Sigue a

Primeros pasos con Android

No es ningún secreto que la venta de smartphones aumenta mucho en estas fechas, y es que los regalos preferidos por la mayoría suelen ser dispositivos electrónicos. Los teléfonos inteligentes continúan implacables su conquista del mercado, y Android se ha convertido en el sistema operativo más elegido del mundo.

Es por esto que en Xataka Android nos vemos obligados, sabiendo que muchos estrenarán un teléfono Android estos días, a actualizar una guía de bienvenida que les ayude a encender por primera vez su nuevo smartphone, y a configurar y conocer los aspectos más básicos de un dispositivo de estas características.

Venga, saquemos del huevo a nuestros nuevos androides verdes y veamos qué podemos hacer con ellos:

Definiendo Android

Android es un sistema operativo de código abierto para dispositivos móviles nacido bajo la sombra del gigante Google, padre de la criatura y responsable de la mayoría de servicios integrados en él.

Que sea código abierto implica gratuidad y licencia de implementación en casi cualquier dispositivo, porque los fabricantes pueden acceder al código fuente para adaptarlo a su hardware y sus necesidades. Es por que esto que vemos Android en teléfonos, tablets, miniordenadores USB, e incluso equipos multimedia para coches y otros dispositivos.

Samsung Galaxy SIII

Android está basado en el kernel de Linux, y su estructura se compone de aplicaciones que se ejecutan en un framework Java gracias a la máquina virtual Dalvik. Esto nos ilustra la libertad de usar un sistema operativo como este, y es que las herramientas de programación y su implementación son gratuitas. Además, desarrollar aplicaciones para Android es relativamente sencillo en un lenguaje tan extendido como Java, de ahí que cuente con buena aceptación entre fabricantes y desarrolladores.

Existen en el mercado ya varias versiones del sistema operativo Android. De momento conocemos, por orden, 1.5 Cupcake, 1.6 Donut, 2.0/2.1 Éclair, 2.2 Froyo, 2.3 Gingerbread, 3.x Honeycomb, 4.0 Ice Cream Sandwich, 4.1 y 4.2 Jelly Bean. Cada una tiene funcionalidades diferentes y soporta aplicaciones diferentes, así que es mejor estar lo más actualizado posible. Podréis comprobar la versión de Android de vuestro terminal en Ajustes > Acerca del teléfono > Versión del firmware, y también en los ajustes podremos comprobar si existen nuevas actualizaciones para nuestro terminal.

Cada fabricante puede modificar como guste el código de Android, añadiendo software personalizado, modificando la interfaz o simplemente cambiando el aspecto gráfico. Es probable que, si vuestro terminal no es un Nexus, el fabricante haya añadido sus propias personalizaciones. La interfaz Pure Google, la original de Android, es la que vemos en los Nexus, Android Dev Phones o dispositivos de desarrollo de Android, aunque las funciones básicas suelen no cambiar mucho de un fabricante a otro.

Bienvenida al Nexus 7

Además, existen muchas comunidades relacionadas con Android, tanto en castellano como en otros idiomas, donde podremos encontrar información relativa a nuestros terminales, como manuales para desbloquearlos, instalación de parches y mejoras, y ROMs modificadas como Cyanogenmod, que buscan mejorar Android Pure Google y llevarlo a muchos dispositivos de varios fabricantes. La comunidad más importante en castellano es HTCMania, comunidad recomendada, aunque la mayor parte de desarrollos se cuecen en la americana xda-developers.

Un aspecto importante y que no debemos olvidar es que Android es un sistema operativo multitarea, lo que implica que podremos ejecutar aplicaciones en segundo plano de manera sencilla y nativa. A partir de Android 4.0 podremos acceder a un gestor de multitarea específico manteniendo pulsado la tecla HOME, y en las versiones anteriores podremos acceder del mismo modo a las últimas aplicaciones ejecutadas.

Primeros pasos con Android, ¿qué necesitamos y como lo usamos?

Para sacar el máximo partido posible a un teléfono Android sólo necesitamos dos cosas básicas: una cuenta de Google y una tarifa plana de datos.

La primera es imprescindible, sí o sí, pues no debemos olvidar que Android nace de Google y utiliza todos los servicios integrados de Google. Lo primero que hará nuestro teléfono al encenderlo será reclamarnos nuestra cuenta de Google, sirve la de Gmail, y necesitaremos tenerla configurada para acceder a la sincronización en la nube all-time que realiza Android.

A partir de entonces, nuestros contactos estarán directamente sincronizados desde Google Contacts hacia el dispositivo en ambos sentidos, con lo cual nunca los perderemos aunque cambiemos de terminal, pues seguirán estando guardados en los contactos de Gmail. Además, podremos usar el gestor desde el PC para importarlos desde un fichero o crear y borrar contactos fácilmente.

Google Accounts

Si esto nos abruma un poco, lo demás no es menos impactante, pues Gmail se sincronizará en modo push pudiendo recibir correos electrónicos como si de SMS se tratase. También se sincronizará automáticamente la agenda con Google Calendar, llevaremos siempre activo Google Talk, la mensajería instantánea de Google, y Google +, su red social.

Android también sincronizará Google Maps directamente, y podremos utilizar Google Latitude para indicar a quien queramos de entre nuestros contactos, la posición en la que estamos en cada momento. Incluso las imágenes se podrán subir automáticamente a Google Fotos.

¿Nos olvidamos de los documentos? Pues tampoco, Google Drive ofrece sincronización de nuestros documentos, además de posibilidades de edición en línea y en el dispositivo de ficheros de Word, Excel, etc.

No hay que asustarse, la conectividad es el futuro, y tener todos nuestros datos en la nube facilita enormemente las configuraciones, además de permitir acceder a nuestra información desde cualquier dispositivo en cualquier parte. Dicha información estará debidamente protegida, e incluso el terminal implementa varios métodos de seguridad y bloqueo para casos de robo.

De hecho, si algo pedimos a Android los usuarios más viejos del lugar es más sincronización, con un Game Center que nos guarde en línea nuestros mejores puntuaciones y progresos, y también guardado online de configuraciones.

Duda Operadoras

Lo que acabáis de leer explica la necesidad de lo segundo, la tarifa plana de datos, y es que la sincronización constante necesita una conexión a Internet permanente. Sin esta conexión un terminal Android estará cojo en todos los sentidos y no lo disfrutaremos plenamente. Aun así, si no tenéis pensado contratar la tarifa de datos, debéis descargaros APNdroid o aplicaciones similares, que evitarán cualquier intento de conexión automática del terminal a Internet.

Configuraciones iniciales

Una vez encendido y realizados todos los pasos de la configuración de encendido, accederemos a nuestro escritorio, y aunque veremos un tutorial, es posible saltárselo fácilmente en caso de que ya sepamos cómo funciona nuestro nuevo Android.

Familiarizarse con el escritorio es bien sencillo, pudiendo desplazarnos de izquierda a derecha por las diferentes pantallas del escritorio extendido. Encontraremos un botón que nos dará acceso al lanzador de aplicaciones, y la barra superior de notificaciones puede extenderse para mostrar cualquier interacción de nuestras aplicaciones favoritas.

Escritorios de Android

Se puede insertar widgets o cambiar el fondo de pantalla manteniendo pulsado el escritorio, y los botones funcionan de manera intuitiva, HOME, RETROCESO y MENU. Mateniendo pulsado HOME accederemos a la gestión de multitarea, y manteniendo pulsado el botón de MENU desplegaremos el teclado virtual.

Android es 100% personalizable, buenos ejemplos os dejamos en la imagen inferior acerca de lo que podemos hacer con nuestro escritorio:

Escritorios Android

Después de la familiarizaciones, tocan las configuraciones de la agenda y sincronización con Google, y el primer acceso a Play Store, dónde podréis comprar o descargar gratuitamente aplicaciones y juegos. También encontraremos algo importante en la memoria y su funcionamiento, pues tendremos limitaciones de este tipo si queremos instalar no sólo las aplicaciones básicas, sino también juegos de calidad, muy pesados en cuanto a cantidad de datos a instalar.

Como hemos visto, la personalización es importante, pues Android se puede convertir en un sistema operativo completamente a gusto del usuario. La barra de notificaciones es otro aspecto importante, no en vano es la copia más clara que iOS ha hecho de una implementación de Android, pues el centro de notificación fue una revolución en este sistema operativo.

Más que configuraciones básicas

Android no es sólo un sistema operativo sencillo de utilizar, pues si somos usuarios más inquietos podremos encontrar formas de instalar aplicaciones fuera de Play Store, hacerse root y para qué sirve, configurar la conexión a internet en caso de haber comprado el terminal libre, o incluso tenemos tutoriales acerca de cómo sacar partido del SDK para desarrolladores.

Root en Android Screenshots

Si os queda alguna duda más, podréis visitar nuestros glosarios de términos, que os resolverán dudas acerca de cualquier “palabro” técnico, y sino, también podréis usar Xataka Android Respuestas para acercarnos cualquier cuestión y que podamos resolverla en la medida de lo posible.

Bienvenidos a Android, y a disfrutar de las posibilidades que ofrecerá vuestro nuevo smartphone.

En Xataka Android | Primeros pasos con Android (colección completa de tutoriales)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios