Compartir
Publicidad
Umi Z, análisis: fórmula china por menos de 300 euros con algunos sacrificios
Móviles Android

Umi Z, análisis: fórmula china por menos de 300 euros con algunos sacrificios

Publicidad
Publicidad

Umi no es un fabricante que tenga demasiada presencia en nuestros mercados, pero es un viejo conocido en el mundo Android entre aquellos que siempre han mirado fuera de los modelos de móviles que se venden en todo el mundo. Los chinos tienen algunas propuestas interesantes, como es el caso del Umi Z.

Hablamos de un terminal que se acerca bastante a la gama alta, con un aspecto elegante, relativamente cómodo en la mano y con un buen rendimiento. Como cualquier móvil habido y por haber, tiene sus defectos, pero te los iremos desgranando durante este análisis para que valores si merece la pena o no comprarlo. ¡Vamos a ello!

Umi Z, análisis en vídeo

Un gama media-alta con lo último de MediaTek

El Umi Z es un smartphone cuyas características resultarán muy interesantes a buena parte de los usuarios, y es que hablamos de un teléfono con una gran potencia al que no le falta casi de nada, al menos sobre el papel. Conozcamos a continuación un poco las especificaciones que nos ofrece este terminal.

Umi Z, especificaciones
Dimensiones físicas 154,6 x 76,8 x 8,2 mm
175 gr.
Pantalla 5,5 pulgadas
Resolución 1.920 x 1.080 píxeles, 401 ppp
Procesador MediaTek Helio X27
Deca-core 2,6 GHz
Procesador gráfico Mali-T880 MP4
RAM 4 GB
Memoria 32 GB + microSD hasta 256 GB
Versión Android 6.0.1 Marshmallow
Conectividad Wi-Fi 802.11 b/g/n/
GPS con soporte A-GPS
Bluetooth 4.1
Radio FM

LTE
Sensor de huellas
USB-C
Cámaras Trasera: 13 MP con autonfoque láser, PDAF, flash quad LED, HDR
Frontal: 13 MP con flash LED
Batería Batería Li-Po, 3.780 mAh, no extraíble
Acceso a Google Play Sí, de serie
Precio de salida 279,90€

Como vemos en la tabla, a este smartphone le faltan muy pocas cosas en cuanto a especificaciones se refiere. El Umi Z viene con el procesador MediaTek Helio X27, una versión algo vitaminada del Helio X25. Este chip tiene diez núcleos divididos en dos a 2,6 GHz, cuatro a 2 GHz y otros cuatro a 1,6 GHz.

Junto a este procesador vienen 4 GB de RAM y un almacenamiento interno de 32 GB que se puede ampliar con tarjetas microSD de hasta 256 GB, más que suficiente para cualquier usuario. En cuanto a su pantalla, tiene un tamaño de 5,5 pulgadas y resolución FullHD que no debería decepcionar a casi nadie.

En cuanto a conectividad, tenemos casi de todo, GPS, Bluetooth 4.1, sensor de huellas frontal, LTE y USB-C. Echamos de menos, no obstante, el chip NFC para emparejarlo con otros dispositivos o hacer pagos de forma rápida y segura.

Con unas especificaciones muy cercanas a la gama alta, el Umi Z es un terminal bastante interesate y que no debería decepcionar a casi nadie, al menos sobre el papel.
Trio Capturas 1

En cuanto a las cámaras del Umi Z, tenemos un sensor trasero de 13 MP acompañado de un flash quad-LED, es decir, cuatro LEDs. La cámara posterior dispone de autoenfoque láser y PDAF para realizar las tomas rápidamente. En cuanto al sensor delantero, también tiene una resolución de 13 MP y dispone de un pequeño flash LED para iluminar tus selfies.

Uno de los puntos fuertes de este teléfono lo encontramos en la batería, que trae una capacidad de 3.780 mAh con carga rápida. Con ese tamaño de pila y renunciando a la resolución QHD en favor de FullHD, el terminal debería poder aguantar tranquilamente entre día y medio y dos antes de pasarse por el enchufe.

Como hemos visto en toda esta sección, en cuanto a características la mayoría de los usuarios podrían estar contentos tendiendo en cuenta que en su tienda oficial tiene un precio inferior a los 300€. Pocas cosas nos faltarán en este dispositivo, con unas especificaciones muy buenas, pero con alguna ausencia.

Diseño elegante y sólido

No hay duda de que, año tras año, el listón del diseño se va poniendo cada vez más alto, siendo cada vez más elegante y atractivos a primera vista. Lejos quedan aquellos terminales construidos con plástico de mala calidad que daban una sensación de que si presionabas un poco oirías crujidos.

Ahora esto no es así, incluso aquellos que siguen apostando por el plástico, usan un material de mucha mayor calidad para que el usuario sepa que es un móvil resistente. En el caso de Umi Z, está construido en aluminio y en la mano da la sensación de ser robusto y sólido, algo que más de uno agradecerá.

En su parte trasera tenemos, pegado a la esquina superior izquierda, la cámara del móvil, que sobresale un poco y, aunque ya lo hemos visto en las especificaciones, contiene un sólo sensor. Esto lo avisamos porque el espacio dedicado a la cámara es alargado (más o menos como el del iPhone 7 Plus) y se ven dos huecos, pero el segundo pertenece al autoenfoque láser. El flash quad-LED está junto a la cámara.

Img 0081

Al ser de aluminio, a nadie le pillará por sorpresa que resulte resbaladizo, pero se nota su robustez en el momento en el que lo agarras. Da la sensación de que por mucho que lo aprietes, el móvil no sufrirá el más mínimo daño.

La parte delantera está gobernada por la pantalla y sus marcos superior e inferior podrían ser algo más pequeños, ocupando el panel alrededor del 70% del frontal. En el caso del inferior es perdonable teniendo el botón que hace de sensor de huellas y los de atrás y menú a ambos lados (sí, botón de menú y no de apps recientes). El caso del borde superior es menos justificable, es algo grande para los estándares de este año.

Un detalle que hay que mencionar es que los botones táctiles no son retroiluminados y, para más inri, ni siquiera se ven de ninguna forma, con lo que más de uno puede pensar que no existen, pero ahí están.

Img 0069
El Umi Z es un smartphone bonito, elegante y sólido, pero necesita mejorar en la cuestión de los marcos superior e inferior y en la retroiluminación de los botones capacitivos que acompañan al sensor de huellas.

En cuanto a los bordes, el superior contiene el mini-jack de auriculares, el inferior trae el USB-C junto al altavoz y micrófono, el lateral derecho tiene los botones de volúmen y bloqueo, y el lateral izquierdo sólo trae la bandeja para la SIM y la tarjeta microSD. Los botones tienen un buen recorrido, pero el de bloqueo es algo blando, pudiendo pulsarlo sin querer más de una vez.

En general es un teléfono bien construido, elegante y bastante sólido. Algo mejorable es el tema de los marcos, especialmente el superior, que podría estar mejor aprovechado y los botones capacitivos, que deberían de estar retroiluminados para que el usuario sepa que existen.

Otro problema nos lo encontramos con el sensor de huellas, que resulta, para la época en la que estamos, algo lento y poco preciso, hasta el punto de que no es raro tener que poner el dedo dos veces para que te lo reconozca. Es más lento que el del HP Elite X3, que no es la gran cosa, así que mejor no hablamos de compararlo con el del OnePlus 3, que es un rayo en comparación.

Una pantalla de buena calidad pero falta de brillo

Img 0068

Si atendemos al tamaño y resolución de la pantalla, nos encontramos con el que prácticamente es el estándar en la gama media, 5,5 pulgadas y resolución FullHD que debería ser más que suficiente para la mayoría de usuarios con sus 401 ppp. La tecnología usada es IPS y ha sido fabricada por Sharp.

Los ángulos de visión, como ya estamos acostumbrados en terminales relativamente recientes, son bastante buenos, apenas sufre de pérdida de brillo, aunque por debajo del 50% la pantalla parece muy oscura. En un lugar con poca luz no tendrás ningún problema, pero si la estancia se empieza a iluminar, tendrás que tirar de un brillo algo más alto.

En exteriores, si el cielo está cubierto, la visibilidad es decente, pero si el sol hace acto de presencia, aún con el brillo al máximo, tendrás algunos problemas para ver el contenido que se te muestra. Si piensas en sacar el móvil a la calle, probablemente tendrás que buscar una sombra si quieres distinguir bien lo que aparece en pantalla.

El rendimiento y la autonomía, sus puntos más fuertes

Trio Capturas 2

Salvo casos un tanto puntuales, es muy difícil encontrar un teléfono que tenga un rendimiento general bastante penoso, y será cuando se junte la combinación de un hardware demasiado flojo con una mala optimización del software. No es el caso del Umi Z que, al menos en cuanto a hardware, está bastante bien servido.

Su procesador es un MediaTek Helio X27 de 10 núcleos a 2,6 GHz. Al igual que el Helio X25, dispone de tres grupos de núcleos, siendo el más potente de dos núcleos y los otros dos de cuatro. Junto a este chip vienen 4 GB de RAM y un almacenamiento de 32 GB que pueden ampliarse con tarjetas microSD de hasta 256 GB.

Siendo el procesador más potente del MediaTek, el Helio X27 debería poder realizar todas las tareas sin ningún problema. Efectivamente, su rendimiento es bastante bueno, quizás un paso por detrás de las bestias con Snapdragon 820 o 821, pero en la inmensa mayoría de tareas la diferencia no existe.

La ejecución de aplicaciones la lleva a cabo sin ningún problema, incluso en los juegos, donde el rendimiento se pone a prueba, se mueve con total soltura. Aquellos títulos que tienen una gran exigencia gráfica no suponen un desafío para el Helio X27 y su GPU Mali-T880 MP4. En este aspecto, claramente, no vas a tener ningún problema.

Si el rendimiento era uno de los puntos más fuertes del terminal, la autonomía es la mayor de las fortalezas del Umi Z. Dispone, a modo de recordatorio, de 3.780 mAh y carga rápida, una cantidad generosa para tener una pantalla de 5,5 pulgadas y resolución FullHD. Sin duda es de agradecer cuando un terminal trae una pila de este tamaño.

Si eres un inconformista y no te basta con llegar al final del día, te alegrará saber que este Umi Z es capaz de darte, por lo menos, un día y medio, aunque en mi caso he llegado a estar todo un fin de semana sin pasar por el cargador. Claro, depende del uso que le vaya a dar cada uno, pero no va a quedar decepcionado por la autonomía.

No será muy difícil sacarle unas 7 horas de pantalla antes de tener que enchufarlo (siempre que no dediques demasiado tiempo en videjuegos) y, una vez que necesites conectarlo a la corriente, dispone de una carga rápida que, hay que admitirlo, no es demasiado veloz, pero estamos hablando de una batería de gran capacidad después de todo.

Duo Capturas 1

Android stock con pinceladas de Umi

Una costumbre que están adquiriendo desde hace un tiempo los fabricantes es la de aligerar sus capas de personalización. Ya hemos visto como Touchwiz y EMUI, dos de las capas más invasivas, han dado un paso (pequeño) hacia un ecosistema más limpio, pero sin perder su identidad.

No existe una capa de personalización en el caso del Umi Z, que corre Android 6.0 Marshmallow stock con el parche de seguridad de enero de 2017. No obstante, no es completamente stock, vemos ciertos elementos de personalización, la mayoría estéticos, pero algunos sí que se ven en el panel de ajustes.

Algo que no es muy bueno es que ciertas partes de los ajustes (en aquellas partes del menú que son de Umi) están en inglés, lo que puede resultar un pelín desconcertante. No obstante, hay partes muy interesantes, como la barra de navegación, que tiene un icono a la izquierda que puede valer para esconderla cuando se quiera.

Trio Capturas 3

Hablando de la barra de navegación, recomiendo usarla mejor que los botones capacitivos por lo comentado hacia el inicio de este análisis, no se iluminan y, además, no hay un botón de apps recientes, sino de menú, mientras que sí existe en los botones de software. El botón 'Home', eso sí, sigue funcionando de cualquier manera.

No esconde mucho más el apartado de software, es Android stock con algunas pinceladas. En general la experiencia ha sido bastante buena, fluida, sin ningún lag. Puedes acceder al cajón de aplicaciones o a cualquier app sin retrasos, se ejecutan prácticamente al instante y puedes volver a la pantalla principal sin problemas.

Una cámara que no está a la altura del resto del terminal

Cuando hablamos de un móvil con un hardware de gran potencia, una batería generosa y un aspecto elegante por menos de 300€, es lógico pensar que recortarán por algún lado y, como sucede en muchos fabricantes, la cámara es el elemento sacrificado. Ojo, no es un desastre, pero teniendo en cuenta el resto de las características, no está a la altura.

El sensor trasero es el Samsung S5K3L8, de 13 MP que, para que nos hagamos una idea, es el sensor que usan algunos terminales de Xiaomi (Redmi Note 4, por ejemplo), Doogee y la propia Umi. Posee un autoenfoque láser, PDAF y un flash quad-LED. La cámara delantera es el mismo sensor de Samsung y misma resolución de 13 MP que viene acompañada de un flash LED frontal.

Sobre el papel, el sensor que trae el Umi Z es bueno, pero el software de procesador en más de una ocasión puede estropear las tomas por falta de detalle

Durante el día las fotos son salvables, aunque no puede decirse que sea capaz de mostrar mucho detalle, e incluso puede verse, de vez en cuando, algo de efecto acuarela al ampliarlas. Cierto es que la resolución no es la más alta, pero otras cámaras con 13 MP son capaces de mostrar mejor detalle.

El rango dinámico es normal, sin alardes, pero lejos de terminales de gama alta. No quema en exceso las partes más claras, pero tampoco muestra demasiado detalle en las sombras. Las fotos por el día se pueden tomar con bastante rapidez, y el autoenfoque láser ayuda bastante en esta tarea.

Img 20170208 164159

De noche, como todas las cámaras, pierde bastante y se vuelve algo lenta en cuanto a enfoque y toma de la imágen. En cuanto a la calidad de las fotos con poca luz, está más o menos en la media de terminales que rondan los 250€, con un nivel de ruido aceptable, pero con un nivel de detalle un poco pobre debido al post-procesado.

El flash quad-LED no es nada revolucionario en cuanto a efecto sobre la fotografía se refiere, tiene un efecto similar al de los flash LED de doble tono. No quema demasiado las fotos, sobre todo porque no es demasiado potente si el objeto está a cierta distancia.

Img 20170208 002243

En cuanto a la aplicación de la cámara, podría funcionar mejor, no es difícil que al cambiar de modo se experimente un pequeño lag en la aplicación. Tiene un modo 'Pro' que permite ajustar los parámetros de la imágen de forma manual. Estéticamente no está mal, pero ese funcionamiento tan errático en ocasiones le puede restar puntos.

Umi Z, la opinión de Xataka Android

El Umi Z, que no quepa duda, es un buen móvil. Su diseño, sin destacar, es elegante, puedes permitirte agarrarlo firmemente y es relativamente cómodo si te gustan las pantallas de 5,5 pulgadas. Su potencia es lo bastante grande como para llevar a cabo todo tipo de tareas sin problemas, incluso aquellos juegos más exigentes.

Su mayor virtud es la autonomía, ha sido un gran acierto haber colocado una batería de 3.780 mAh en un móvil con una pantalla de 5,5 pulgadas FullHD. Un usuario medio podría pasar un día y medio o dos sin tener que conectarlo a la corriente, y la carga rápida, aunque no sea de las mejores, reduce el tiempo que deberá estar enchufado.

El Umi Z es un gran teléfono por menos de 300€, siendo su rendimiento y su autonomía los puntos más fuertes. Por el lado negativo quedan la cámara y la lentitud del sensor de huellas en la mayoría de ocasiones.

Los principales defectos de este terminal están, por un lado, en la cámara, cuya calidad ensombrece al resto del teléfono. Por otro lado está la botonera inferior, primero por no estar retroiluminada y no tener botón de apps recientes. Por último, destacar el sensor de huellas, el cual me ha resultado lento e impreciso para los tiempos que corren.

¿Es un teléfono recomendable? Si buscas autonomía junto a potencia, sí, por menos de 300€ tienes algo realmente bueno. Por otro lado debes valorar el aspecto de la fotografía y si te interesa que el sensor de huellas sea rápido, porque son puntos a mejorar (sobre todo el sensor de huellas). De cualquier manera, te dejamos las puntuaciones para que valores si merece la pena o no comprarlo.

7,25


Diseño8
Pantalla6,5
Rendimiento7,5
Cámara6,5
Software7
Autonomía8

A favor

  • Un diseño muy elegante y atractivo
  • Muy buena autonomía
  • Buen rendimiento
  • Software ausente de bloatware

En contra

  • Cámara de calidad un tanto mediocre
  • Sensor de huellas lento e impreciso para los tiempos que corren
  • Ausencia de NFC
  • Botonera no retroiluminada y sin botón de aplicaciones recientes


Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio

Inicio

Ver más artículos

Benchmarks Umi Z
(Helio X27)
3DMark Ice Storm Unlimited: 17.900 puntos
Geekbench 4 Single-Core: 1.786 puntos
Multi-Core: 4.054 puntos
AnTuTu 104.328 puntos
Epic Citadel Ultra High Quality: 49,8 FPS
Vellamo Chrome Browser: 5.193 puntos
Metal: 2.001 puntos
Multicore: 3.055 puntos
Quadrant 51.096 puntos