Compartir
Publicidad

Android for Work, el becario invisible que quiere triunfar en Google

Android for Work, el becario invisible que quiere triunfar en Google
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si ayer seguisteis la presentación de Google con nosotros, os habréis fijado en el Pixel C. Un dispositivo convertible que pese a que viene con la marca de dispositivos ChromeOS, en realidad se trata de una tableta Android con teclado que tiene buena parte de Nexus. Cuando hablaron de este dispositivo y mencionaron las diferentes características apareció un nombre que llevábamos tiempo sin escuchar: Android for Work.

Android for Work es, para quien no lo conozca, el intento de Google por entrar en el mundo B2B. Es decir, el sector profesional. La idea pasaba por crear un entorno de trabajo dentro de Android separado del resto de aplicaciones que usamos de forma cotidiana eliminando así la necesidad de llevar siempre dos dispositivos encima. Ayer fue una de las piezas claves para entender qué quería hacer Google con este tablet pero su presencia fue muy discreta.

Android for Work, solo para unos pocos

Android for Work es una gran idea, de verdad. Es cierto que el mundo profesional puede ser aburrido a veces, y más visto desde la perspectiva de los entusiastas de la electrónica de consumo. No es la idea más original del mundo, ni pretende serlo, ya que en dispositivos móviles hay varias opciones más como Knox de Samsung o más allá de Android en plataformas como BlackBerry.

La idea de tener separado el trabajo y lo personal es fantástico porque elimina, como decíamos, el tedio de tener que llevar dos dispositivos siempre encima. Además, al ser una solución propuesta por Google hace que sea fácil de usar en cualquier dispositivo al margen de las especificaciones. De hecho, en cualquier dispositivo con KitKat o una versión superior funciona sin mayor problema.

Hasta aquí todo bien. De hecho, seguro que hasta os empieza a gustar la idea de separar más cada faceta de la vida y tener todo bien ordenado. La plataforma, además, cifra toda esa información "for Work" para que los datos estén seguros y a buen recaudo. ¿Quieres empezar a utilizarlo? Tengo malas noticias para ti.

Work

Como el resto de plataformas orientadas a B2B en dispositivos móviles, no es tan sencillo como activar una opción o descargarnos una aplicación. Bueno, en realidad sí que tenemos que bajar una app de Google Play. El problema es que para poder utilizarlo la empresa para la que trabajamos, o la propia nuestra, debe estar inscrita en el programa Android for Work que ofrece Google.

Aquí empiezan las complicaciones porque entramos en depender de si quien para trabajamos lo tiene activo o no ya que, como suele ocurrir en estos casos, luego necesitaremos a alguien de Sistemas Informáticos para que nos haga la configuración en nuestro móvil personal. El mundo empresarial es más serio y Google sabe que necesita de estos grados de confianza para que la gente utilice su servicio.

En Pixel C será una opción que podremos configurar pero decirlo en el fondo es una obviedad porque a día de hoy la mayoría de móviles y tablets Android del mercado pueden usarlo también. La diferencia en este caso está en el dispositivo y como apuntaba Alejandro esta mañana a que Google se empiece a tomar un poco más en serio el mundo profesional.

Pixel C no será la punta de lanza

Hasta la fecha ninguno de los dispositivos Nexus ha sido un superventas y lo que presentó ayer Google no apunta a lo contrario. Tampoco es un problema, van a un nicho diferente. En el caso de Pixel, en Mountain View tienen claro que quieren entrar al mundo profesional e impulsar su plataforma y servicios. Si pretenden hacerlo con este tablet convertible, no termino de verlo.

650 1200 97

Si Microsoft ya tiene problemas para comercializar Surface (un dispositivo mucho más potente y completo), imaginad a una Google que tampoco es que tenga una grandísima en vender productos electrónicos. A estos dos dispositivos además hay que sumarle el iPad Pro que aún siendo muy de nicho logrará atraer a mucha gente, nos guste más o menos Apple.

Comparando los tres convertibles, veo al Pixel por debajo en casi todas las facetas. No hablo solo de hardware sino de software y es que tanto iOS como Windows han dado pasos importantes para tener un sistema adaptado a la tableta. Android, en cambio, todavía sigue atrás en varios aspectos como aprovechamiento de la pantalla, aplicaciones optimizadas, etc.

La verdadera punta de lanza de esta plataforma será el dispositivo que tenemos ahora mismo en la mesa, o el que estás usando para leer este post. Hablo del móvil. Para las empresas Android for Work puede ser un buen hilo conductor para unir dispositivos y no tener que invertir tanto en dispositivos. Queda la duda de cuánta gente querrá esa convergencia.

650 1200 14

Veremos qué tal Pixel C pero por precio (499 dólares el modelo más básico, más 149 por el teclado) no parece que vaya a ser una opción del todo atractiva para quien busque un dispositivo convertible con el que trabajar. El tiempo lo dirá pero, como el Pixel original con Chromebook, esto huele a un experimento más de Google.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio