Cómo usar un DNS privado en Android y para qué sirve

Cómo usar un DNS privado en Android y para qué sirve
1 comentario

Las direcciones DNS privadas son una manera excelente de aumentar la privacidad en el teléfono al tiempo que se obtienen otros beneficios, como filtrado de publicidad o mayor velocidad de las conexiones a Internet (todo dependerá del DNS privado en cuestión). Android incluye la opción de añadirlo fácilmente, te explicamos cómo.

Las conexiones que establece nuestro teléfono con los servidores de Internet pasan a través de diversos filtros hasta encauzar los paquetes de datos hasta los lugares donde se almacena la información que buscamos. Esto deja un rastro bastante sencillo de seguir que se puede ocultar (más o menos) con distintas tácticas: desde los túneles o VPN al uso de redes como TOR. También los DNS privados pueden ser una buena herramienta. En Android son bastante sencillos de utilizar.

Direcciones DNS privadas: fáciles de configurar en Android 9 y superior

Dns Privado

Google introdujo la inclusión de DNS privadas en Android 9 Pie, dentro del apartado de red. Gracias a esto no sólo pasó a simplificarse su configuración, también su activación y desactivación. ¿Que quieres utilizar las DNS privadas puntualmente cuando abres una app? No hay problema: en unos segundos las tienes activas.

La configuración de Android incluye de serie un apartado para las citadas DNS privadas, sólo hay que hacer los siguientes pasos:

  • Accede a la configuración de tu Android y entra dentro de las opciones de red.
  • Busca en 'Más ajustes de conexión', 'Más conexiones', 'Configuración avanzada' o mensaje similar. Cada modelo y marca ofrece la opción de distinta manera.
  • Localiza el apartado de 'DNS privado' y entra en el menú.
  • Escribe la dirección del DNS elegido y guarda la configuración.
  • En el caso de móviles Xiaomi quizá no te aparezca en los menús el ajuste de DNS privado. Para localizarlo búscalo en la pantalla de los ajustes, dentro del buscador de la zona superior. Si sigue sin salir instala 'Hidden settings for MIUI'. Desde la app tendrás acceso al ajuste de las direcciones DNS privadas.

Una vez tengas el DNS privado activo todas las conexiones se filtrarán con él para obtener, de rebote, las características que ofrezca el proveedor de DNS. Por ejemplo, las de CloudFlare (1.1.1.1) aportan una mayor velocidad resolviendo la IP de las webs; y las DNS privadas de AdGuard (dns.adguard.com) ofrecen eliminación de anuncios en apps y web.

Pese a las ventajas añadidas de los servidores DNS, debes tener mucha precaución: las empresas que operan los servidores DNS tendrán un registro de todo lo que hagas en el teléfono.

Ventajas de las direcciones DNS privadas

Dns Adguard
Filtrado de DNS mediante AdGuard (VPN)

Las ventajas de este tipo de DNS son múltiples, todo dependerá del servicio en cuestión: desde mayor privacidad (permiten esconder las conexiones a nuestro operador) a más velocidad en el uso del navegador y las aplicaciones (si el servidor DNS que configuremos resuelve más rápidamente las direcciones IP la velocidad del teléfono será mayor). Eso sí, hay que dejar bien claro que también suponen un riesgo: el DNS privado que se configure sabrá casi todo del uso que se haga de Internet.

Los servidores DNS pueden mejorar la privacidad y velocidad del teléfono a cambio de filtrar (y conocer) todas y cada una de las conexiones que haga el móvil

Si tienes un servidor DNS de confianza, y no quieres andar configurándolo en las conexiones del móvil o tener que instalar una aplicación, configurarlo como DNS privado te permite no sólo hacer uso de sus bondades, también facilita la tarea de configuración. Además, la copia de seguridad de Android guarda el DNS privado elegido: una vez lo configures lo tendrás en cada nuevo dispositivo.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio