Publicidad

Android 10 Q tendrá una función para evitar sobrecalentamientos y permitirá a las apps desactivar sensores

Android 10 Q tendrá una función para evitar sobrecalentamientos y permitirá a las apps desactivar sensores
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cada vez pasamos más tiempo jugando con nuestro teléfono móvil, y los juegos además suben en requerimientos, con motores gráficos más exigentes y que hacen que el teléfono sufra más. Y cuando un teléfono sufre, aumenta la temperatura. Es algo inevitable cuando hablamos de dispositivos tan compactados y con métodos aún ineficientes de disipación de calor.

Parece que ahora Google quiere poner algún tipo de solución a este problema, y ya tiene una API en desarrollo para el futuro Android 10 Q que liberó su tercera beta. Una API para que las propias aplicaciones, principalmente los juegos, sean capaces de desactivar algunos componentes del teléfono, y manipular determinados ajustes, para evitar el sobrecalentamiento en la medida de lo posible.

Thermal API, en camino

Thermal

Así se llama la nueva API que Google incluirá en Android Q, y para la que los desarrolladores recibirán documentación específica. Una API que les permitirá introducir determinados procedimientos en sus aplicaciones y juegos para poder asegurarse de que siguen funcionando cuando la temperatura del sistema aumente más de lo deseado.

En esta API se incluirán distintos tipos de mecanismos, como la posibilidad de reducir la tasa de frames, la resolución e incluso el volumen del dispositivo. Todo en pos de mantener la experiencia a unos niveles aceptables durante más tiempo. Así, se podrán activar disparadores que salten cuando el sistema informe a la aplicación de que la temperatura es demasiado elevada.

Thermal podrá desconectar el HDR, la WiFi, los datos, el flash de la cámara e incluso sensores del teléfono

También se podrá reducir la resolución dinámica en los videojuegos, la visualización HDR e incluso prescindir de la conexión de datos si no es necesaria en ese preciso momento. Además, la cámara del móvil podrá desactivar el flash e incluso se podría desactivar el procesado avanzado de imágenes, pues todo ello contribuye a un exceso de trabajo en el procesador y al consiguiente aumento de temperatura.

Todos estos sistemas se habían visto con anterioridad de una forma u otra, pero ahora Thermal API permitirá también desconectar determinados sensores si no son necesarios y se encuentran consumiendo batería y/o procesos del sistema. Thermal API establecerá distintos niveles de "riesgo" para los que activar estos disparadores. La clasificación por ahora se fija en "None", "Light", "Emergency" y "Shutdown". Nada, ligero, emergencia, apagado.

Google ya ha informado de que trabajará con los propios fabricantes para que esta API pueda ser integrada con éxito en las distintas capas que circulan por el mercado, y los desarrolladores también podrán decidir qué cercenar llegado el momento para tratar de prolongar la experiencia. De juego, se entiende, llegado a este punto.

Vía | Android Authority

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir