Publicidad

Android O se actualizará aunque no tengas espacio disponible gracias a "streaming OS updates"

Android O se actualizará aunque no tengas espacio disponible gracias a "streaming OS updates"
3 comentarios

Hace cinco años una actualización del sistema para tu móvil podía ocupar 200 MB (que era mucho entonces, sí) pero hoy en día los firmware suben ya de los 3 GB: es normal que cuando finalmente te llega esa esperada actualización del sistema no tengas espacio para descargarla y actualizar.

Ahora conocemos gracias a la documentación de Android que el ya existente sistema de actualizaciones A/B introducido en Nougat ha sido mejorado en Android 8.0 para que nunca más tengas que preocuparte por el espacio libre de tu móvil, al menos a la hora de actualizar el sistema.

Descarga directa a la segunda partición del sistema

Descargar una actualización del sistema en Android conlleva algunos procesos más de los óptimos, y Google se ha puesto manos a la obra para mejorarlo. Tradicionalmente, primero se descarga el gran archivo en la memoria del teléfono (aquella que quizá ya tienes medio llena con tus fotos, aplicaciones y vídeos). El archivo se descomprime entonces en la partición de caché y si las firmas son correctas, se procede a la instalación.

Este sistema cambia con los streaming OS updates, una tecnología derivada de las A/B seamless updates que ya se introdujo en Android Nougat pero que básicamente solo se está aprovechando en los teléfonos Píxel, los únicos con la partición A/B del sistema necesaria.

Para que nos entendamos, con las particiones A/B del sistema Google buscaba actualizaciones del sistema con menos interrupciones. Al actualizarse Android, puedes seguir usando el teléfono con la partición del sistema A, mientras la actualización se aplica a la partición B. Al reiniciar, se intercambian las particiones y ya tienes el sistema actualizado, sin esperas.

Las actualizaciones no pasan por el almacenamiento, sino que se descargan directamente en la segunda partición del sistema

Con Android O Google le da una pequeña vuelta de tuerca a este sistema de modo que la actualización se puede descargar directamente a la partición B (de ahí el streaming del nombre). No es necesario por tanto pasar por la memoria interna del dispositivo. La actualización es por tanto más rápida e independiente del espacio libre en el dispositivo.

Podría pensarse que este sistema es contraproducente pues ese espacio para la partición adicional queda reservado y no disponible para el usuario. Es cierto, aunque a cambio los dispositivos con particiones A/B no necesitan partición para la caché o para el modo recovery, de modo que viene a ser lo mismo, pero más óptimo. Si te interesa el dato concreto, Google lo ha calculado: las particiones A/B solo requieren 320 MB más en el Pixel.

Más información | Android
En Xataka Android | El equipo de Android O nos da más detalles sobre Project Treble y el soporte nativo de temas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios