal. En resúmen de nuestra experiencia, con poco uso se puede llegar tranquilamente a los dos días sin cargar, e incluso si casi no lo usamos y lo mantenemos apagado se pueden llegar a 3 ó 4 días. Eso si, con un uso moderado, jugando y navegando a ratos, acabaremos el día con un 35-40% de batería.

Software: Mejoras estéticas y poco intrusismo

El SonyEricsson Xperia Arc cuenta con Android 2.3 Gingerbread desde su lanzamiento, y la versión que nosotros hemos probado utiliza 2.3.2 con la personalización de SonyEricsson. Sabemos que la joint-venture ha liberado los bootloader y se podrían cocinar ROMs para el terminal de una manera más sencilla, y aunque están trabajando para portar Cyanogenmod, de momento no existe ningún avance en este aspecto.

SonyEricsson Xperia Arc

Gingerbread corre, con todas sus funcionalidades, a las mil maravillas en este terminal, aunque la potencia de hardware es la justa y no sabemos si en un futuro próximo se quedará obsoleta, o si continuará siendo suficiente por un tiempo. La personalización de SonyEricsson se centra básicamente en aspectos estéticos, es poco intrusiva con Android y modifica muy pocas cosas del sistema original Google Experience.

Se han cambiado ciertos aspectos en los ajustes, para introducir un apartado de SonyEricsson y ciertos selectores, como el que activa el Mobile Bravia Engine. También se han modificado los fondos y los colores del menú de ajustes. Como nota negativa, echamos en falta un selector que desactive el ajuste automático de brillo, puesto que para realizar esto necesitaremos alguna aplicación externa.

El launcher es prácticamente igual al de Android original pero con mejoras estéticas y un par de funcionalidades. Introduce unos puntos en la parte superior al estilo Samsung, para saber en que escritorio nos encontramos y nos permite colocar cuatro accesos directos a los lados del botón que lanza el selector de aplicaciones.

Encontramos mejoras en las carpetas, que al abrirse no ocuparán toda la pantalla y tendrán un fondo traslúcido, y también se ha mejorado el selector de aplicaciones, que permitirá ordenar éstas automaticamente según varios criterios, y también cambiar el orden de manera manual.

SonyEricsson también ha introducido el Timescape y el Mediascape de sus antiguas personalizaciones de Android, pero ahora no son tan intrusivas y se centran básicamente en una serie de widgets que podremos poner o quitar a nuestro antojo.

En este apartado, nos ha gustado que SonyEricsson no haya variado demasiado el Android original como hace HTC con su Sense, y que las modificaciones sean más estéticas y orientadas a llevar Android al estilo de la empresa nipo-sueca.

Conclusiones de la segunda parte

Ahora si que ya hemos repasado casi la totalidad de funcionalidades que incluye el terminal, y sigue pareciéndonos un teléfono muy bueno. En realidad, estamos gratamente sorprendidos por el buen trabajo que está haciendo SonyEricsson, y este terminal ha sido el abanderado del cambio en la joint-venture, con la apertura de miras y el cambio a mejor que han experimentado.

Para la tercera parte, trataremos más bien los aspectos generales como los sensores, el GPS, y dejaremos la lista de especificaciones para que podáis comparar directamente datos con otros terminales. Si os quedan dudas que no habéis visto tratadas en la review, os emplazamos a dejárnoslas en los comentarios y nosotros intentaremos resolverlas para la citada tercera entrega.

En Xataka Android | SonyEricsson Xperia Arc: Review tras 2 semanas de uso (I)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos