Compartir
Publicidad
Publicidad

Análisis a fondo, HTC Flyer (II)

Análisis a fondo, HTC Flyer (II)
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Volvemos con la segunda parte del análisis a fondo del HTC Flyer. En el anterior post estuvimos viendo el hardware del tablet y también su acabado exterior. En resumen: un dispositivo bastante potente, a pesar de no contar con doble núcleo, y con la única pega de ser un poco pesado para el tamaño que tenía.

En esta segunda parte veremos qué tal se comporta el HTC Flyer en el uso normal, veremos en profundidad el funcionamiento del lápiz y si Gingerbread está a la altura de las circunstancias. Hecha la introducción, comencemos.

HTC Sense 3.0, una interfaz para olvidarnos de Honeycomb

HTC Flyer

Cuando HTC anunció el HTC Flyer y vimos cómo la versión del sistema operativo era Android Gingerbread 2.3 muchos criticaron a la compañía taiwanesa por traer una versión "obsoleta" y a priori poco optimizada para un dispositivo de tales características. Nada más lejos de la realidad, la versión que lleva de Android funciona perfectamente.

HTC ha apostado en el Flyer por Gingerbread y la versión 3.0 de su ya famosa capa de software HTC Sense. Un salto de calidad bastante importante respecto a 2.2 pero que, más allá de los cambios visuales y algunas modificaciones en el launcher no trae nada importante pero ojo: funciona perfectamente y se ve realmente bien. Que no incluya importantes novedades no significa que sea peor.

Uno de los detalles que se agradece en esta nueva interfaz es el hecho de que algunas apps de HTC están optimizadas para pantallas de siete pulgadas. Por ejemplo cuando desplegamos la barra de notificaciones y estamos en modo apaisado se aprovecha todo el espacio para mostrarnos las dos pestañas de opciones a la vez.

HTC Flyer

Además HTC Sense 3.0 viene con unos cuantos widgets: algunas caras conocidas pero mayormente viejos conocidos. Por ejemplo ahora utilizar FriendStream merece bastante la pena, así como el widget de noticias (que funciona realmente bien) o la estantería de libros virtuales que tengamos en el tablet.

Ahora hablemos de lo verdaderamente importante: el rendimiento. Tengo que reconocer que en todos los días que he usado el HTC Flyer no he echado de menos Honeycomb, versión que utilizo a diario en mi Asus Eee Pad Transformer. Gingerbread y Sense 3.0 dan la cara perfectamente en el HTC Flyer y su funcionamiento es estupendo, a pesar de pequeños problemas derivados de otras aplicaciones como veremos más adelante.

No obstante tampoco tenemos que preocuparnos mucho ya que HTC ya anunció en su día que actualizará el Flyer a Honeycomb en un futuro. De momento no tenemos fecha pero teniendo en cuenta que la última versión de Honeycomb ya cuenta con soporte nativo para tablets de siete pulgadas quien sabe si en un futuro no muy lejano recibamos la actualización.

El lápiz del HTC Flyer, uso y funcionamiento

HTC Flyer

En la primera parte del análisis del HTC Flyer hablamos por encima del lápiz del tablet sin embargo ahora nos toca meternos de lleno y explicar cómo funciona este accesorio. Como ya hemos hablado el lápiz actúa como una capa especial y nunca como un sustituto del dedo, algo que añade mucho más valor añadido que los punteros tradicionales de las PDAs.

Antes de entrar a explicar los usos del lápiz hagamos un breve repaso de cómo funciona el lápiz del HTC Flyer. Una vez nos encontramos en una aplicación compatible simplemente basta con pulsar sobre la pantalla y empezar a trazar con él. En lo que se refiere al uso hay que destacar los niveles de presión y la precisión con la que capta los trazos. No llega al nivel, evidentemente, de las tabletas digitales de sobremesa pero da un rendimiento excelente.

Además podemos configurar el lápiz de una forma muy sencilla. Cuando podemos usar el accesorio se iluminará en la esquina su icono, al pulsarlo nos aparecerá en la esquina una ruleta donde podemos elegir el tipo de pincel, el grosor y el color. En principio va bien servido de opciones pero se echa en falta algún color más en la paleta y que en un futuro veamos más aplicaciones compatibles con el lápiz.

HTC Flyer

El lápiz del HTC Flyer no funciona con todas las aplicaciones y, de momento, sólo es compatible con ciertas apps preinstaladas en el tablet. Por ejemplo tenemos "Notas" que, como podéis intuir, sirve para eso mismo: tomar notas. La aplicación combina perfectamente los trazos del lápiz, lo que escribamos usando el teclado virtual además de poder incluir fotografías y grabaciones de audio. Funciones que por ejemplo en una reunión son muy útiles.

Además todas las notas que tomemos en esta aplicación podemos exportarlas posteriormente a Evernote de forma automática, siempre y cuando tengamos conexión por supuesto. En realidad la utilidad de sincronizar las notas en Evernote es más por tener copias de seguridad de las mismas ya que a la hora de visualizarlas en el ordenador no es una maravilla pero cumple con su cometido.

Además de poder tomar notas podemos usar el lápiz para otras cosas. Por ejemplo podemos retocar las fotografías que hemos hecho con el tablet. También nos permite hacer capturas de pantalla en cualquier aplicación, menú… y luego podemos enviarlas por correo o sincronizarlas en Evernote. Todas las capturas de pantalla de este análisis se han hecho utilizando el lápiz para guardarlas.

HTC Flyer y los archivos multimedia

Foto de ejemplo

Para acabar con esta segunda parte del análisis hablaremos de las capacidades multimedia del HTC Flyer. En lo que respecta a la cámara el tablet viene con una cámara trasera de 5 megapíxeles y una resolución de 2592×1944 píxeles. En la cabecera de este apartado podéis ver una foto para que os hagáis a la idea de la calidad de la cámara.

En espacios abiertos cumple muy bien y en interiores con poca luz flojea un poquito. La cámara frontal funciona bastante bien. 1,2 megapíxeles, ideal para videoconferencias por Skype ahora que por fin se puede.

En cuanto a grabación de vídeo la cámara graba a una calidad de 720 líneas y el resultado es bastante aceptable. De nuevo nos encontramos con el problema de la luz, en cualquier caso cumple de sobra con lo que se puede esperar en un dispositivo de estas características.

Hablemos ahora de la reproducción de archivos. En cuanto al audio el HTC Flyer cuenta con Dolby Mobile y la verdad es que se nota si optamos por escuchar música o el sonido de una película sin cascos. Un buen detalle por parte de la compañía taiwanesa.

En la reproducción de vídeos el tablet también da la talla y nos permite ver vídeos en una calidad más que aceptable. La pantalla es bastante buena y el procesador lo suficientemente potente para reproducir archivos con cierta calidad. Además aplicaciones como Mobo Player funcionan perfectamente en el dispositivo.

HTC Flyer, compatibilidad con las aplicaciones

HTC Flyer

Antes de acabar y hacer las conclusiones de esta segunda parte del análisis me gustaría hablar de la compatibilidad con las aplicaciones. En principio cualquier app que funcione sin problemas en un smartphone va ir perfectamente en el HTC Flyer. Sin embargo hay pequeñas excepciones.

Por ejemplo hay apps como Tweetdeck que dan problemas, el scroll no termina de ir del todo fino. Posiblemente porque esté optimizado para pantallas más pequeñas. En cualquier caso de las aplicaciones que hemos probado pocas han dado este problema.

Conclusiones de esta segunda parte

En esta segunda parte el HTC Flyer ha vuelto a aprobar con nota. Uitlizar el tablet es una gozada, va muy fluído, el lápiz aporta un extra muy interesante y salvo pequeños detalles como las "limitaciones" de la configuración del lápiz poco se le puede reprochar.

En la tercera parte concluiremos el análisis con unas conclusiones generales y sobre si merece la pena – o no- comprar el tablet. De momento en estas dos partes ha salido bien parado pero al final la verdaderamente importante es la tercera quien decide si merece la pena hacerse con el tablet.

En Xataka Android | Análisis a fondo, HTC Flyer (I)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos