No, los Samsung Galaxy S23 no vienen con 60GB de bloatware. El espacio ocupado también depende de la región.

Galaxy S23 Ultra Almacenamiento
1 comentario Facebook Twitter Flipboard E-mail

Los Samsung Galaxy S23, Galaxy S23+ y Galaxy S23 Ultra son oficiales desde la semana pasada. Ya están llegando a los primeros afortunados que se pueden permitir pagar el coste de la gama premium. Precisamente por esto, surgió una polémica sobre la cantidad de bloatware preinstalado en los nuevos flagship de la firma coreana.

Algunos medios empezaron a hacerse eco de que estos modelos perdían 60GB de su memoria interna debido a las aplicaciones preinstaladas, llamadas comúnmente como bloatware. Pues tras analizar los datos, se ha comprobado que esto era falso.

A Samsung le gusta el bloatware, pero no tanto

Como hemos comentado, varios medios informaron de que los nuevos Galaxy S23 comenzaban su andadura con 60 GB de almacenamiento interno menos, debido a One UI 5.1. Se compararon los tamaños de instalación de One UI 5.1 con Windows 11 y la versión más pura y ligera de Android 13, ahí salía perdiendo la capa de Samsung. La atribución del consumo de 60 GB se le achacó al bloatware que la firma suele incorporar en sus teléfonos.

Samsung tiende a replicar todos los servicios que Google proporciona, con sus propias herramientas y soluciones. Eso da como resultado apps duplicadas. Si esto fuera verdad, como se suponía que era, los modelos de 128 GB verían como su almacenamiento se habría reducido prácticamente a la mitad.

Sin embargo, esto no ha resultado ser cierto. Como se ha demostrado, en la versión de 128 GB del Galaxy S22 Ultra, la parte de "Sistema" ocupa hasta 26,09 GB. En el modelo de 512 GB, esta cantidad incrementa a 55,23 GB. La web experta en Samsung, SamMobile reconoce que la nueva capa ocupa más en teléfonos de mayor cantidad, pero que esta varía dependiendo de la región.

Memoria Galaxy S23
Capturas de NotebookCheck.net

Tal y como comenta el usuario Golden_Reviewer en Twitter, One UI 5.1 tiene pérdidas de memoria al convertir el almacenamiento. Es decir, trata los 1.000 bytes como 1 KB en lugar de 10.24 bytes como es en realidad. Esto hace que el modelo de 512 GB tenga en realidad 476 GB utilizables. De la misma manera, un Galaxy S23 de 128 GB ofrece al usuario 119 GB aprovechables. De ahí venían las cantidades tan exageradas que fueron noticia en algunos medios.

Por su parte, Samsung no ha dado respuesta a por qué etiqueta estas pérdidas de memoria en el apartado de "Sistema". Este hecho provocó confusión entre periodistas y redactores del sector, como Ars Technica que entendieron que Samsung incorporaba una cantidad ingente de aplicaciones innecesarias.

Vía | Android Authority

Comentarios cerrados
Inicio