Las actualizaciones de Android van a instalarse más rápido en los móviles con particiones A/B

Las actualizaciones de Android van a instalarse más rápido en los móviles con particiones A/B
4 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

A no ser que tengas un Google Pixel, las actualizaciones a la última versión del sistema tardan en llegar a tu móvil, pero la espera no termina cuando te aparece el aviso de actualización. El propio proceso de actualización toma su tiempo, y a nadie le gusta esperar.

Google lleva años mejorando el sistema para evitar, entre otras cosas, que tengas que dejar de usar el móvil por un tiempo prolongado mientras se actualiza, con las actualizaciones seamless, con varias particiones. Sobre ellas llegan otras mejoras que van a hacer que las actualizaciones ean todavía más rápidas.

Actualizaciones de Android más rápidas

Hay varios modos de actualizar el firmware de un móvil Android. Tradicionalmente, cuando instalábamos una OTA, se descargaba el firmware entero y el móvil se reiniciaba para instalarlo encima de la partición del sistema anterior. Esto requiere tener más espacio libre en el móvil para la instalación, esperar más tiempo a que el móvil esté operativo (no lo puedes usar hasta que termine la instalación) y además en caso de que haya algún problema, deberás flashear el firmware anterior manualmente, pues el móvil no va a arrancar.

Las actualizaciones con particiones A/B, que Google ha mejorado periodicamente, han solucionado varios de estos problemas. La nueva versión se descarga e instala directamente en una segunda partición, de modo que puedes seguir usando el móvil mientras sucede gran parte del proceso. Al terminar, el móvil se reinicia marcando la partición secundaria como primeria y arrancando con ella. Si hay algún problema, puede arrancar con la partición inicial.

Este tipo de actualizaciones -que es el habitual hoy en día salvo en el caso de Samsung, que resiste con el modo antiguo- acaba de recibir dos mejoras en el código de AOSP que las van a hacer mucho más rápidas y eficientes. En las propias pruebas de Google con un Google Pixel 6 Pro, lo que antes tomaba 23 minutos se redujo a 13 minutos, un 43% menos.

Para lograrlo, Google usa dos métodos, ambos algo técnicos. Por un lado, las operaciones COW (copy-on-write) se ejecutan por lotes en un clúster y se ejecutan en una llamada, lo cual supone una mejora en el tiempo de instalación de 17 minutos a 13 minutos. Por otro lado, se añade la compresión usando dos hilos, lo cual reduce el tiempo de instalación de 23 a 17 minutos.

Ambos sistemas combinados suponen, según las mediciones de Google, una reducción de 23 minutos a 13 minutos para una OTA completa (con la descarga del firmware completo) o de 22 a 16 minutos en una OTA incremental, con una descarga parcial solo de los archivos que cambian, algo más comunes hoy en día.

Estos cambios están ya en AOSP, aunque ahora está por ver si los aplicarán los fabricantes o no. Casi con seguridad que Google lo pondrá en marcha en sus Google Pixel, por lo que si en un futuro notas que las actualizaciones son algo más rápidas, podría ser por esto.

Vía | Mishaal Rahman

Inicio