Compartir
Publicidad
ZTE Axon Elite, primeras impresiones en vídeo: la madurez de ZTE hecha terminal
Móviles Android

ZTE Axon Elite, primeras impresiones en vídeo: la madurez de ZTE hecha terminal

Publicidad
Publicidad

Este año hemos hablado mucho del ascenso de Huawei como fabricante y las mejoras que han sufrido sus terminales. No son el único fabricante chino que en 2015 vienen con fuerza. ZTE también tiene mucho que decir y tras un buen terminal gama media, meses más tarde nos sorprendieron con Axon Elite.

Todos le pedíamos que trajeran Nubia a Europa pero decidieron introducir una familia diferente: Axon. Su aproximación es parecida a la que hace Huawei con Honor: terminales potentes pero con precio asequible. Tuvimos oportunidad de probarlo en IFA y os contamos qué nos ha parecido y os lo mostramos en vídeo para que veáis cómo es el terminal con todo lujo de detalles.

ZTE también quiere acabar el año más arriba

ZTE Axon Elite fue anunciado en IFA y es, en esencia, un phablet con especificaciones tope de gama: Snapdragon 810, 3GB de RAM, pantalla de 5,5 pulgadas Full HD... Buenas especificaciones sobre el papel con un diseño cuidado y que nos recuerda a otros dispositivos que miman mucho el diseño.

Los altavoces frontales (al estilo del Alcatel One Touch Idol 3) son una decisión que se integra muy bien en el frontal del terminal. Buena construcción, relación peso/tamaño razonable. Lo único que me choca es la parte trasera. La combinación de metal y esa falsa piel chirría un poco. Personalmente hubiera preferido algo más sencillo.

Algo que nos ha llamado la atención en Berlín fue el funcionamiento del sensor de huellas. Situado en la parte trasera (como el de Huawei) se comporta muy bien. La novedad la encontramos en poder utilizar la cámara como sistema de reconocimiento facial. Sí, esto ya lo hacían otros móviles Android pero esta vez parece que han dado en la tecla ya que es tecnología propia. Es pronto para sacar conclusiones.

Hay algunos aspectos que nos han gustado mucho sobre el papel, como la batería de 3.000 mAh que en principio debería ser más que suficiente para aguantar un día sin dificultades. La pantalla se ve muy bien y la elección del IPS LCD es acertada. Veremos, eso sí, si en exteriores ofrece suficiente potencia.

La única pega que le he visto al terminal ha sido la capa de software. Una vez más, ZTE apuesta por un Android muy personalizado con detalles atractivos como los temas o los cambios en algunos elementos del sistema. En mi opinión, cierra un poco la experiencia Android a sus directrice y no deja tanto margen a la personalización. Habrá que verla con el tiempo y si realmente aporta algo o no.

¿Cuando llegará el terminal? A finales de mes, 24 de septiembre. El precio oficial será de 419 euros y viendo las especificaciones, será un terminal a seguir. Eso sí, no todo es el precio. Dentro de poco os traeremos nuestro análisis donde veremos si ZTE ha logrado unir bien todas las piezas y realmente es capaz de plantar cara con un terminal más asequible.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio