Publicidad

Así revive el Samsung Galaxy S5 con LineageOS: la importancia de las ROMs en móviles desactualizados
Sistema operativo

Así revive el Samsung Galaxy S5 con LineageOS: la importancia de las ROMs en móviles desactualizados

¿Cómo revivir un teléfono que quedó en Android 6 y que lleva varios años sin recibir actualizaciones de seguridad? Instalar una ROM cocinada es la única opción, como he hecho con mi Samsung Galaxy S5. Tras analizar el teléfono tal y cómo quedó en su momento, he decidido refrescarlo con LineageOS y Android 9 Pie. El experimento ha resultado ser mejor de lo esperado.

Ser un enfermo de la tecnología suele despertar el ansia de renovar el teléfono móvil más a menudo de lo necesario. Es lo que me lleva ocurriendo desde que empecé a ganar dinero por mí mismo: me sería imposible decir de memoria todos los móviles que han pasado por mis manos. La mayoría los he ido vendiendo, otros los regalé a mi familia y amigos. Unos pocos quedaron en el cajón a la espera de tener una nueva vida, como es el caso del Samsung Galaxy S5, un smartphone que, como suele a ocurrirle a las viejas glorias, quedó completamente desactualizado. Por suerte, resulta posible salvar el abismo temporal con ayuda de los desarrolladores. En mi caso, gracias a LineageOS.

El Samsung Galaxy S5 actualizado a Android 9 Pie

Samsung Galaxy S5 Lineageos

Aún hoy sigue siendo un móvil potente por más que muchos smartphones de gama media actuales (y nuevos) le sobrepasen en prestaciones. Y la experiencia con LineageOS oficial en su versión 16 (Android 9 Nightly) ha resultado ser muy buena: no he echado de menos nada. El aspecto de la interfaz es de stock (¿quién querría tener aún TouchWiz?), el funcionamiento es fluido a pesar de algunas ralentizaciones en la configuración y no me he topado con errores reseñables. En definitiva: sorprende lo bien que sigue funcionando un teléfono desactualizado cuando se le instala un software reciente que se adapta a sus necesidades. Eso sí, no hay que olvidar que en su época era un gama alta, por eso ha envejecido más o menos bien.

Con Android 6 y TouchWiz el Samsung Galaxy S5 no iba mal, pero el aspecto del teléfono se notaba terriblemente antiguo. Además, la enorme cantidad de apps y servicios de Samsung ralentizaban el teléfono, se quedó sin parches de seguridad y en una versión de Android de hace más de cuatro años. Flashearle LineageOS 16 (Nightly) ha supuesto un gran refresco, mayor velocidad, seguridad y la garantía de que puedo seguir instalando aplicaciones a pesar de que el teléfono tenga 6 años. Que se dice pronto.

Samsung Galaxy S5 Lineageos El Samsung Galaxy S5 con su software original: TouchWiz

A nivel general las mejoras son notables, tanto en rendimiento como en velocidad, también en consumo de energía (es lo que más acusa el teléfono tras estar años sin usarse). Eso sí, hay un problema que no puede solucionarse: pese a que el software que aporta LineageOS 16 es reciente, y que Android 9 Pie no cierra la puerta a las apps y juegos actuales, el Snapdragon 801 es un procesador de 32 bits, una arquitectura ya vetusta que impide la instalación de algunas aplicaciones. Por ejemplo, no he encontrado una cámara de Google que funcione, ni siquiera una Gcam que estaba adaptada específicamente para procesadores de 32 bits. Fortnite no es compatible, por ejemplo, tampoco benchmarks como Geekbench. No es un grave problema teniendo en cuenta el logro de llevar Android 9 Pie a un móvil de 2014, pero sí un inconveniente notorio.

ROMs, el único recurso cuando el fabricante falla

Samsung Galaxy S5 Lineageos Capturas de LineageOS en el Samsung Galaxy S5

No recomendaría la instalación de ROMs cocinadas en móviles actuales ya que, por lo general, el software que traen de serie suele ser lo suficientemente bueno como para abrir la puerta a la mejor experiencia Android (siempre hay excepciones, como es lógico), pero sí resulta recomendable en aquellos teléfonos que se quedaron sin soporte y sin las actualizaciones de seguridad. El caso del Samsung Galaxy S5 es un ejemplo claro: LineageOS ha revivido por completo el teléfono, tanto en aspecto como en posibilidades. Ofrece un estilo Pixel stock gracias a las Gapps que le instalé, el funcionamiento es muy fluido, el consumo con la pantalla apagada es mínimo (nada que ver con el TouchWiz original) y LineageOS 16, con la última Nightly, ha actualizado el parche de seguridad a marzo de 2020. Esto sería inviable de seguir con el firmare original de Samsung: se quedó en agosto de 2017.

Ha cambiado tanto el teléfono que nadie diría que tiene casi seis años, una auténtica brutalidad para un smartphone. Pero ahí está: con Android 9 Pie, con todas las funciones extra de LineageOS (multitud de modos de pantalla, efectos de sonido, apps propias de cámara y archivos...) y sin que corra el riesgo de que aplicaciones tan importantes como WhatsApp dejen de funcionar debido a la antigüedad de la versión de Android. Vale la pena revivir un teléfono de esa categoría para seguir usándolo a diario, aunque sea en tareas menores. Como utilizarlo para aplicaciones que merezcan el acceso ROOT, como servidor multimedia o un punto de acceso WiFi con el que aprovechar todos esos GB gratis que están ofreciendo las operadoras.

Samsung Galaxy S5 Lineageos

Pensé que mi Samsung Galaxy S5 se quedaría como objeto de coleccionista, pero no: aún tiene mucha vida que ofrecer. Y todo gracias a los desarrolladores que dedican sus esfuerzos a que los móviles no mueran por falta de software actualizado: larga vida a las ROMs cocinadas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios