ChatGPT funciona tan bien que ha metido miedo hasta a Google, ya están trabajando en un competidor

ChatGPT funciona tan bien que ha metido miedo hasta a Google, ya están trabajando en un competidor
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

La tremenda irrupción de la inteligencia artificial en distintos campos con la llegada de aplicaciones como ChatGPT, que puede enfrentarse a Google Assistant o Lensa, ha activado al gigante de Mountain View.

Google se ve en una situación de inferioridad y ya ha emitido su respuesta: quiere hacer frente a todas las soluciones de inteligencia artificial y crear un competidor real, con énfasis en la construcción de imágenes tal y como hace Dall-E.

Google activa el "código rojo" en la guerra de la IA

Según The New York Times, el gigante tecnológico está tratando el problema seriamente, declarando el "código rojo", un hecho que denota la importancia que Google acaba de darle a la falta de soluciones basadas en la inteligencia artificial.

Sundar Pichai, CEO de Alphabet, confirma al mismo medio que "ha trastornado el trabajo de numerosos grupos dentro de la empresa para responder a la amenaza que supone ChatGPT". Toda una declaración de intenciones.

Google Inteligencia Artificial

De hecho, afirma que desde ahora y hasta la importante conferencia que Google planea celebrar en mayo del año que viene, se han reasignado equipos de distintos departamentos dentro de la empresa. Estos equipos dedicados a tareas como la investigación y la seguridad, entre otros muchos, ahora dedicarán sus esfuerzos en ayudar a desarrollar y lanzar nuevos prototipos y productos de IA.

Uno de los focos sugeridos será la creación de productos IA que permitan generar obras de arte y otros contenidos gráficos. Google sabe de la importancia que ha cobrado la inteligencia artificial y no pretende quedarse atrás. El resultado de todo esto lo veremos, previsiblemente, en el I/O 2023, la conferencia anual para desarrolladores.

Sobre esto, un ejecutivo comenta que la IA "puede inventarse cosas" cuando no está segura, y que hay otros problemas como la parcialidad o el lenguaje tóxico, por ello podrían limitar el uso de sus futuras soluciones a 500.000 usuarios.

Google se pone seria y muestra su intención de entrar de lleno en soluciones de inteligencia artificial como las que vemos últimamente. En unos meses veremos si estas declaraciones han tenido efecto dentro de la empresa y presentan un producto competente.

Vía | 9to5Google

Inicio