Compartir
Publicidad
Wiko Fever, análisis: buenos acabados y rendimiento notable
Móviles Android

Wiko Fever, análisis: buenos acabados y rendimiento notable

Publicidad
Publicidad

Wiko es una de las marcas de segunda línea más importantes de Europa. En su caja destacan claramente su origen, a lo Apple: "Designed by Wiko in France, Assembled in China". Y la verdad es que sacan productos muy interesantes. Fue quizá el primero de los nuevos fabricantes europeos en diseñar sus propios productos y no hacer un rebranding de terminales chinos ya existentes. Y se expandieron por España rápidamente.

En esta ocasión analizamos su nuevo tope de gama, el Wiko Fever, un terminal que podríamos situar en la nueva supergama media: especificaciones que rozan un gama alta y precios contenidos. Veamos qué nos ofrece.

Wiko Fever, especificaciones

Antes de continuar vamos a repasar las especificaciones del Wiko Fever. Es un terminal en el que destaca la pantalla de 5,2 pulgadas, el SoC Octacore y sus 3 GB de memoria RAM. Todos los detalles a continuación.

Wiko Fever
Pantalla IPS de 5,2 pulgadas
Resolución 1.920 x 1.080
424 ppp
Procesador Mediatek 6753
Octacore 1,3 GHz 64 bits / Mali T720 MP3
RAM 3 GB LPDDR3 RAM (también disponible con 2GB)
Memoria 16 GB eMMC ROM
Slot microSD hasta 64 GB
Versión de Android Android 5.1 Lollipop
Interfaz personalizada
Cámara Trasera de 13 Mpx
HDR y controles manuales / vídeo 1080p30
Frontal de 5Mpx con flash frontal
Conectividad 4G / LTE / HSPA+ 21 Mbps (3G)
Wi-Fi 802.11 a,b,g,n
Bluetooth 4.0LE

USB 2.0
Dimensiones 148 x 73,8 x 8,3 mm
Peso 143 g
Batería Li-Ion 2.900 mAh (NO-extraíble)
Otros datos Gorilla Glass 3
Acabado cristal 2,5D
Dual SIM 4G
Colores Marco metálico color dorado, tapa acabado piel en blanco o negro
S.O. Android 5.1 Lollipop
Precio 249 euros (3GB RAM)
219 euros (2GB RAM)

Estamos ante un terminal con unas especificaciones que están muy cerca de la gama alta. Los 3 GB de RAM hacen que no tengamos problemas de rendimiento cuando abrimos muchas aplicaciones. Y cuenta con el procesador Mediatek 6753 Octacore de 64 bits, que muchas marcas están eligiendo por su buen compromiso entre rendimiento y precio.

Además el terminal cuenta con 4G, es ligero y nos ofrece una batería que roza los 3000 mAh. Viendo la tabla no encontramos nada que chirríe, estamos ante un terminal que sobre el papel está muy bien compensado.

Eso sí, hay algunas cosas que se echan en falta en terminales actuales: sensor de huellas y NFC. Son dos características que sorprenden por su ausencia ya que incluso en gamas medias o de entrada hay terminales que las traen y este se supone que es el terminal puntero de Wiko.

¿Acabados elegantes? Depende de gustos

En esta ocasión Wiko se ha decantado por unos acabados mixtos entre metal e imitación de piel. La parte frontal es todo cristal (con protección Gorilla Glass 3) que hace un acabado en curva (tecnología 2,5D) en el marco. La sensación es que el cristal no acaba abruptamente sino que se engasta a la perfección en el marco con un pequeño efecto curvado que se nota al mirarlo.

P1320308 Si nos fijamos bien en el borde se ve el efecto 2,5D

El marco metálico, mate, da un aspecto muy sobrio y elegante al terminal. El teléfono huye en todo momento de los bordes angulosos, todo es redondeado. Hasta aquí todo es claramente premium y las sensaciones en mano son muy buenas.

P1320322 El borde metálico mate es sobrio y elegante. Las dos bandas negras ayudan a romper la monotonía visual.

El botón de encendido y el de volumen están en la parte derecha del terminal, lo cuál no es lo más acertado. Creo que es más conveniente separarlos para no confundirnos entre ellos, pero es cuestión de gustos. La sensación de los botones es buena, con una profundidad de pulsación adecuada y cómoda.

El conector de auriculares está en la parte superior y el de carga microUSB en la inferior, ladeado un poco hacia la izquierda. Personalmente creo que es mejor centrado pero tampoco es que sea algo muy importante.

La parte trasera es de imitación de piel. Estos acabados no acaban de convencerme. Eso sí, el acabado está muy logrado, es bastante duro, pero no es algo que me guste para un teléfono. Al que le guste la piel desde luego le parecerá elegante y además ayuda a que no se resbale de las manos.

P1320312

En definitiva, estamos ante un terminal con buenos acabados, metal, cristal, imitación de piel, sin ángulos abruptos y que se siente cómodo en la mano.

Buen rendimiento rozando la gama alta

Es cierto que los benchmarks no lo son todo, ya que muchas veces dispositivos con resultados similares dan sensaciones distintas de cara al usuario. Pero son un buen punto de partida para ver cómo se comporta el terminal cuando lo estresamos lo suficiente.

Benchmarks Wiko Fever
(Mediatek MT6753)
Elephone P8000
(Mediatek MT6753)
Alcatel Idol 3
(Snapdragon 615)
Aquaris E5 4G
(Snapdragon 410)
AnTuTu 5.7.1 64bits 33.91033.45129.12320.534 (32bits)
VellamoChrome Browser: 2.644
Multicore: 1.522
Metal: 1.060
Chrome Browser: 2.152
Multicore: 1.553
Metal: 1.103
Chrome Browser: 2.184
Multicore: 1.274
Metal: 880
Chrome Browser: 1.844
Multicore: 1.064
Metal: 794
3DMark Ice Storm Unlimited: 6.886
Extreme: 4.302
Básico: 7.682
Unlimited: 6.168
Extreme: 4.204
Básico: 7.640
Unlimited: 7.223
Extreme: 5.278
Básico: 8.846
Unlimited: 4.341
Extreme: N.D.
Básico: N.D.
PCMark - Work Performance 3.994 3.683 3.3702.786
Epic Citadel High Performance 55,3 fps
Ultra High Quality 27,7 fps
High Performance 55 fps
Ultra High Quality 24,4 fps
High Performance 49,8 fps
Ultra High Quality 29,1 fps
High Performance 56,6 fps
Ultra High Quality 32,1 fps
Geekbench Single Core: 614
Multicore: 2.863
Single Core: N.D.
Multicore: N.D.
Single Core: N.D.
Multicore: N.D.
Single Core: N.D.
Multicore: N.D.

Como vemos, los resultados son similares a terminales de su categoría y que usan el mismo SoC. Estamos ante un terminal solvente, que no se verá resentido por lags o problemas cuando usemos muchas aplicaciones (aquí los 3 GB de RAM ayudan bastante). Y la sensación que nos da el terminal es exactamente la que esperamos encontrar, no hay lags, se mueve fluido, todo va perfecto.

Cuando lo probamos con juegos exigentes como FIFA (que aparte de gráficos tira mucho de datos) o el Real Racing el terminal lo soportaba sin mayores problemas. Es cierto que en el caso del FIFA la fluidez estaba a un paso de ser la correcta, se notaba un poco de lag. En el Real Racing, en cambio, todo iba como la seda.

La batería (no extraíble) del terminal roza los 3000 mAh. En los test que hemos hecho ha llegado con facilidad a las 4 horas de pantalla activas, lo cual da para un día de uso intensivo o casi dos días en un uso más esporádico.

También le hemos pasado los test de PCMARK de batería y ha superado las 7 horas, lo cual está bastante bien. Tenemos un terminal que no va a ser un devorador de batería ni mucho menos, nos llegará al día de sobra y a los dos días si no solemos usarlo mucho.

Bateria

La pantalla de este terminal destaca bastante. Se nota que el brillo es elevado (llega a los 450 nits), con colores naturales. La definición llega a los 424 ppp, así que no tendremos problemas de definición.

Desde luego si nos gustan las pantallas buenas y no gastarnos mucho en un buen terminal el Wiko Fever es una gran elección, no creo que nadie salga decepcionado.

Por tanto estamos ante un terminal con un rendimiento muy bueno, a un paso por debajo de un gama alta (los juegos más exigentes podrían resentirse) pero que para el día a día con un uso intensivo va fenomenal.

Wiko Fever, cámara de fotos

La cámara de fotos es donde los móviles de precio contenido sufren más y en este caso no es una excepción. Vamos a empezar hablando de la aplicación que viene por defecto, aunque siempre es posible usar otras que se encuentran en Google Play.

La aplicación es sencilla, con el botón de disparar y grabar vídeo, unos pocos ajustes en la zona izquierda de la pantalla y la previsualización de la última foto que hemos tomado. Si la tocamos nos llevará a la aplicación de galería. Es interesante que se puede disparar la foto con los botones de volumen, una opción que deberían traer todos los terminales.

Screenshot 2015 12 07 12 46 09

Entre los botones de opciones podemos seleccionar el modo de disparo, donde podemos elegir entre unos cuantos: normal, panorámico, noche, HR, profesional, belleza, deportes y PIP. El modo profesional prometía mucho pero al final no permite ajustar la apertura y obturación, únicamente los parámetros más habituales. Hemos probado con la aplicación manual camera y el hardware no permite ajustar estos parámetros, una pena.

El modo PIP permite usar ambas cámaras (la frontal y la trasera a la vez) para que en nuestras fotografía salga nuestra cara. Lo curioso es que en lugar de ser un cuadrado es la W de Wiko. Eso sí, se puede cambiar por un cuadrado, un círculo... hasta un corazón. La pega es que la toma de la fotografía es algo lenta en este modo.

Img 20151207 El león de peluche me ayuda en los análisis...

El modo HDR no me ha convencido, no logra mejorar la fotografía, los colores quedan muy artificiales y todo sobreexpuesto. Además la lentitud del proceso hace que sólo sea válido para imagenes estáticas, si hay algo de movimiento no lograremos una buena captura.

HR Izquierda sin HR, derecha con HR

En general las fotos de interior dejan bastante que desear, con un ruido excesivo debido a la baja luz. Aquí es donde se distinguen los terminales de gama alta de los que no lo son y las diferencias de precios.

En exterior el terminal no se comporta mal del todo pero no está al nivel de los móviles de gama alta. Se puede comprobar como un día nublado es suficiente para que las fotos salgan excesivamente ruidosas y con colores poco intensos.

Software: Android 5.1 y pocas personalizaciones

Captura

El Wiki Fever viene con un Android poco personalizado... y menos mal porque ahí donde han tocado los resultados no son muy buenos: el launcher que monta este terminal es horrible.

Wiko ha elegido como launcher por defecto uno sin cajón de aplicaciones y muy poco personalizable. Pretende, parece, imitar a un iPhone y creo que no es lo que buscan los usuarios fieles de Android.

Lo bueno es que apenas hay más modificaciones así que basta instalar otro laucher (por ejemplo Nova) para tener un Android mucho más parecido a lo que vemos en otros móviles. Como ya he explicado no se han animado a personalizar los ajustes o el marcador del teléfono: ahí tenemos Android puro.

El Wiko Fever viene con Android 5.1 Lollipop, lo cual está bastante cerca de ser la última versión. De hecho me gusta mucho que los botones sean software, tal y como indican las recomendaciones de Google. Estoy un poco harto de ver cómo los fabricantes se decantan por botones hardware que no se adaptan a la evolución del sistema operativo y aquí Wiko lo ha hecho muy bien.

¿Llegará pronto la versión Marshmallow? Esto es difícil de saber porque normalmente Mediatek tarda en dar soporte de nuevas versiones a sus procesadores. El salto de 4.4 a 5.0 tardó bastante y muchos terminales se quedaron por el camino. Esperamos que no pase lo mismo esta vez y tanto Mediatek como Wiko pongan de su parte. Lo que sí podemos asegurar es que detrás de Wiko están trabajando en el terminal ya que mientras lo hemos tenido para analizar ha recibido dos actualizaciones (correcciones de errores).

Wiko Fever, la opinión de Xataka Android

Wiko Fever es un terminal muy compensado, con unas especificaciones bastante solventes a un precio muy atractivo. Existen dos modelos, de 2 y 3 GB de RAM y la diferencia de 30 euros merece la pena.

Si estás buscando un teléfono Android de tamaño contenido, con un diseño que destaque y, esto es importante, te gusta el acabado de cuero, el Wiko Fever puede ser una opción interesante.

7.6


Diseño7
Pantalla8.5
Rendimiento7.5
Cámara7.0
Software8.0
Autonomía8.0

A favor

  • Hardware compensado
  • Pantalla
  • Gran relación calidad/precio

En contra

  • Parte trasera
  • Sin NFC
  • Launcher por defecto


Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos