Publicidad

ASUS Zenpad, primeras impresiones
Tablets

ASUS Zenpad, primeras impresiones

Publicidad

Publicidad

Tras el hype de los tablets, cada vez hay menos lanzamientos en esta categoría y, la mayoría de ellos, orientados a la gama de entrada donde se lucha más por el precio. Aquí ASUS siempre ha tenido opciones muy interesantes y este año ya ha presentado su renovación de tabletas. Un modelo que, todo sea dicho, se hacía necesario tras haber adoptado el año pasado una nueva identidad en telefonía móvil.

Con el nombre de Zenpad vemos como los taiwaneses unifican la marca Zen para llevarla a los tablets. Mismo concepto de sencilled y pulcritud pero con elementos diferentes respecto a los portátiles Zenbook y los teléfonos Zenphone. Hay bastante en común también, especialmente en la parte de software. En Taipei hemos tenido oportunidad de probarlo y estas son nuestras impresiones.

Diseño diferente pero mismo concepto

Tras unos cuantos años lanzando tablets tope de gama, ASUS decidió cambiar de rumbo y lanzar productos más modestos. Lo cierto es que todavía le cuesta en algunos mercados como nos confirma gente de la compañía pero creen que este año van a conseguir mejores resultados con el Zenpad. Una tableta que bebe mucho del concepto Zen pero a la vez busca su propia identidad.

La sensación en mano cambia un poco respecto a los modelos anteriores. La parte trasera tiene un tacto ligeramente rugoso que intenta simular la textura de una piel. El falso doblado que lleva a modo de solapa de una cartera es meramente estético y no aporta nada a la experiencia de uso. De frente, un tablet sencillo con los marcos generosos para que podamos colocar los dedos sin pulsar por error.

Pad2

La pantalla intenta atraer con el brillo y un buen perfil de color pero la resolución se nota escasa, a estas alturas un tablet que tenga 1280x800, pese a ser gama de entrada o media no es suficiente. En imágenes no es algo que se note pero en cuanto la tipografía es algo pequeña se dejan ver las carencias del panel. Poco más que achacar porque en luminosidad parece que no habrá problemas pero el cristal frontal es algo grueso y produce bastantes reflejos.

El procesador Intel Atom que monta da un buen rendimiento, al menos en el rato que hemos estado con él. Ágil, fluido pero con algún tiempo de carga algo lento con aplicaciones pesadas como juegos pero quiero entender que es más efecto demo que cosas de la unidad final. De hecho, unas cuantas aplicaciones introducidas por ASUS no funcionaban del todo bien.

ZenUI tiene una buena adaptación al formato tablet e intenta aprovechar el espacio extra para gestionar mejor la interfaz, sobre todo en determinados menús. Sin embargo, se echan en falta algunas aplicaciones más para darle valor al dispositivo. La mayoría son portadas del móvil y salvo la gestión de notas, que no funcionaba correctamente, no había nada especialmente interesante.

Pad3

A priori, los 4.000 mAh de la batería suenan a poco y parece que en viajes o actividades de alto rendimiento se va a quedar un poco justa. De nuevo, habrá que verlo en nuestro análisis para sacar conclusiones pero sobre el papel saben a poco, aunque estén en la media con otras tabletas parecidas.

Aunque han cambiado el diseño y han apostado por hacer una tableta diferente en el factor forma, los pilares se mantienen: lanzar un modelo asequible y convencer con el precio y el aspecto que con especificaciones o software específico. Si termina siendo asequible, será una tableta interesante para quien no quiera algo demasiado grande y que funcione sin mayores problemas. Más allá de eso, poco público va a tener.

Pad4
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir