Compartir
Publicidad

Nexus 6 será un terminal minoritario, le pese a quien le pese

Nexus 6 será un terminal minoritario, le pese a quien le pese
Guardar
94 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los que teníamos alguna esperanza de que hubiera una renovación tranquila del Nexus 5, mejorando especificaciones pero sin grandes estridencias nos fuimos frustrando a lo largo de los días según las filtraciones se iban sucediendo.

El mayor problema de este nuevo Nexus 6 es, claramente, su tamaño. Seis pulgadas están en la barrera entre tablet y móvil. Es cierto que lo que antes era muy grande (por ejemplo, el primer Galaxy Note) ahora es estándar o incluso pequeño para la gama más alta (hasta el iPhone tope de gama es de 5,5 pulgadas, quien lo hubiera dicho hace sólo un año). Pero seis pulgadas están en la parte muy alta de los phablets.

Por tanto Google ha lanzado esta vez un producto de nicho. Sí, tiene todas las ventajas de los Nexus (actualizaciones largas y rápidas, producto sin personalizaciones, viene con la última versión de Android) pero si lo que querían era un producto masivo, como parece que intentan desde el Nexus 4, se han equivocado.

¿Android Wear en la estrategia de Google?

Con esta estrategia parece que Google asume que llevaremos siempre dos dispositivos encima. Uno de pantalla pequeña, muy pequeña, para casi todo el día, en nuestras muñecas. Con Android Wear, claro. Y otro que al usarlo menos puede ser más grande, en nuestros bolsillos / bolsos.

Nexus 6

Y creo que esto es un error. No todo el mundo está hecho para llevar un reloj inteligente. Es un producto que busca resolver una necesidad que no existe en la mayoría de la gente. Y por tanto las seis pulgadas se antojan excesivamente grandes para un producto principal.

Y el precio, el gran error

Y el último punto en el que Google se equivoca es al no ser agresiva en precio (649 euros para el modelo de 32 GB y 699 por 64 GB). Parece que la estrategia seguida con el Nexus 4 y 5 se rompe y los Nexus vuelven a ser productos con precios parecidos al resto de fabricantes.

La estrategia no acabó de cuajar. Aunque las ventas de los Nexus 4 y 5 fueron muy superiores a todos sus antecesores no llegaron al nivel de otros fabricantes. Aquí Google recula y vuelve a sacar un producto que será minoritario: excesivamente grande para la mayoría, precio alineado con el resto y poco marketing. Está destinado al fracaso fuera de círculos especializados.

Ahora bien, quizá el motivo de estos precios es que los fabricantes no estaban muy contentos con Google. Hace poco Google llegó a un acuerdo con Samsung para que este último dejara de personalizar tanto su software. Y quizá parte de ese trato incluía que Google dejara de romper el mercado a precios, Samsung ya tiene bastante con los fabricantes chinos.

Por tanto estamos ante un terminal que aunque es una referencia y tiene muy buenas especificaciones va a ser un producto minoritario. Dentro de poco veremos el Samsung Galaxy Note 4 más barato y con toneladas de marketing. ¿Cuál se comprará la gente? Está claro.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos