Publicidad

Probamos MIUI 11: la nueva capa de Xiaomi sorprende por su nuevo diseño y convence por su rendimiento
Sistema operativo

Probamos MIUI 11: la nueva capa de Xiaomi sorprende por su nuevo diseño y convence por su rendimiento

Publicidad

Publicidad

MIUI 11 se presentó de forma oficial hace un par de días, con la presentación de los Xiaomi Mi 9 Pro y Xiaomi Mi MIX Alpha. La nueva versión de MIUI se basa en Android 10 y, por lo que hemos podido probar, supone un salto importante respecto a la versión anterior, sobre todo a nivel de diseño.

Así pues, vamos a contarte nuestra primera impresión con MIUI 11, teniendo en cuenta, eso sí, que aún se encuentra en fase beta, y que la ROM que hemos probado no es exactamente la misma que llegará a los modelos europeos. No obstante, las diferencias son mínimas, por lo que la aproximación es más que válida para hacerse una idea de lo que encontraremos en los Xiaomi de nuestro país.

Un sistema de fuentes que cambia la experiencia al completo

Fuentes Xiaomi

La ROM que hemos podido probar ha sido la beta china del Redmi K20. La única diferencia de esta ROM con la global (la que tenemos en España) es que esta no tiene servicios de Google, pero hemos podido instalarlos desde la tienda de aplicaciones de Xiaomi en cuestión de un minuto. Aclarado esto, empezamos por las configuraciones del sistema. Aquí, pocos cambios, salvo una diferencia fundamental que hará acto de presencia por todo el sistema, las nuevas fuentes.

Xiaomi dedicó gran parte de la presentación de MIUI 11 a hablar de las fuentes, y llevaban razón en el importante cambio que suponen

Xiaomi le dio mucha importancia a este aspecto, y servidor no puede negar que, en un principio, pensó que un cambio de fuentes no podría ser algo tan relevante a nivel de sistema, pero pensar esto fue un error. La nueva fuente, Mi Lanting Pro, cambia por completo el look del UI. Todo es ahora más limpio, los textos se leen mejor, y el aire de Material Design se respira por cada rincón, como veremos más adelante.

Ajustes Miui 11 Las nuevas fuentes dejan ver un aspecto más limpio, por ejemplo, en los ajustes del sistema.

Llama la atención que podemos modificar al detalle el tamaño de la fuente. En el resto de capas Android, podemos escoger entre distintos tamaños predeterminados, pero con MIUI 11 podemos ajustar mediante una barra el tamaño exacto que queremos. Puede parecer un detalle menor a priori, pero el llegar a este nivel de ajuste en algo tan importante como la visualización del texto en la interfaz es bastante relevante.

Este cambio es especialmente bienvenido cuando entramos al menú de ajustes, en el que aparte de haberse cambiado dicha tipografía, se han rediseñado los iconos de cada categoría, con un look más colorido y atractivo, en nuestra opinión. Como no podía ser de otro modo, apps como Notas, correo o cualquier aplicación que se base en que escribamos y leamos texto, son ahora más agradables que nunca.

MIUI 11 huele a Android 10 por cada rincón, pero añade su "pizca de sal"

Miui 11 Look

El primer acto de presencia que notamos de la mano de Android 10 es la nueva gestión de permisos, que bebe directamente de iOS 12. Ahora, el sistema nos preguntará si queremos darle permisos a una aplicación de forma permanente, si queremos hacerlo tan solo cuando la estemos utilizando, o negárselos directamente. La interfaz escogida por Xiaomi es visualmente acertada, y muy cómoda, ya que los elementos del UI son generosos.

Screen Time

Por otro lado, algunos menús se han rediseñado para bien como, por ejemplo, las estadísticas del tiempo de pantalla. Este se acerca más que nunca a Android 10 nativo y, como ya podíamos hacer en Pie, nos permite ajustar el tiempo que podemos pasar con cada aplicación, ver estadísticas detalladas, etc. De nuevo, recalcamos el ejercicio de equilibrio entre fuentes y espaciado de los elementos, ya que todo se distingue con una facilidad notable.

Ya no tenemos que adivinar qué hace cada notificación, todo está más centralizado y se muestra de forma más visual
Notificaciones Miui

A nivel de notificaciones, MIUI sigue obligándonos a activar de forma manual algunas apps, pero ha habido un rediseño interesante en este menú. Ahora podemos ver de forma más visual la diferencia entre las notificaciones de pantalla de bloqueo, las notificaciones flotantes y los badges en icono, ya que antes, un usuario medio, tenía que intuir qué era cada una de estas notificaciones. Tras pulsar sobre estas opciones también apreciamos un ligero rediseño, que hace que podamos ver todo un poco mejor.

Dark Mode El modo oscuro se aplica incluso a las aplicaciones que no lo tienen, aunque esto aún está bastante verde.

Como no podía ser de otra manera, el tema oscuro hace presencia en MIUI 11. "Pero es que ya estaba en MIUI 10", podría argumentarse. Sí, pero no tan bien integrado. La interfaz para acceder al tema oscuro se ha rediseñado, mostrando en primer lugar el toggle para activar o desactivar, en segundo lugar la opción de programarlo de forma automática, pudiendo ajustar las horas exactas y, por último, la opción de "modo oscuro global".

Esta ya la vimos en propuestas como EMUI 10, y viene a forzar a todas las aplicaciones a utilizar el tema oscuro, aunque no lo tengan. No hemos podido hacer pruebas a fondo, ya que el modo está muy verde y, de momento, no tiene integración con Google Apps, WhatsApp y demás (ya que no son aplicaciones que se usen en China), no obstante, en Telegram, por ejemplo, ha funcionado. Será más que interesante, en un futuro, ver a qué apps aplica.

Todo se basa en el refinamiento, y es lo mejor que han podido hacer

En resumidas cuentas, MIUI 11 se basa en refinar lo que ya había mediante pequeños detalles que podemos apreciar si somos observadores. Las animaciones han cambiado, con especial mención a la animación principal al desbloquear el teléfono. La pequeña barra de abajo, si os fijáis en el GIF que os dejaremos más abajo, aparece de dentro hacia afuera (aparte de que la animación al completo es distinta). Los modos del Always On Display son ahora más personalizables que nunca. Podemos añadir formas animadas en color, e incluso añadir nuestros propios textos personalizados.

Aod

Dichos textos personalizados son configurables en prácticamente todos los sentidos, desde el color (bastante vistosos a nivel de opciones, por cierto), hasta la propia alineación que tendrán cuando los coloquemos en la pantalla principal. Como idea, aparte de para lucirlos a nivel estético, se nos ocurre que son una buena forma de ponernos recordatorios.

Los textos en AOD son una solución estética curiosa, aunque le vemos bastante uso a nivel de recordatorio
Aod Xiaomi Así luce el texto en el Always On Display.

En el 'app vault' (la pantalla izquierda de MIUI), ahora aparece el clima, algunas aplicaciones propias han recibido ligeros cambios de interfaz y en general todo es más limpio, menos recargado. A nivel de rendimiento, teniendo en cuenta que es una beta, sorprende que todo es ligeramente más fluido y rápido, por lo que tenemos buenas expectativas respecto a la versión final.

Los gestos siguen siendo los nativos de MIUI, y funcionan genial.
Las animaciones están mucho más pulidas.
Y así luce el nuevo Always On Display.

Así, nuestras primeras impresiones con MIUI 11 han sido más que satisfactorias, a la espera de que a lo largo del próximo mes de octubre se libere la primera remesa de actualizaciones para los Xiaomi de 2019, en los que podremos probar la versión estable de este fork.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir