Google habla oficialmente, defenderá a Android de las demandas de patentes

Sigue a

android-furioso1.jpg

Pocas personas dudan del futuro de Android, y la competencia le teme, por eso en vez de innovar y mejorar sus productos se están centrado en demandar a Android para así intentar frenar su éxito y que fabricantes tengan que pagar licencias más caras que optar por otro sistema operativo.

Muchos acusaban a Google de mantenerse callada mientras vemos semana tras semana como Microsoft y Apple demandan a empresas que apuestan por Android como HTC, Samsung o Motorola con patentes de dudosa legalidad. Hace semanas se rumoreaba que Google se iba a meter de lleno a esta guerra sin sentido de patentes y parecía confirmarse hace unos días cuando vimos que compraba más de 1.000 patentes a IBM, pero no es hasta ahora cuando lo hacen público.

El director del Departamento Legal de Google, David Drummond, acaba de hacer un comunicado donde explica lo que esta pasando y las medidas que van a hacer para proteger Android, la innovación y a los fabricantes y usuarios que apuestan por su sistema operativo:

He trabajado en la industria de la tecnología por más de dos décadas y no es ninguna novedad que Microsoft y Apple siempre han estado en lados opuestos del ring. Por eso, cuando ambas compañías se juntan, uno comienza a preguntarse qué es lo que realmente está ocurriendo. Esto es lo que está pasando:

Android está en su mejor momento. Más de 550 mil dispositivos Android son activados por día, a través de una red de 39 fabricantes y 231 operadores. Android y otras plataformas están compitiendo intensamente y eso da como resultado nuevos dispositivos y fantásticas aplicaciones móviles para el consumidor.

Pero el éxito de Android ha arrojado otro tipo de resultado: una campaña hostil organizada contra Android por Microsoft, Oracle, Apple y otras compañías, basándose en dudosas prácticas con patentes.

Llevan a cabo esta campaña asociándose para adquirir las viejas patentes de Novell (el grupo “CPTN” incluyendo a Microsoft y a Apple) y las viejas patentes de Nortel (el grupo “Rockstar”, incluyendo a Microsoft y a Apple), para asegurarse de que Google no tenga esas patentes; buscando 15 dólares de precio de licencia por cada dispositivo Android; tratando de que sea más costoso para los fabricantes de teléfonos licenciar Android (que nosotros proveemos de forma gratuita) que licenciar Windows Mobile; e incluso iniciando juicio a Barnes & Noble, HTC, Motorola y Samsung. Siempre se consideró que las patentes fueron creadas para promover la innovación, pero últimamente están siendo usadas como un arma para detenerla.

Un smartphone podría involucrar hasta 250 mil reclamos de patentes (la mayoria cuestionables), y nuestros competidores quieren imponer un “impuesto” para estas dudosas patentes, lo que haría aumentar el precio final que paga el consumidor por un dispositivo Android. Lo que buscan es que sea más dificultoso para los fabricantes vender dispositivos Android. En vez de competir mediante el desarrollo de nuevas funcionalidades y dispositivos, estas compañías están librando su batalla a través de litigios.

Esta estrategia anti-competitiva está haciendo que suba también el costo de las patentes, mucho más de lo que realmente valen. Los 4.500 millones de dólares que ganaron Microsoft y Apple por el portafolio de patentes de Nortel son casi cinco veces más que el costo de 1.000 millones que se habia estimado antes de la subasta. Afortunadamente, la ley contempla con suspicacia la acumulación de patentes dudosas con fines anti-competitivos, lo que significa que esta prácticas podrían ser sujetas a un escrutinio regulatorio y la burbuja de las patentes podría explotar.

No somos ingenuos; la industria tecnológica es un sector duro y en constante cambio; por eso nos enfocamos en nuestro propio negocio y en desarrollar mejores productos. Pero en esta instancia creemos que es importante expresar nuestro punto de vista y dejar claro que estamos decididos a preservar a Android como una opción competitiva para el consumidor, deteniendo a quienes traten de que así no sea.

Estamos buscando las maneras de alcanzar este objetivo. Nos alienta el hecho de que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos haya obligado al grupo que mencioné a licenciar las antiguas patentes de Novell en términos justos, o sea investigando si Microsoft y Apple adquirieron las patentes de Nortel para fines anti-competitivos. También estamos contemplando otras maneras de reducir las amenazas anti-competitivas contra Android, reforzando nuestro propio portafolio de patentes. Si no actuamos, los consumidores podrían encontrarse con costos más altos para los dispositivos Android y contar con menos opciones a la hora de elegir su próximo teléfono.


Actualización: Poco ha tardado Microsoft en defenderse al comunicado de Google. Alega que se le ofreció a Google a participar en la compra conjunta de las patentes de Novell pero Google rechazó la oferta y prefirió intentar comprar ella sola el paquete de patentes. Los comunicados los han hecho Brad Smith, abogado principal de Microsoft y Fran Shaw, Jefe de Comunicaciones de Microsoft a través de Twitter.

Parece que Google no quiso aceptar la compra conjunta ya que al compartir las patentes con Microsoft, Apple y más compañías no podía usarlas para defender a Android, con lo que quiere conseguir patentes exclusivas para usarlos contra quienes les demandan.


Actualización 2: Google explica los motivos por los que no aceptó la compra conjunta de patentes:

No nos sorprende que Microsoft quiera desviar la atención tratando de instalar en la opinión pública un falso “descubrí tu movida, Google!”, mientras que no responde a la esencia de los temas que hemos puesto sobre la mesa. Si uno lo piensa cuidadosamente, son obvias las razones por las que Google ha rechazado la oferta de Microsoft. El objetivo de Microsoft ha sido mantener alejadas de Google y de los fabricantes de dispositivos Android cualquier patente que pudiera ser usada para defendernos de sus ataques. Una adquisición en conjunto de las patentes de Novell que diera a todas las partes una licencia, hubiera eliminado cualquier protección que estas patentes pudieran dar a Android contra los ataques de Microsoft y sus socios. Asegurándose de que no pudiéramos usar estas patentes para defender a Android –y haciéndonos pagar por el privilegio- puede haber parecido una estrategia ingeniosa para ellos. Pero no caímos en la trampa.

Finalmente, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos intervino, obligando a Microsoft a vender las patentes que compró y demandando que el grupo que ganó en la subasta (Microsoft, Oracle, Apple, EMC) le diera una licencia a la comunidad de fuente abierta. Estos cambios eran, según el Departamento de Justicia, “necesarios para proteger la competencia y la innovación en la comunidad de software de código abierto”. Esto sólo confirma nuestro punto: nuestros competidores están librando una guerra de patentes contra Android y trabajando juntos para prevenir que consigamos patentes que ayudarían a equilibrar la balanza.


Más información | Google Mobile Blog
Imagen | PhotoShack
En Xataka | Google cansada de las patentes que atacan a Android piensa pagar con la misma moneda

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

33 comentarios